La Habana. Año IX.
9 al 15 de ABRIL de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Aproximaciones a lo alternativo
Helen Hernández • La Habana
Fotos: Iván Soca

En los últimos años, el panorama artístico cubano se ha visto oxigenado por un grupo de eventos alternativos a los tradicionalmente convocados por las instituciones culturales del país. Se trata de festivales y conciertos cuya particularidad radica principalmente en la concepción interactiva, participativa y multidisciplinaria de la convocatoria, que utiliza la música como esencia para aglutinar diversas manifestaciones del arte contemporáneo —con especial presencia del audiovisual y el performance— y combina propósitos estéticos con las necesidades recreativas.


Festival de las Artes Proposiciones

El concepto de alternatividad de estas propuestas no solo se localiza en el tipo de arte que se presenta, fuera de los canales tradicionales de difusión. Siguiendo al estudioso de la comunicación Néstor García Canclini, lo alternativo sostiene una actitud propositiva, de exploración de opciones diferentes, y tiene una esencia dialógica, que parte de una tensión entre lo nuevo y lo hegemónico.

La organización y concepción de estas acciones a partir de grupos independientes o gestiones individuales de artistas (Matraka Producciones, PM Records, Calle G, X Alfonso, Raúl Paz, Suylén Milanés, etc.); la elección de espacios urbanos o rurales en los cuales, por lo general, no se desarrollan espectáculos culturales (Ciudad Deportiva, Pabexpo, Playa Jibacoa, Jardines de la Tropical, Playa La Puntilla, etc.); el tipo de público al que convocan; el hecho de que estén liderados por creadores jóvenes; las potencialidades de la promoción aprovechando las redes sociales y las nuevas tecnologías; la estructura casi siempre abierta y con más de un escenario; la diversidad de propuestas creativas concebidas para la interrelación in situ (entre ellas el tatuaje, la pirotecnia, el circo, las artes escénicas, etc.); el llamado a la participación internacional; entre otros, constituyen elementos a tomar en cuenta a la hora de resaltar lo novedoso del fenómeno.


Suylén Milanés en el Festival de las Artes Proposiciones

Las posibilidades que tienen estos proyectos para redimensionar los procesos culturales en la Isla, están todavía por constatarse, pero pudieran estar consolidándose en tanto ya no se trata de un hecho aislado.

El cantante X Alfonso, refiriéndose a Fábrica de Arte Cubano, ha comentado, por ejemplo, que este ya “deja de ser un proyecto; es un movimiento de artistas contemporáneos cubanos que nos unimos para dar al mundo conocer nuestros códigos estéticos, no solo la música sino todo el horizonte del arte cubano creado actualmente en las distintas disciplinas: artes plásticas, música, cine, teatro y danza”.

Uno de los más significativos sucesos en este sentido ha sido el Festival Rotilla, efectuado por primera vez en 1998. Esta fiesta de la música electrónica es organizada de manera independiente por un grupo de jóvenes integrado por Matraka Producciones, y ha venido sumando adeptos hasta alcanzar los 15 mil asistentes en su más reciente edición.

El Festival toma el nombre de una pequeña playa en La Habana en la que por primera vez se efectuó este maratón ininterrumpido de DJ´s. La magnitud del público que comenzó a seguirlos, trasladó la sede hacia la playa de Jibacoa, en la que acampan durante tres días miles de personas, en su mayoría jóvenes. Desde 2008 el Festival se abrió también a todo tipo de géneros musicales, y comenzó a sumar bandas y grupos de hip hop, rock, pop, fusión, entre otras modalidades de la llamada música urbana.

Actualmente existen cinco escenarios simultáneos durante la noche, en los cuales se muestran representaciones de arte experimental y de vanguardia, según prometen sus organizadores. La convocatoria aclara que no existen géneros o patrones específicos para participar, pues “el objetivo es darles espacio a jóvenes talentos defensores del arte de vanguardia y fusionar manifestaciones artísticas”.


X Alfonso

Si bien es apoyado por el gobierno provincial, la Asociación Hermanos Saíz, entre otras instituciones y organismos nacionales, el núcleo gestor de Rotilla es totalmente independiente y autogestionado, por lo cual resulta en sí mismo un novedoso diálogo cultural entre la sociedad civil y las instituciones culturales en Cuba. 

Rotilla plantea también el empeño de mantener a los jóvenes en contacto con la naturaleza, “e incitarlos a su cuidado llevando conjunto con la diversión ya garantizada campañas de protección al medio ambiente y de origen social”.

