La Habana. Año XI.
15 al 21 de SEPTIEMBRE
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Herman Schiller, premio de la dignidad

Y. P. Fernández • La Habana


El periodista argentino Herman Schiller, al que fuera ofrecido el Premio a la Libertad de Expresión Nacional que convoca la Editorial Perfil, ha rechazado el lauro en un acto de protesta, para no compartir
la premiación junto al ecuatoriano César Ricaurte, que recibiría en la misma ceremonia el Premio a la Libertad de Expresión Internacional, el próximo lunes 17 de septiembre.

Herman Schiller fue el fundador de la revista Nueva Presencia y del Movimiento Judío por los Derechos Humanos. Condujo durante más de una década el programa radial Leña al fuego y es reconocido además por denunciar los crímenes de los militares en plena dictadura. Hace unos meses Leña al fuego fue cerrado, a pesar de que la Legislatura de Buenos Aires aprobó por unanimidad la declaración 20/2012 valorando de “interés cultural de la Ciudad” al programa radial de Schiller.

El periodista argentino se mostró renuente a acudir a la entrega del Premio porque, según afirma en su Carta abierta al director de Perfil, César Ricaurte es “un conocido provocador golpista que viene jaqueando al gobierno constitucional de (Rafael) Correa”, y ello lo inhibía “de compartir el acto con alguien que se encuentra en las antípodas de mi filosofía existencial y de mi accionar político”. El periodista explicó que cuando le anunciaron el Premio le aseguraron que este iba a ser compartido con Julián Assange, el fundador de Wikileaks, quien se encuentra asilado ahora en la embajada de Ecuador en Londres.

En uno de los cables de Wikileaks consta que la Fundación Andina para la Observación y Estudios de Medios (Fundamedios), organización no gubernamental dirigida por César Ricarte, que se declara defensora de la libertad de expresión, era uno de los contactos en Quito de la Embajada estadounidense.

Schiller alegó además que la aceptación del Premio tenía el agravante de que “ese mismo premio de Perfil le fue discernido no hace mucho a la contrarrevolucionaria cubana Yoani Sánchez, ligada al denominado Consejo por la Libertad de Cuba, una organización con sede en Miami sobre la que pesan reiteradas acusaciones de actividades terroristas”.

Este periodista con rostro y alma, como lo calificara Osvaldo Bayer, afirmó que ante el anuncio de esta premiación lamentaba el equívoco. “Soy un hombre de la izquierda revolucionaria. No puedo compartir galardones con figuras que trabajan para la derecha o son funcionales a la misma”.
 

 

Carta pública de rechazo a un Premio espurio:

“Lamento el equívoco. Soy un hombre de la izquierda revolucionaria”

Señor director de Perfil

De mi mayor consideración:

Por la presente le informo que he decidido rechazar el Premio a la Libertad de Expresión que concede esa editorial. El galardón, según me había comunicado telefónicamente un vocero de la editorial, el señor Ariel Cohen, iba a ser compartido con Julián Paul Assange, fundador y editor en jefe de WikiLeaks y un auténtico luchador por el derecho a la información, que en este momento se encuentra alojado en la embajada ecuatoriana de Londres. Sin embargo, después de algunos días, otra vocera de la editorial, Patricia Daniele, me informó que no sería Assange el destinatario del premio internacional, sino el periodista ecuatoriano César Ricaurte, un conocido provocador golpista que viene jaqueando al gobierno constitucional de Correa no por lo que el gobierno pudiera estar haciendo mal, sino precisamente por sus medidas correctas en favor de las masas del Ecuador y en contra de los intereses que venían saqueando a ese país.

Pese a que la vocera de la editorial me insistió con mucha cordialidad que se trata de "dos premios distintos", el hecho de ser otorgado en una misma ceremonia a realizarse el próximo lunes en el Hotel Sheraton, me inhiben de participar y compartir el acto con alguien que se encuentra en las antípodas de mi filosofía existencial y de mi accionar político. Con el agravante —acabo de enterarme, lamentablemente no lo sabía— que ese mismo premio de Perfil le fue discernido no hace mucho a la contrarrevolucionaria cubana Yoani Sánchez, ligada al denominado Consejo por la Libertad de Cuba, una organización con sede en Miami sobre la que pesan reiteradas acusaciones de actividades terroristas.

Lamento el equívoco. Soy un hombre de la izquierda revolucionaria. No puedo compartir galardones con figuras que trabajan para la derecha o son funcionales a la misma.

Sin otro particular lo saludo atentamente.

Herman Schiller

 
 
 
 
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.