La Habana. Año XI.
6 al 12 de OCTUBRE
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Luis Alberto Barbería:

"Deseo estar más en Cuba"

Cristina Hernández • La Habana

Fotos: Jorge Villa

Hace apenas un año el cantautor cubano Luis Alberto Barbería llegó hasta su Patria para realizar una gira por varias ciudades de Cuba, luego de casi una década de ausencia para su público “natural”: el cubano. El integrante del colectivo Habana Abierta trajo entonces la noticia de que junto a los restantes integrantes de ese proyecto creativo: Vanito Caballero, José Luis Medina y Alejandro Gutiérrez, acababa de grabar de manera independiente el disco Uno, dos, tres, cuatro. El fonograma, distribuido desde canales alternativos a la industria musical y vía Internet, marcaba una nueva etapa del grupo, sin registro desde el disco Boomerang, en 2005.

Quienes lo escucharon  en  el  teatro del Museo  Nacional  de  Bellas Artes o  en  El Patio de Baldovina de La Jiribilla, no ocultaban el anhelo de disfrutar nuevamente de su música junto a Habana Abierta. Este viernes 5 de octubre el sueño se concreta en el mismo escenario del Salón Rosado de La Tropical, donde en el 2003 hicieran brincar a La Habana. Sin ocultar los nervios expectantes que produce el reencuentro, Barbería accedió a compartir con esta revista sus expectativas sobre la visita.

“Este concierto está pensado desde hace años; pero no habíamos tenido los medios ni la gente adecuada desde dentro para sacarlo adelante. A raíz del disco Uno, dos, tres, cuatro, hecho por nuestros medios, tuvimos la idea de venir aquí a hacer un videoclip y una gira nacional, pero se nos iba de las manos el presupuesto. A partir de mi visita el año pasado comenzamos a notar que era posible y con Diana Alcántara en la producción todo fluyó muy rápido”.

Estar otra vez en La Habana, casi diez años después, y en el mismo escenario, ¿qué implica para Habana Abierta?

Aunque pasen los años, todavía no somos muy conscientes de lo que es Habana Abierta en Cuba. Tenemos mucha ilusión, sentimos responsabilidad y a la vez un poco de nervios por presentarnos ante nuestro público natural: el cubano. Aunque no hemos estado viviendo acá por más de 20 años, sé que hay generaciones que han crecido con nuestra música; pero no nos conocen, y será la primera vez que nos encontremos en directo.

¿Saldrá de aquí otro documental o nuevo proyecto?

La idea es hacer un disco en directo y un DVD que incluya un documental. Empezó a filmarse desde nuestra llegada al aeropuerto de La Habana y luego lo que queremos captar es la energía del concierto, para que no se pierda y no pasen otros diez años sin un documento de nuestra presencia. En la otra ocasión todo fue improvisado, ahora lo hemos previsto con tiempo.

En cuanto a los proyectos que puedan salir de esta experiencia todavía están por verse, pero seguro saldrán cosas buenas. Estaremos un mes en La Habana presentándonos de manera informal en varios centros nocturnos. Pero el concierto en La Tropical es lo más importante y será nuestro próximo disco en directo.

¿Cuál es el ingrediente que conecta a Habana Abierta con las nuevas generaciones en Cuba?

Hace tiempo estamos diciendo cosas que la gente siente como suyas, porque tienen que ver con su realidad. Hemos mantenido esa manera de hacer canciones sin corrompernos. Llevamos en España mucho tiempo pero no hemos entrado en la dinámica del mercado porque tenemos un compromiso con la gente que sigue nuestra música. Es por ahí donde entroncamos con la gente de ahora. Por eso tenemos público regado por todo el mundo, cubanos que se han ido pero se llevan nuestra música en el Ipod.

Además del grupo, tienes otros proyectos en solitario.

En mi tiempo en España he hecho muchos trabajos en paralelo a Habana Abierta, sobre todo componiendo y en la producción musical. He colaborado con más de 40 artistas como Rosario Flores, el grupo Ketama, Pedro Guerra, Ana Torroja. Me encantan estas colaboraciones porque me ayudan a crecer. Además, tengo un dúo con otro cubano que se llama Julio Fowler y, antes de venir, se nos ocurrió un proyecto de trío. Todo el tiempo ando buscando alternativas de trabajo.

¿Cómo se recibe la música cubana de este corte en Europa?

Tiene mucho espacio, sobre todo Habana Abierta, que ya es un sello. Donde menos trabajamos es en España. Hace poco estuvimos en Palermo, en Munich y Francia. Hay muchos sitios que nos reclaman. En marzo nos vamos para EE.UU.

¿Qué concepto los identifica como grupo?

La sinceridad en lo que hacemos. Buscamos no traicionarnos a nosotros mismos, no vendernos, no cambiar la conciencia por tal de estar en la radio sonando. Somos un grupo que no hemos tenido el apoyo de los medios pero nuestra música ha llegado. Una canción de nosotros no sale del horno si no está bien cocinada y tiene los ingredientes que lleva.

Además, toman de muchas sonoridades para establecer su sello musical.

Sí, tenemos muchas influencias. Desde niño la música norteamericana me marcó, lo mismo que la brasileña, la afrocubana, el jazz. Hemos crecido con esa mezcla y de ahí sale Habana Abierta.

¿Tienes contacto con la canción de autor contemporánea en Cuba?

Hay mucha gente interesante ahora mismo y aunque algunos están mirando para atrás, repitiendo caminos ya hechos, otros encuentran voz propia. No se puede querer la música para hacerse conocido. Nosotros nunca pensamos en eso, sino que trabajamos porque queríamos decir cosas, por la inquietud de decir lo que nos pasaba.

¿Han pensado en regresar?

Supongo que este DVD se distribuirá aquí y que no pasen otros diez años para volver. En lo personal sí quisiera, al menos cada año, tocar en Cuba, unirme a otros músicos de aquí. Entre los sueños que me quedan por cumplir me gustaría no tener que salir de mi país. Vivir de la música aquí, y vivir para ella. Llevo mucho tiempo fuera y de vez en cuando siento deseos de regresar a casa, como han hecho otros. Deseo estar más en Cuba, compartir con mi público, y desde aquí viajar a otros sitios, pero con mi cuartel de combate en La Habana.  

 
 
 
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Vanito Brown:
“Nuestro trabajo tiene raíces
profundamente cubanas”

Yinett Polanco

Alejandro Gutiérrez:
“En nuestra tierra se nos quiere”

Helen H. Hormilla

José Luis Medina:
“Este es un encuentro de sanación”

Lorna Bazán

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.