La Habana. Año X.
15 al 21 de OCTUBRE
de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Fina García Marruz

Un nuevo libro, un premio, la trascendencia

Helen Hernández • La Habana

Fotos: Kike (La Jiribilla)

“Quiero escribir con el silencio vivo”
Fina García Marruz


Rodeada por sus cercanos amigos Roberto Fernández Retamar y Álvaro Castillo, Fina lucía como una jovenzuela pese a sus 88 ya cumplidos. La mirada sobre la mesa, la faz tímida, la sonrisa nerviosa, los dedos lánguidos y en constante movimiento, daban la impresión de estar ante una autora primeriza, temerosa de descubrirse ante los otros en sus revelaciones poéticas.

Fina García Marruz, un mito de nuestras letras y representante exclusiva de la generación origenista, aún mantiene el asombro ante el libro que nace, y eso la hace más grande, más profunda, más humana. Sus Cancioncillas inéditas, recogidas en un pequeño volumen de la editorial colombiana San Librario, convocaron a quienes la admiramos este 7 de octubre al Centro de Estudios Martianos, segunda casa de la autora puesto que una buena parte de su labor creativa corresponde al estudio del Apóstol cubano.

Habló poco, solo unas palabras para recordar que “uno nunca sabe como agradecer estas cosas”. Vivimos tiempos convulsos, impresionantes, y a Fina le provoca sonrojo el estar reconociendo unos versos que vienen a ser algo así como la música de los indios antes del temporal. “La esposa de René, por televisión, se veía tan dolida, y me parecía que en este momento una celebración podía parecer una cosa rara. Pero me animó mucho oírla, porque ella dijo: ‘yo no estoy triste, estoy indignada’, y la indignación es una fuerza”, confesó a los presentes.

Son sesenta poemas pequeños de los llamados de “arte menor”, en los cuales se advierten temas recurrentes en una obra “enorme y delicada”, como la calificó Retamar en la presentación. Estos versos que hablan del poema mismo, de la familia, del estudio, del lenguaje, pudieran ser “reverso ligero y sorprendente de sus intensos textos”, aseguró el poeta y amigo, para luego confirmar que “es difícil clasificar el conjunto de manera contundente”.

Casi al finalizar sus palabras aquel viernes, el Presidente de la Casa de las Américas aseguró que Fina es la principal voz poética viva de Cuba, y una de las mayores de todas las lenguas. “Los premios que con justicia ha recibido así lo atestiguan, y lo ratificarán los premios por venir. Y sobre todo, la gratitud e incluso el deslumbramiento con que se la lee”.

Pocos días después llega la confirmación del augurio. Se ha reconocido a la autora de Visitaciones con el VIII Premio García Lorca, concedido en España; el de mayor monto económico entre los reconocimientos a la poesía de habla hispana. El jurado argumentó el "tono reflexivo, intenso, apasionado en ocasiones" de la escritora, además de su "contención formal" y el "dominio de la expresión lingüística". Fina es también una de las grandes investigadoras de la literatura cubana, en especial de la obra martiana.

Por vía telefónica contestó a las agencias de prensa remarcando la emoción de ser distinguida con un premio que lleva el nombre de uno de sus autores más admirados, cuya obra “Bodas de Sangre” la hizo acudir junto a su hermana Bella al teatro casi todos los días de la puesta, hasta aprender de memoria cada parlamento. “Estoy muy agradecida y en deuda permanente. Lo considero como un homenaje (...) a la hermosísima y nobilísima lengua española", refirió a EFE.

El premio hace pensar en su conexión con la generación del 27 española, cuyo equivalente en la Isla puede ser ese grupo nucleado alrededor de Orígenes y en el cual estarían también su esposo Cintio Vitier, José Lezama Lima, Virgilio Piñera, Eliseo Diego, Gastón Baquero, entre otros.

No es el primer galardón que la elige este año. El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana volvió a darle en abril homenaje merecido. España, la comunidad hispana de la lengua, el mundo en su infinidad, hacen honor a la obra de la cubana, autora de los libros Poemas, (1942); Transfiguración de Jesús en el Monte, (1947); Las miradas perdidas (1951), Visitaciones (1970); Viaje a Nicaragua, con su esposo Cintio Vitier (1987); Créditos de Charlot (1990), por el que recibió el Premio de la Crítica; Los Rembrandt de l'Hermitage (1992) o Habana del centro (1997), entre otros.

A veces/ no hay nada que escribir./ Pero la punta/ del grafito zurea/ como un ave sedienta, expresa en una de estas Cancioncillas la poetisa que ansía crear “con el silencio vivo”, ese que existe también en el “Cine Mudo” de sus Créditos de Charlot.

Un nuevo volumen de poemas y un galardón internacional dan señales de vitalidad, la misma con la que la Premio Nacional de Literatura de 1990 acomete venideros proyectos. Justo cuando parece que solo quedaría espacio al disfrute de la consagración, que es suficiente con lo escrito para dejar referencias imborrables en la memoria literaria, ella sigue organizando su obra inédita, sus ensayos y poemas. Su hijo José María asegura que la escritora trabaja intensamente, a ritmo diario, para en breve sacar a la luz un nuevo conjunto de ensayos.

Fina transita, como decía Eliseo Diego, entre la frontera sutil que separa la literatura de ese otro orden del espíritu donde el arte y el ser se confunden. Sobreviviente de una estirpe de escritura iluminada, donde lo cubano se hace luz y acto cotidiano, su presencia testimonia la sabiduría de captar con palabras la emoción poética, la inspiración, la trascendencia del alma.

 
 
 
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Para presentar Cancioncillas, de Fina García Marruz
Roberto Fernández Retamar

Un libro para llevar en el alma
Álvaro Castillo

Poemario Cancioncillas
Fina García Marruz

"Un premio a la poesía cubana"
Exclusiva para La Jiribilla
“Ha sido una sorpresa inesperada y la he recibido agradecida. Me emociona ante todo porque viene de España, ese pueblo con que compartimos una lengua. El premio viene de la España del Padre Bartolomé de las Casas; viene del ‘sol espiritual pueblo de España’, como dijo Martí. Durante muchos años, el hecho de compartir una lengua nos ha permitido conocernos, conocer nuestros poetas y dialogar con muchos escritores notables.”

Visitaciones y otros poemas

NRO. 307-Me comunico mejor con el silencio

   
Lineamientos del VI Congreso del PCC
(.pdf, 736 Kb)
Información sobre el resultado del Debate
(.pdf, 394 Kb)
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.