La Habana. Año XI.
15 al 21 de SEPTIEMBRE
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

 

Teatro humorístico en el Festival Nacional de Teatro
Ellos, los sobrevivientes
Rachel Domínguez • Camagüey
Foto: Jorge Luis Baños

El objetivo de la obra es retomar las estructuras del desaparecido teatro popular (o costumbrista, o bufo) y divertir; así decía el programa. Entonces apagaron las luces y un par de reliquias escénicas, dígase el negrito y el gallego, comienzan a delirar con la apertura de un cabaret propio, imbricándose, de paso, en la complejización de la cotidianidad cubana.

Iván Camejo, autor y director, insiste en que Reír es cosa muy seria, obra producida por el Centro Promotor del Humor que inaugura las (re)presentaciones en el 14 Festival Nacional de Teatro Camagüey 2012. Y, en efecto, de cosas muy serias se ríe el “respetable”, incluso cuando ningún actor se mofa del público como técnica recurrente de muchos espectáculos humorísticos de estos tiempos. Ahora nos reímos de las noticias y nos informamos con los humoristas. Algo curioso en estos tiempos, para reírse, digo.

Del gesto de rescate, por cierto, no se escapa la música en vivo. La Orquesta Sinfónica de Pinar del Río, dirigida por el maestro Emilio Rey Barrios, casi nos devuelve a un desconocido Alhambra, en las primeras décadas del siglo XX, donde otro negrito y otro gallego también se burlaban de sus tiempos en La Isla de las Cotorras. O, al menos nos regresa a la memoria las imágenes que de aquello quedan a los de mi generación gracias a Enrique Pineda Barnet.

Aquel teatro, según Iván Camejo, incomprendido y vilipendiado en otros momentos, condujo siempre a una especie de crónica social, absurda y comprometida de un modo increíblemente promiscuo. “Era un teatro incómodo, con mucha sátira política. Es evidente que no se puede esperar una actitud de complacencia al respecto, o que a todos les guste”, explicó el director.

“En un momento determinado este tipo de teatro se dejó de hacer, entre otras cosas, porque muchos de esos actores comenzaron a trabajar en la televisión. Aunque también fue considerado un género menor, que no debía entrar en la gran historia del teatro cubano. Comenzó a verse como algo folclórico, pasajero: una especie de artesanía popular que poco a poco fue desapareciendo. Pero la manera de hacer ese teatro persiste mucho dentro del humor contemporáneo”, dijo.

Están también Kike Quiñones, el grupo Pagola la Paga y la actriz invitada Alina Molina sobre el escenario. El cabaret no prospera. “¡Y me voy con un chino!”, dice la mulata. Pero el “respetable” se ríe de todo eso, porque reír, después de todo, sí es cosa muy seria.
 

 
 
 
 


GALERÍA de Imágenes

14 Festival Nacional de Teatro, Camagüey 2012

ARTES ESCÉNICAS EN LA JIRIBILLA:

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.