La Habana. Año IX.
16 al 22 de ABRIL de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Eduardo heras león (PARTE I)
Ni Guatemala ni Guatepeor,
el Waterloo de los mercenarios
Marianela González • La Habana
Get the Flash Player to see this player.
VIDEO: Fragmentos de una entrevista concedida a La Jiribilla
con motivo del aniversario 50 de la Victoria en Playa Girón (3.02)

Edición: Pedro Julio Miranda, Cámara: David González
Se utilizaron imágenes de los materiales Cuba, caminos de la Revolución,
del ICAIC y 66 horas, de Mundo Latino.
Centro de Comunicación Cultural, La Jiribilla
, 2011
 

Estábamos haciendo prácticas de tiro en el Valle de Guanito, en Pinar del Río, con un mortero 120. Yo era jefe de batería, instructor y estábamos haciendo las prácticas finales. Nos avisaron de que se habían bombardeado los aeropuertos. Recuerdo que estando en Guanito, recibimos la noticia del viaje de Yuri  Gagarin, que fue espectacular en ese momento. Con la noticia del bombardeo de los aeropuertos, enseguida nos movilizamos y regresamos a la base de Baracoa donde estaba el campamento nuestro, la escuela Comandante Manuel Fajardo para morteros 120. 

En ese lugar se esperaba de un momento a otro un segundo ataque de la aviación, porque allí estaba el avión de Fidel, un IL-14, y creo que hasta un helicóptero se guardaba allí. Sin embargo, ese aeropuerto no se bombardeó. Allí estuvimos, y cuando se supo de la agresión el 17, inmediatamente se empezaron a organizar las baterías para salir en dirección a Matanzas, al lugar. Yo no sabía exactamente dónde era el problema. Se  armó una batería de morteros 120, con seis de ellos. Me nombraron segundo al mando de la batería y como jefe, un teniente de milicias, Dionisio González, hombre mayor, veterano de la guerra de España incluso. Salimos, le pregunté dónde era la cosa, y me dijo una sola palabra: Girón.

Llegamos a Jagüey Grande casi de noche. El pueblo estaba oscuro, totalmente oscuro. Ahí ocurrió la primera anécdota hermosa, inolvidable, que tuve de estos días: Cuando cruzábamos el pueblo con las luces apagadas —por supuesto no se podían encender por los bombardeos enemigos y la aviación—, vimos una lucecita pequeña que se movía en la acera. Pasamos y nos dimos cuenta de que era una viejita que tenía un farolito y nos decía adiós con un pañuelo blanco y su pequeña lucecita. Fue un momento tan impactante, tan emotivo, que comenzamos a cantar el Himno Nacional en voz baja. Hoy en día un joven puede decir: “bueno, ¿cantar el himno?” Sí, lo cantamos, estábamos imbuidos de ese sentido patriótico, sabíamos que algo estaba sucediendo, que estaban atacando el país, estaban atacando la Revolución.

(…)

Estaba Fidel caminando de un lado hacia el otro. Oí una frase de él que decía: se piensan que van a encontrar otra Guatemala. Y alguien le dijo: “y van a encontrar un Guatepeor, Comandante. Y él afirmó: “¡no, su Waterloo es lo que van a encontrar aquí!
 

Transcripción de algunos fragmentos de la entrevista concedida a La Jiribilla con motivo del aniversario 50 de la Victoria en Playa Girón.

 
 
 
 


galerÍa de imágenes

Aniversario 50 del ataque
a Playa Girón

 
 
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.