La Habana. Año X.
24 al 30 de MARZO
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Antonio Tabucchi (1943-2012)

Testimonio de vida

La Jiribilla

En la literatura encontró el escritor italiano Antonio Tabucchi el espacio inmenso de la libertad. Así lo reveló en una entrevista a La Jiribilla hace una década: “La libertad es usar la palabra como creo. Decir lo que quiero. Existen tipos de libertad: la de vivir, la de la justicia, la de tener una vida digna. No es un concepto único. En mi caso es poder expresarme libremente y comunicar a la gente lo que creo, dejar testimonio de lo que vivo, veo y pienso”.

He aquí las esencias de la vida y obra del escritor nacido en Vecchiano, Pisa (norte de Italia) en septiembre de 1943, cuya presencia física abandonó este mundo víctima del cáncer, el pasado 25 de marzo a los 68 años. Se encontraba en Lisboa, Portugal, país del que tomara la ciudadanía en 2004 y a cuya literatura consagró la mayor parte de su obra reflexiva.

Se trata de uno de los escritores europeos contemporáneos de mayor renombre, autor de obras como Nocturno hindú, Pequeños equívocos sin importancia, El ángel negro, La cabeza perdida de Damasceno Monteiro, Réquiem y Sostiene Pereira, esta última llevada al cine por Roberto Faenza y traducida a más de 40 idiomas.

Licenciado en Literatura Portuguesa, se distinguió como uno de los principales estudiosos de la literatura de ese país, y trabajó como profesor de esta materia en la Universidad de Génova, en la de Siena, EE.UU. y Francia. Además, ocupó el cargo de Director del Instituto Italiano de Cultura en Lisboa de 1987 a 1989.

Fue uno de los principales difusores de la obra del portugués Fernando Pessoa, de quien tradujo El libro del desasosiego, en 1987, y publicó Los tres últimos días de Fernando Pessoa en 1994.

Lo caracterizó su conciencia cívica y reivindicativa, a favor de las causas de la izquierda. Este compromiso civil trasluce en sus obras más recientes La cabeza perdida de Damasceno Monteiro, de 1996; Se está haciendo cada vez más tarde, 2001 y Tristán Muere, 2004, entre otras.

Gustaba de escribir a mano, para “alimentar el callo del dedo”. Tal vez por eso dominara la síntesis hasta ser reconocido como un maestro de las narraciones cortas.

Una de sus últimas obras publicadas fue Viajes y otros viajes, ya editado en Italia en 2010, en el que relata sus estancias en diversos países del mundo.

Entre sus múltiples reconocimientos aparecen el Premio Luigi Russo, el Premio Campiello, el Scanno y el Premio Médicis; en España, la Asociación de Periodistas Europeos le distinguió con el Premio Francisco Cerecedo de Periodismo. Fue nominado varias veces al Premio Nobel de Literatura.

 
 
 
 
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.