La Habana. Año XI.
20 al 26 de OCTUBRE
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Palabras de elogio a los Maestros de Juventudes

Para honrar el magisterio

Jaime Gómez Triana • La Habana

Queridos Adelaida, Nelda, César, Mendive, Pancho, Luis:

Distinguidos invitados:

El 18 de octubre, celebramos el aniversario 26 de la Asociación Hermanos Saíz y la fecha obliga al recuento. Muchas han sido a lo largo de los años las tareas que como organización hemos asumido los jóvenes escritores y artistas que en oleadas sucesivas, hemos formado y formamos parte de ella. Promover el arte joven, crear y conquistar espacios para su socialización y realización y propiciar el debate acerca de sus principales problemáticas y desafíos han sido las misiones que como colectivo hemos llevado adelante, siempre a partir del diálogo —unas veces armonioso y otras discordante, por eso verdadero diálogo— con las instituciones del sistema de la cultura.

Obviamente, cuando ha trascurrido más de un cuarto de siglo desde la fundación de la AHS, alimentada en su génesis, como se sabe, por las experiencias acumuladas de las brigadas Hermanos Saíz y Raúl Gómez García y por el Movimiento de la Nueva Trova, podemos decir que es esta aquella organización de 1986 y, al mismo tiempo, que es otra totalmente distinta, íntegramente renovada. Por supuesto no hablo de cambios trascendentales que hayan propiciado una modificación rotunda y sustancial, en la AHS hemos aprendido a mantener el triunfalismo a raya. Si insisto en la renovación es justamente porque es nuestra condición natural. El reto principal ha sido romper los esquemas de manera permanente, evadir lo trillado y hablar siempre a partir de las nuevas necesidades de los más jóvenes siendo responsables y coherentes con el peculiar estilo de democracia que hemos heredado, sustentado en una estrategia de dirección colectiva que es el núcleo de nuestra unidad, la médula de nuestra diversidad.

No podría, no obstante, explicarse ese devenir si no estuviera conectado de manera profunda al compromiso raigal de los más notables escritores y artistas cubanos, si no fuéramos parte de una tradición sustentada en el quehacer de aquellos que han nutrido eso que identificamos como la cultura cubana. Sostener el diálogo intergeneracional ha sido estrategia cardinal de la Asociación Hermanos Saíz desde su fundación. Nuestras principales batallas han contado siempre con el acompañamiento de imprescindibles figuras de la cultura nacional cuya obra es acicate y modelo vivo para los más jóvenes. Para honrar ese magisterio sostenido y en muchos casos anónimo se creó el premio Maestro de Juventudes con el cual la Asociación Hermanos Saíz reconoce hoy a César López, Adelaida de Juan, Manuel Mendive, Nelda Castillo, Luis Álvarez Álvarez y a Pancho Amat.

Tocado por la imantación genésica de la palabra, veedor del mundo y sus misterios, César López ha atendido a la ciudad y sus gentes para dar testimonio lírico de una peculiar comprensión de la historia en diálogo con el acontecer cotidiano. Gestos naturales, nacidos de la costumbre se juntan en sus páginas con extrañas y caprichosas visiones que fundan, en la confluencia, un nuevo registro de lo que somos y hemos sido. Promotor incansable de la mejor literatura, editor, guía impenitente de los más jóvenes, el autor de Ceremonias y ceremoniales, el poeta amigo de Frank País, “nacido en tierra donde no ocurre la nieve”, ha permanecido fiel a su compromiso con la escritura, siempre al servicio de la poesía.

Entrañable profesora de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, crítica aguda y rigurosa, Adelaida de Juan ha mirado con ojos siempre nuevos al universo de las artes visuales, campo que ha contribuido a expandir entre nosotros a partir de fecundos y renovadores enfoques. Estudiosa de la obra de los artistas cubanos de todos los tiempos, ha develado aristas poco conocidas, preocupándose de manera especial por la impronta de realizaciones como la caricatura o el diseño gráfico. Consagrada a la formación de críticos e historiadores del arte desde mediados de la década del 50, su obra publicada constituye un referente esencial para la comprensión de nuestra cultura, gracias a la cual hemos podido descubrir “la belleza de todos los días”.

