La Habana. Año X.
20 al 26 de AGOSTO de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Shayna Swanson
Desafiando el aire
H. Hormilla • La Habana

La música se detuvo y toda la carpa quedó expectante, mientras el sonido de los platillos sumaba intensidad al intrépido acto. Colgada de una cuerda aérea, la joven estadounidense Shayna Swanson realizaba impactantes acrobacias anudando y desanudando su cuerpo para luego dejarlo suspendido, como si realmente fuera capaz de alzarse en vuelo.

Pende de una cuerda, un trapecio o del exacto movimiento del compañero la vida de un artista de circo. Tanto, que uno teme a veces dejar los ojos abiertos durante la actuación, aunque el final victorioso termine con la ovación del público, celebrando la destreza absoluta con que logran recobrar el equilibrio.

Así sucedió luego de apreciar el número de cuerda área presentado por la acróbata norteamericana en la Carpa Trompoloco de La Habana, como parte de los espectáculos presentados durante el Circuba 2011. Además del calor del ambiente, todo un desafío para la resistencia física de la artista, su primera visita a Cuba la dejó sorprendida por la relación tan cercana entre el público y el movimiento de circo. 

Con una trayectoria apreciable dentro de las artes circenses en su país, la creatividad de Shayna ha sido varias veces elogiada por la crítica. Estudió danza y sociología, pero rápidamente enrumbó su interés hacia el circo. En 2005 recibió la beca Glenn P. Davis para el Festival de Danza Aérea, que se otorga anualmente a una coreografía de esa disciplina, y ese mismo año en Chicago produjo su propia compañía: Aloft.

En la arena internacional se le ha visto en el Varieté Pegasus, de Alemania; el Festival de Kuala Lumpur; en las festividades olímpicas de Hong Kong; en diversos complejos turísticos del Caribe; y en programas como Cirque Voila, Chicago Lyric Opera, Cirque de la Mer, La Luz de Coor / Tour Maxim Model Search, Nueva Visión Cirque, The Midnight Circus, y la compañía Smirkus.

Actualmente dirige el Circo Cheapo Cabaret, un nuevo proyecto en el que muestra su talento como acróbata aérea pues, por lo general, es la propia Shayna quien monta y produce sus espectáculos. En el caso de lo presentado en Cuba, la música juega un rol predominante, pero apareció una vez determinada la coreografía.

“Primero coordino los movimientos físicos —explica— y luego busco al músico que compondrá la melodía que acompañe mis movimientos. La música tiene que acentuar la emoción, marcar los momentos de mayor tensión según lo que se quiere mostrar. Debe alcanzarse una comunicación con el número, un equilibrio, pero siempre hay que dejar que el protagonismo recaiga en lo que está haciendo el artista, y no en el sonido”.

Recientemente obtuvo el galardón a la mejor actuación global en el I Festival de Artes Acrobáticas Aéreas, celebrado en Denver, California y en el Circuba, se llevó uno de los premios colaterales otorgados por el Circo norteamericano de Estrella Fuentes. Al opinar sobre el rigor apreciado en la competencia del festival, no escatimó adjetivos como “impresionante, increíble, fuerte y fantástico”. Este certamen también le ha ofrecido la posibilidad de intercambiar con colegas de todo el mundo, en especial de Latinoamérica, en quienes reconoció un desempeño de gran calidad.

Otro punto que llamó la atención de la artista fue el hecho de que los espectáculos se desarrollen en carpas, escenarios mucho más desafiantes para quienes les gusta derrochar adrenalina. “En los EE.UU. el circo casi siempre se presenta en teatros y no en carpas como estas, con la altura necesaria para presentar un número aéreo. Ese sentido de peligro y de excitación que se siente, el saber que los artistas verdaderamente están tomando riesgos, añade mucha emoción al espectáculo”.

Sobre las tendencias actuales del circo en su nación, Swanson declaró que se recurre menos a la tradición, a la espectacularidad de un movimiento o truco para que la gente aplauda, o a la fuerza característica en el circo tradicional. “Se intenta crear una impresión, una historia dinámica que se mantenga durante todo el número. El protagonismo recae en crear una historia y menos en causar una impresión en determinados momentos del número”, refirió.

 
 
 
 


galerÍa de imágenes

CIRCUBA 2011

 

LA JIRIBILLA Nro. 486
El circo, siete letras que apasionan
(9no. Festival Circuba)

 

LA JIRIBILLA Nro. 327
Pasen, señores pasen
(Presentación del Circo Nacional de Cuba)
   
Lineamientos del VI Congreso del PCC
(.pdf, 736 Kb)
Información sobre el resultado del Debate
(.pdf, 394 Kb)
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.