La Habana. Año X.
7 al 13 de ENERO de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Estimado Guillermo,
parece que quieres cerrar la polémica
Esteban Morales • La Habana

No veo en tu último escrito la intención de insistir argumentadamente en la crítica que le haces al Cro. Rolando Rodríguez de haber escrito un “libro equivocado”, parece que te percatas de que se te fue la mano. No hay obra perfecta. Ya hay quien se cuestiona la Teoría de la Relatividad con la de los Neutrinos. Así avanza la ciencia, amigo. Por escalones. A lo mejor dentro de algún tiempo aparece un libro mejor que el de Rolando Rodríguez; pero arriesgarse a calificarlo como un “libro equivocado”, es demasiado. 

No me molestaría leer todas las cuartillas que fueses capaz de escribir, siempre que en ellas argumentaras tus opiniones, pues, en definitiva, un libro puede ser criticado fuertemente y hasta liquidado en cinco cuartillas. Mi experiencia de evaluador en la Academia de Ciencias me dice que eso es posible; pero requiere de metodología para hacerlo e incluso de argumentación y conocimiento del tema. 

No comparto tu idea acerca de que los Independientes de Color no tenían otra salida. Eso está más que explicado en mi artículo “El Partido Independiente de Color: en la trampa de la fraternidad racial”. Darle abajo a la Enmienda Morúa terminó por cegarlos y a ello dedicaron todas sus fuerzas, sin percatarse de que tenían en sus manos un potencial movimiento social, con un programa, que podía haber sido exitoso y mucho menos sangriento. Lee mi artículo acerca del cual no dices una palabra. 

Claro que hay que correr riesgos; pero te confieso que no me gusta echar peleas para perderlas. Si no estoy seguro de que la pueda ganar, no doy la pelea. Y me he equivocado también valorando mis posibilidades; pero son muchas más las que he ganado. 

En ningún lugar digo que criticar un libro se hace solo para aplaudirlo, incluso eso contradice la noción de crítica. Pero si hay aplausos y se quieren acallar, hay que hacerlo con argumentos, no con subterfugios teóricos ni palabras rebuscadas. Lo contrario es pura gritería que levanta pasiones de las que no se beneficia nadie.

Yo en realidad te diría que no nos merecemos ningún descanso, porque aunque solo sea por respeto, la gente no se debe quedar esperando argumentaciones que no aparecen por ninguna parte. No te puedo decir de quién, pero yo he leído críticas al libro de Rolando que sí valen la pena razonarlas porque, sobre todo, son para mejorar el libro, no para decir que Rolando perdió su tiempo escribiendo un “libro equivocado”. Además, eso no se le dice a nadie y mucho menos a un compañero revolucionario como lo somos tú y yo. Por eso hay opiniones, que también he leído, que dicen, que hay animosidad personal en tu crítica. 

Qué descanso nos merecemos si apenas hemos comenzado. Levantaste la polémica, y ahora te quieres tomar un descanso. Yo no sé en el tuyo, pero en el barrio donde yo nací, a eso se le llama “tirar la toalla” o declarar, “se me acabaron los cartuchos”. 

Tan amigos como siempre, 

Esteban Morales.

 

Enero 12 de 2012.
 
 
 
 
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.