Pintor, dibujante, escultor, grabador, escenógrafo y artista del performance, Manuel Mendive es autor de algunas de las imágenes más rotundas de nuestra plástica. Su comprensión de las esencias de la cubanía y, en particular, del inmenso caudal mágico-religioso de herencia africana que nos distingue, le ha permitido desarrollar una obra original y en permanente renovación, que constituye el principal aporte de su magisterio. En sus piezas eggunes y orishas dialogan con los misterios del monte cubano y nos devuelven la conexión secreta con los ancestros. Más allá de las galerías, sus cuerpos pintados inundan las calles y su creación se junta con el latido del pueblo que lo reconoce como excepcional demiurgo.

El riesgo y la experimentación permanente distinguen la peculiar indagación escénica de Nelda Castillo, actriz y directora, que al frente de su colectivo El Ciervo Encantado nos ha entregado una comprometida reflexión sobre la Isla y los cubanos. Creadora de un teatro que recupera, mediante la indagación en la memoria del ser nacional, fragmentos olvidados o escamoteados de nuestro devenir, esta mujer ha formado actores y directores en las aulas del Instituto Superior de Arte y ha sostenido un proteico diálogo con  jóvenes creadores de las artes visuales, el audiovisual y la música. Su obra, radical y sin concesiones, es difícil de encasillar y constituye hoy, sin duda, una de las creaciones más valiosas del arte cubano. 

A Pancho Amat le debemos haber consagrado el tres cubano en los más importantes escenarios del mundo. Pedagogo entregado a la ejecución y difusión de ese instrumento, que hace parte de manera legítima del patrimonio de la nación, ha integrado prestigiosas agrupaciones y participado de un sinfín de proyectos discográficos. En la década de los 90 fundó su propio grupo, El cabildo del son. Reconocido como uno de los más grandes virtuosos de la música cubana, su aporte va mucho más allá de sus dotes para la interpretación, destacándose como compositor y arreglista de amplio espectro capaz de interactuar con los más diversos formatos, lo cual lo convierte en ejemplo para un grupo de ya notables instrumentistas jóvenes a los que ha ofrecido generosamente sus enseñanzas.

El extenso currículo del escritor Luis Álvarez Álvarez da cuenta de un rotundo recorrido académico, pero sobre todo de su absoluta entrega a la investigación cultural y a la docencia, ejercida con absoluta pasión, desde las aulas de la Universidad de la Habana, el Pedagógico de Camagüey y la filial del Instituto Superior de  Arte en esa provincia. Estudioso incansable de la obra de José Martí, Emilio Ballagas y Nicolás Guillén, crítico penetrante e investigador riguroso, se ha dedicado al estudio de la literatura latinoamericana y caribeña, al tiempo que ha abordado integralmente, desde la perspectiva de los estudios culturales, un sinnúmero de aspectos esenciales de nuestra identidad. Camagüeyano de pura cepa, ha dedicado una buena parte de sus estudios a profundizar en la historia cultural de su ciudad natal, labor que se conecta de manera orgánica con su quehacer como maestro consagrado.

Trayectorias diversas se reconocen esta tarde, maneras bien heterogéneas de aprehender el mundo y de interactuar con el otro. Obligado a la síntesis, me veo imposibilitado de reunir en estas palabras otras muchas razones que avalan la total entrega a la cultura cubana de las figuras que hoy honramos. No obstante, habría que insistir en que cada uno de ellos gozas del respeto y el aprecio de los más jóvenes. Su magisterio, sostenido a partir de un diálogo abierto, obliga al rigor y a la expresión siempre sincera, comprometida con la verdad y con la belleza. Por ello los jóvenes escritores y artistas cubanos los consideramos Maestros de Juventudes. Muchas gracias por la obra, muchas gracias por el ejemplo.  

 
 
 
 


GALERÍA de imágenes

Consejo Nacional Ampliado de la AHS

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Consejo Nacional Ampliado de la Asociación Hermanos Saíz
Arte joven, médula de nuestra diversidad

Malena Oliveira

Convocatoria al Segundo Congreso

Informe presentado
por la dirección nacional de la AHS
Vanguardia convocante, discutidora
y responsable

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.