Otros eventos de este corte son el Festival de las Artes Proposiciones (PM Records, 2010); el propio proyecto Fábrica de Arte Cubano; los conciertos “Luz de cuidad”, convocados por el músico Arnaldo Rodríguez; los festivales Cuerda Viva y Piña Colada, que promueven géneros urbanos y fusión; el Peace and love, un Festival sueco celebrado por primera vez en Cuba este 2011; los conciertos benéficos “Escuelas contra ciclones”, organizados en 2009 por el cantautor cubano Raúl Paz, entre otros.


Festival de las Artes Proposiciones

Como elemento común, estos festivales y conciertos promueven en su discurso campañas y mensajes de bien público con intenciones pacifistas, ecologistas, de respeto a la diversidad sexual, promoción de la igualdad entre los géneros, etc. La intención de llegar con estas ideas a los niños y jóvenes es también uno de los rasgos comunes, de ahí que muchos de ellos cuenten con el financiamiento y auspicio de UNICEF. 

El Festival de las Artes Proposiciones (Calle G y Ciudad Deportiva, 2010), por ejemplo, partió para su realización del lema “Por un planeta vivo” y destinó un núcleo fuerte de actividades en los pequeños. Su presidenta, la cantante cubana Suylén Milanés, lo definió como “una gran fiesta de las artes donde estén integradas todas las manifestaciones en función de enviar un mensaje de amor, de paz, de respeto por la diversidad y la naturaleza”, con la idea de transmitir al arte joven la invitación para pensar en los retos de las sociedades contemporáneas.


Festival de las Artes Proposiciones

Entre las acciones convocadas en este sentido estuvo la realización de un video de animación que unió las ideas de seis diseñadores motivados a partir del lema del Festival. Sobre el audiovisual se insertaron mensajes de bien público que luego se multiplicaron en nuevos soportes como postales, pósters, pegatinas, etc., y que sirvió como hilo conductor de todo el certamen. Acciones plásticas como las de la pintora Mitsuko, quien confeccionó cestos artesanales pintados a mano y luego ubicados en la Calle G, mientras diseñadores y estudiantes del ISDI confeccionaban un mural, reforzaron este propósito.

Por su parte, el Festival de origen sueco Peace and love, celebrado por primera vez en Cuba el pasado marzo en los Jardines de la Tropical, se concibe sobre principios pacifistas y ecologistas.


Festival Peace and love

Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo anterior no trasciende el discurso, pues no llega a concretarse en acciones y, al culminar los espectáculos, los lugares quedan abarrotados de residuos agresivos al medio ambiente. Puede que los organizadores limpien y recojan luego los basurales, pero está perdiéndose la posibilidad de transformación de la  conciencia en un público que casi siempre pertenece a las generaciones más jóvenes. La alternatividad en este sentido se convierte en una etiqueta más que en una proyección verdaderamente modificadora de actitudes frente a la depredación del consumo. Lo progresista pierde entonces su sentido político.

En otro orden, la presencia de artistas internacionales en la arena cubana es una de las ganancias de los espectáculos, partiendo siempre de propuestas alternativas. Además del Peace and love, que trajo varios músicos a la Isla, los conciertos “Escuelas contra huracanes” organizados por Raúl Paz en 2009 con fines benéficos para reconstruir los centros educacionales destruidos en Pinar del Río tras el paso de los ciclones Gustav y Ike, sumaron creadores de Francia y España como Florent Pagny, MC Solaar, Jehro, Antonio Carmona y Yannick Noah.


Festival Peace and love

La aparición de iniciativas como las citadas en diversas regiones del país, con un carácter autónomo, autogestionadas y algunas con proyección comunitaria, viene marcando la pauta de un nuevo tipo de relaciones entre el arte joven cubano y la sociedad. El deseo de intervenir la ciudad apropiándose de sus espacios resulta de por sí indicativo, a lo que se añade la interactividad y espíritu participativo de las propuestas. Debe cuidarse, no obstante, la banalización de estos conceptos cuando se asumen de manera irreflexiva y tienden a convertirse en moda, etiqueta para ganar financiamiento, o en cierto tipo de esnobismo. Ello iría en detrimento del carácter revolucionador que entraña la alternatividad como principio.

 
 
 
 


galerÍa de imágenes

Fábrica de arte 
 

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.