La Habana. Año X.
21 al 27 de ABRIL de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Tocada por los ángeles

La Jiribilla

Fotos: Víctor Junco (La Jiribilla)

Cintio Vitier solía llamarla su musa martiana, pero este jueves Fina García Marruz estuvo más cerca de los ángeles que del panteón griego. Y no de uno cualquiera, sino del mismísimo Ángel de la jiribilla, aquel invocado por José Lezama Lima y que, según el autor de Paradiso, muestra “la mayor cantidad de luz que puede, hoy por hoy, mostrar un pueblo en la tierra”.

Se trata de una distinción que confiere cada año la Revista de  Cultura  Cubana  La Jiribilla a aquellas personas que han defendido con su obra la cultura del país. En el caso de Fina, el lugar no podía ser otro: el Centro de Estudios Martianos.

Fina García Marruz formó parte de las revistas Espuela de Plata, Clavileño y Orígenes. Ha publicado numerosos poemarios y libros de ensayos. Y ha recibido distinciones como el Premio Nacional de Literatura, la Orden Alejo Carpentier, la Distinción por la Cultura Nacional, el Premio Iberoamericano Pablo Neruda, El Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Méritos más que suficientes para ser visitada por los ángeles.

Sin embargo, al entregarle el reconocimiento —una recreación original del cuadro Ángel de la jiribilla” hecha por José Luis Fariñas—, Roberto Méndez, editor de la revista, aclaró que la distinción se otorgó, sobre todo, a Fina persona. O sea, a la trabajadora humilde y constante de la Biblioteca Nacional y del Centro de Estudios Martianos; la misma que ha aconsejado a tantas personas con tal sabiduría, que sus palabras han sido decisivas en muchas vidas; a la que no perdió la esperanza ni la fe en Dios, en la humanidad y en Cuba, aun en tiempos muy difíciles; esa, que como Martí, ha sabido hacer del amor una auténtica energía revolucionaria.

No me atrevo a dedicarle esta distinción solo, ni siquiera acompañado únicamente por mis compañeros de La Jiribilla, quiero sentir junto a mí a esos que la quisieron y acompañaron en vida y que hoy son rumorosas, pero verificables presencias en torno nuestro. Reciba, pues, Fina, este Ángel, también de las manos de esos otros ángeles que son Josefina Badía y Medardo Vitier, Juan Ramón, Lezama, y Bella y Eliseo, Cintio y Julián Orbón, Cleva y Samuel y Friol. Hasta el cielo de Cuba se ha puesto en pie para abrazarla, Fina, y la tarde tiene otra luz, porque ese Ángel va volando hacia sus brazos”.

Durante la tarde, y también a modo de homenaje, se presentó la segunda edición del libro Resistencia y libertad, de Cintio Vitier, una compilación de ensayos escritos entre 1991 y 1994. A decir del investigador Enrique Saínz, se trata de un libro vigoroso, cuya fuerza emana tanto de la recia prosa de su autor, como del propio tema de sus páginas: la defensa de nuestra identidad y nuestro destino.

Además, señaló que se integra con coherencia a una tesis que sostuvo Vitier desde que iniciara su carrera ensayística a los 19 años y que define su pensamiento: la preocupación de encontrar sentido, ese elemento que incorpora las cosas al idioma espiritual del hombre, y que sirve para superar, exorcizar y abrirse paso. Ya que, según el propio Cintio, lo sinsentido es insuperable, una pura resistencia irreductible al orden, a la jerarquía implícita en el conocimiento y el amor.

A la velada también asistieron los intelectuales Roberto Fernández Retamar, Presidente de la Casa de las Américas; Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano, monseñor Carlos Manuel de Céspedes, y Fernando Martínez Heredia, Director del Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello.

 
 
 
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Palabras de elogio a fina garcía marruz
Hoy el Ángel va volando hacia sus brazos

Roberto Méndez

"Un premio a la poesía cubana"
Exclusiva para La Jiribilla
“Ha sido una sorpresa inesperada y la he recibido agradecida. Me emociona ante todo porque viene de España, ese pueblo con que compartimos una lengua. El premio viene de la España del Padre Bartolomé de las Casas; viene del ‘sol espiritual pueblo de España’, como dijo Martí. Durante muchos años, el hecho de compartir una lengua nos ha permitido conocernos, conocer nuestros poetas y dialogar con muchos escritores notables.”

Visitaciones y otros poemas

NRO. 307-Me comunico mejor con el silencio

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.