La Habana. Año X.
18 al 24 de FEBRERO
de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

América Latina y el Caribe,
revisitando el término
A. S. Yhanes • La Habana
Foto: Yohandry Leyva (La Jiribilla)

“¿Está el Caribe más lejano de Cuba que Cuba del Caribe?”, preguntó, este sábado 11, el intelectual jamaiquino Norman Girvan, ante la sonrisa nerviosa de los asistentes a la presentación del libro El Caribe a los 50 años de la Revolución Cubana en la XXI Feria Internacional del Libro de La Habana.

El volumen, compilado por las investigadoras Milagros Martínez y Jacqueline Laguardia, es la primera publicación que hace la Cátedra de Estudios del Caribe de la Universidad de La Habana, a seis años de su fundación. En él, se pueden hojear 13 trabajos —con la firma de reconocidos intelectuales como Roberto Fernández Retamar o Carlos Alzugaray— donde se analizan temáticas medulares de la región, que van desde la caracterización de sus sistemas políticos hasta el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Antes de que Girvan tomara el micrófono, lo hicieron la presidenta de la Cátedra, Digna Castañeda, y una de sus integrantes, la profesora Rosa López.

Castañeda esbozó los antecedentes históricos de los 40 años de relaciones diplomáticas entre Cuba y el resto de los estados del Caribe. Al respecto, remarcó que, más allá de las divisiones geográficas y culturales, signadas por la administración de las distintas metrópolis, la esencia de la evolución histórica del Caribe ha sido su vocación integradora:

“A pesar del fraccionamiento territorial y social a que fueron sometidas las entidades insulares y continentales que integran el Gran Caribe, y de las políticas deculturadoras e inculturadoras a que fueron sometidos los originarios y los inmigrantes forzados traídos al área; ellos lograron, sin lugar a dudas, sembrar su huella biológica y cultural. Proceso del que surgieron las espléndidas culturas caribeñas. Esas culturas a las cuales está dedicada esta edición de la Feria del Libro. Pero además, como indicó Alejo Carpentier, del encuentro de las tres razas, la europea, la india de América y la africana, surgió una civilización enormemente original”.

Por su parte, la Dra. Rosa López analizó el mismo tema que aborda su ensayo incluido en el libro: "El impacto de la Revolución Cubana en el Gran Caribe: una visión cincuenta años después”, en el que estudia el crecimiento exponencial de las relaciones entre Cuba y el Caribe a lo largo de estos años, a pesar de que se trata de una zona de gran importancia geopolítica para EE.UU.

Luego, tomó la palabra y nuestra atención el ensayista Norman Girvan. Desde el inicio advirtió dos cosas: hablaría en inglés, para remarcar la diversidad caribeña, y sería deliberadamente provocativo con una pregunta dirigida a sus colegas: ¿Está el Caribe más lejano de Cuba que Cuba del Caribe? Obviamente, no se refería al punto de vista geográfico y mucho menos político, pues los vínculos del Caribe con Cuba son extremadamente fuertes. Tampoco hablaba de los programas de cooperación en materia de educación y salud, especialmente en Haití, antes y después del terremoto. Así como tampoco aludía al permanente intercambio intelectual, de cuya intensidad son muestra el trabajo de Casa de las Américas, el de la Cátedra del Caribe, la Casa de Estudios del Caribe en Santiago de Cuba o esta Feria Internacional del Libro, dedicada a sus pueblos.

En realidad, el doctor honoris causa de la Universidad de La Habana, se refería, más bien, a un tema mucho más profundo y subjetivo: la concepción que tienen de sí mismos los caribeños y lo que entendemos los habitantes de esta Isla por ser cubanos. Tiene que ver, más que todo, con un sentido de pertenencia. ¿Cuba se ve integrada en la familia del Caribe o se identifica más con los países continentales? Esta distinción, aclaró rápidamente, no apunta a una posible contradicción caribeño-latinoamericana, sino a la necesidad de repensar el término: “Latinoamérica y el Caribe”. Pues, a fin de cuentas, ¿no serán la misma cosa?

Girvan destacó que más allá de la evidente diversidad que muestran sus pueblos, existe una perspectiva común entre las islas espolvoreadas sobre el mar y muchos países continentales, como Brasil, Perú, Colombia o Venezuela. Similitudes que van desde la semejanza en los procesos de colonización y posterior emancipación, hasta la asimilación de la cultura africana. Por tanto, sugirió que es más productivo destacar, a la hora de enseñar nuestra historia, las matrices culturales comunes, que no son pocas.

Por último, como si no hubiese cautivado a la sala lo suficiente, cerró con una confesión. Después de rememorar todo lo que había hecho Cuba por las naciones del Caribe durante estos 50 años, dijo que, a pesar de no ser un hombre religioso, todas las noches, al colocar la cabeza en la almohada, agradecía a Dios por la Revolución Cubana.

 
 
 
 



GALERÍA de IMÁGENEs

La Feria en La Cabaña


GALERÍA de IMÁGENEs

Inauguración de la 21 Feria Internacional del Libro

LA JIRIBILLA EN LAS FERIAS DEL LIBRO

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.