La Habana. Año X.
26 de NOVIEMBRE
al 2 de DICIEMBRE

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Desafío al Silencio, de Daisy Rubiera
Historias que duelen
Isabel Moya • La Habana

Las voces de las mujeres fueron secuestradas durante milenios. Las que osaban romper el silencio terminaron muchas veces guillotinadas, enclaustradas en manicomios o catalogadas de raras y desnaturalizadas.

Pero las voces individuales comenzaron a unirse, y en el último siglo se ha producido una revolución de las mujeres a nivel mundial, en unos lugares con más avances que en otros, pero se ha pasado del silencio al grito.

La necesidad de reivindicar esa historia vivida, de potenciar los espacios de la cotidianidad como fuente de información y de saber, ha sido reivindicada por las investigadoras feministas como parte de una epistemología nueva que pretende una ciencia que asuma a los seres humanos desde presupuestos que incluyan las vivencias de hombres y mujeres.

Por ello, la historia de vida, es una forma ideal para acercarse a un tema que también ha ido desgarrando el manto de ocultamiento en que la familia y la sociedad patriarcal lo habían envuelto: la violencia hacia las mujeres y las niñas por razones de género, o como otros la catalogan, la violencia machista.

Daysi Rubiera, la autora de Desafío al silencio, el volumen que presentamos hoy, es de las estudiosas cubanas que han recurrido a la historia de vida para develar las construcciones de lo femenino y lo masculino en Cuba, a partir de las mediaciones y sesgos que en ese devenir imprimen el color de la piel y la clase social. Su obra Reyita sencillamente es un volumen imprescindible en los estudios de género y racialidad.

En esta ocasión, como en Reyita, está también la marca biográfica, pero en Desafío al silencio es la propia Daysi la que cuenta su vivencia como uno de los trece testimonios que agrupa el texto, en un ejercicio trasgresor de la tradicional postura dual investigadora/sujeto en la investigación, pues la autora no se coloca en un nivel otro en relación con sus testimoniantes, sino es una participante más, y al ser sus experiencias parte de las historias que se narran, se contribuye a legitimar el presupuesto de que cualquier mujer puede ser objeto de violencia por razones de género. Esta es una postura valiente y sincera de la investigadora, que va más allá de la responsabilidad científica, para denotar un real compromiso feminista.

Sin didactismos, en el recorrido por estas historias se muestran las variadas expresiones del fenómeno: violencia física, psicológica, la sexual en diferentes matices desde el acoso y la violación dentro del matrimonio hasta el incesto, la violencia económica y patrimonial, el chantaje emocional, entre otras.

Las diferencias en cuanto a nivel de instrucción, origen geográfico o color de la piel de las testimoniantes, evidencian que la violencia machista se manifiesta independientemente de estas variables, que su origen está en las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, y en las formas en que este ejercicio de dominio y control se ejerce en la pareja, la familia y las relaciones sociales en general.

Me hubiera gustado oír/leer más testimonios de mujeres jóvenes y de expresiones de violencia de género fuera del hogar y la pareja, pero ese hubiera sido mi libro y no el Daysi, que lleva muy bien un hilo conductor que pretende, y logra, desmitificar la visión patriarcal de "hogar dulce hogar".

Las historias duelen, pero Daysi Rubiera no pretende un libro lacrimógeno, ella rebasa la anécdota y acompaña a las testimoniantes hasta el momento actual en que muchas han logrado romper el círculo de la violencia aunque signadas para siempre con esa experiencia, pero como señala Daysi: "batallando para conservar sus ganas de vivir".

Por ello, el libro recoge también varios anexos que permiten un acercamiento más completo y multidimensional al tema.

Desafío al silencio es una contribución a los esfuerzos que la sociedad cubana desarrolla hoy desde diferentes instituciones y organizaciones para enfrentar la violencia machista y potenciar una verdadera cultura de la igualdad.

Daysi, Ondina, Olguita, Belkis, Dulce, Carmen, Eulalia, Olga Lidia, Elsa, Delia, Gisela, Rosa, Margarita dicen en Desafío al Silencio, como Dulce María Loynaz: Si me vas a querer, quiere entera o no me quieras

Palabras de presentación del libro Desafío al silencio, de Daisy Rubiera, leías el 24 de noviembre de 2011 en el Centro Cultural Dulce María Loynaz.

 
 
 
 
   
Lineamientos del VI Congreso del PCC
(.pdf, 736 Kb)
Información sobre el resultado del Debate
(.pdf, 394 Kb)
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.