La Habana. Año XI.
25 al 31 de AGOSTO
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Ileana Alonso, ¿una mujer renacentista?

Laidi Fernández de Juan • La Habana

Fotos: Kike (La Jiribilla)

Aunque no sería exacto decir que alguien que no ha muerto pueda renacer, ni que el arte que desplegó  ese alguien se ajusta a la definición estrecha del movimiento cultural que se produjo en Europa en los siglos XV y XVI conocido como Renacimiento, no cabe duda de que Ileana Alonso representa, en nuestra  generación, el paradigma de nuevas modalidades creativas.
 

A pesar de la condición  hasta cierto punto neófita de su habilidad, o quien sabe si por lo mismo, la Alonso mostró (quiero decir, muestra) una  increíble versatilidad creadora que explica la difícil  clasificación de su arte.

Mucho se ha dicho ya acerca de su carisma, del cultivo de la amistad que ella profesó con dedicación  de monja, y es justo que se continúe esa línea de elogios,  porque realmente es inusual que una sola persona sea capaz de aglutinar a su alrededor a otras con tan diversa naturaleza, profesión, credo, ideología, raza, sexo, edad, aptitud artística, nacionalidad, lugar de residencia, etc., como ella logró.

Sin embargo, es la Ileana Alonso artista quien alcanza la cumbre de su poder de convocatoria, aunque, como es natural, se entremezclen sentimientos de amor y  compromisos espirituales a la hora de lograr el público constante y renovado que acude  a los reiterados homenajes que se organizan alrededor de su figura.

Asi lo demuestra la más reciente exposición de sus obras, ubicada en la sede de La Jiribilla, en El Vedado, sitio deudor, como tantos otros, de la magia de esta mujer que no cesa de asombrarnos. Un verdadero conglomerado de admiradores (as) suyos nos dimos cita allí  recientemente. Gracias a la curadoría de la fotógrafa Yadira, a quien también debemos la permanencia del evento Brujas y Mariposas, espacio originalmente ideado y conducido por Ileana, es posible que al menos parte de la obra tangible que nos legó esta artista maravillosa, se encuentre a disposición del público.

Hasta el mes de octubre estarán allí, mudas y elocuentes a la vez, piezas suyas cuyo esplendor es difícil de describir. Es tal la expresividad, el colorido, la originalidad y la mezcla de técnicas a las que acude Ileana, que  resulta un verdadero gozo la contemplación de todos esos regalos. Serigrafías, óleos, antiguos relojes convertidos en armarios de diminutas artesanías, cuelgallaves, grabados, portadas de libros, piezas multicolores; una galería de criaturas fabulosas parecen decirnos que su autora, pícara y juguetona, se esconde tras ellas.

Además de la buena disposición del grupo de amigas, amigos y familiares que cedimos parte de nuestra colección personal para ser exhibida, se agradece al personal de La Jiribilla, que gentilmente acogió la muestra y permite que sea visitada durante dos meses, y a sus colegas del Taller Experimental de Gráfica de La Habana, la oportunidad de admirar parte de la extensa  capacidad imaginativa y creadora de quien permanece con nosotros en este lado del mundo. La música, otro de los baluartes por los cuales batalló Ileana, no puede faltar nunca cuando de homenajearla se trata. Reconocidos trovadores nuestros, a quienes esta mujer entusiasta hasta el delirio permitía descargas en sitios, horarios y condiciones nada convencionales, acuden con sus voces y guitarras a reverenciarla.

Frank Delgado, su gran amigo, o Erick Sánchez, o Martha Campos, u otro de sus cómplices, Kelvis Ochoa; o el joven Adrián Berazaín, son tantos que  cualquiera contribuye al tributo de Ileana, porque su imagen convoca a lo mejor de nuestro cuerpo artístico actual. En la tarde de la inauguración de la que hablamos, fue Tony Ávila el encargado de dicho homenaje. La sombra que nos diste son tus besos repartidos dice una de sus canciones, que bien puede ilustrar lo que embargó al público, cobijado bajo la sombra común de los besos, la sonrisa y el encanto de Ileana Alonso.

Invitamos a jóvenes y  a quienes ya no lo son, a expertos o estudiantes de cualquier materia, a narradores y a lectores, a feministas, a actrices, actores, artistas plásticos, músicos y pueblo en general a no perderse la delicia de descubrir el renacentismo a través del talento de un ser imperecedero. Visitar su exposición más reciente, es, quién lo duda, la mejor de las ceremonias. 

Agosto, 2012.

 
 
 
 


GALERÍA de obras

Exposición retrospectiva
de Ileana Alonso


GALERÍA de IMÁGENES

Inauguración de la exposicion de Ileana Alonso

 
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

ILO
Mylene Fernández

Retazos de ILO
Estrella Díaz

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.