La Habana. Año IX.
9 al 15 de ABRIL de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Carlos Acosta, Premio Nacional de Danza 2011

“Mi corazón está en Cuba”

Yinett Polanco • La Habana

Fotos: Kike (La Jiribilla)

El Premio Nacional de Danza 2011 sorprendió a Carlos Acosta en uno de sus frecuentes viajes a Cuba. Había venido por una semana a celebrar el cumpleaños 93 de su padre cuando se hizo público el fallo del jurado. Con tantos lauros que ha recibido en su carrera debería estar acostumbrado a los reconocimientos, pero la expresión de su cara reflejaba auténtica alegría.

“Fue una sorpresa muy grata, estoy muy contento —confesó en exclusiva a La Jiribilla—, decir Premio Nacional de Danza es pronunciar palabras mayores. Es un logro de la Escuela cubana de ballet que me formó y quisiera compartirlo con mi pueblo, con mi gente, con todos los artistas que continúan haciendo lo posible por que la cultura de Cuba se mantenga constantemente en lo alto: Miguel Iglesias, Lizt Alfonso y sobre todo nuestros padres: Alicia Alonso y Fernando Alonso”.

Integrante del Ballet Nacional de Cuba entre los años 1992 y 1994, Acosta es miembro permanente de The Royal Ballet desde 1998 y, luego de 2003, actor principal invitado de este. Su participación, además, en otras compañías como English National Ballet, Houston Ballet y American Ballet Theatre en EE.UU., y Compagnia Teatro Nuovo di Torino en Italia, le ha facilitado alcanzar un mayor reconocimiento internacional. Su diálogo directo con estas agrupaciones danzarias le ha permitido servir de puente para la actuación en nuestro país de muchos de sus integrantes.

“Es  muy importante que el público cubano vea lo que se está haciendo —afirma—, lo más contemporáneo, que vea un repertorio extenso porque mientras más se ve más se puede comparar y evolucionar. Sufro cada vez que estoy en Londres bailando obras de coreógrafos impresionantes porque sé que mi pueblo se lo está perdiendo. Siempre fue mi sueño venir con Manón, por ejemplo, que es una producción de más de un millón de libras esterlinas. Era casi imposible soñar que el público cubano pudiera ver Manón con el Royal Ballet…, y se realizó; quiere decir que si uno persiste, si uno trabaja bien, los sueños se vuelven realidad.”

Los planes se agolpan en la agenda del coreógrafo de Tocororo: la interpretación de El Lago de los cisnes en el Covent Garden y una gira por el Reino Unido con un espectáculo llamado Premier Place, en el cual incluirá creaciones de coreógrafos con los que no había trabajado de modo habitual, son algunos de ellos. Sin embargo, el regreso periódico a la mayor de las Antillas es para él una necesidad permanente: entre agosto y diciembre Carlos Acosta planea culminar su gira nacional porque, asevera, “hay muchos lugares que no conozco, y me gustaría ir, que me vieran”.

Para este bailarín que ha interpretado a Albrecht en Giselle, Basilio en Don Quixote y el Prince Siegfried en El lago de los cisnes, por solo citar algunos ejemplos,  “Cuba es una nación de artistas” y a su juicio “el futuro del ballet en la Isla está garantizado porque hay una tradición muy sólida, de 60 años, y en esas seis décadas se ha logrado un gran nivel, una escuela con una autenticidad muy importante a nivel mundial.

“En este continente nada más existe la Escuela Cubana de Ballet como sello propio, y es un logro de nuestro país. Esa institución ha lanzado millones de artistas al mundo. Los artistas que vivimos en todas partes debemos en algún momento regresar y unificarnos para verter esa información, los conocimientos que hemos aprendido en la raíz que nos formó. Tenemos que hacerlo para beneficiar a todos los estudiantes, a los bailarines cubanos, para mantener la tradición de formar grandes artistas. Hay que tratar de dejar las ganancias personales en un segundo plano, el orgullo, el ego y tratar de poner en primer plano el bien comunitario.

“Tener mi propia compañía aquí es un sueño que veo cada vez más cercano, es lo que quisiera —confiesa—. Yo pudiera hacer mi propia compañía en cualquier lugar del mundo, en Londres por ejemplo; pero mi corazón está en Cuba, y si alguien se va a beneficiar de mis energías y mi talento tienen que ser mi país y la escuela que me formó.” 

 

 
 
 
 


galerÍa de imágenes

Presentaciones del Royal Ballet en la Habana
 


galerÍa de imágenes

Carlos Junior y sus invitados 
 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Carlos Acosta, Premio Nacional de Danza 2011
La Jiribilla

ENTREVISTA CON CARLOS ACOSTA:
Nos distingue la cubanía

Nirma Acosta

La expresión más pura de la tradición danzaria cubana
Miguel Barnet

Apolo de vacaciones en el trópico
Tania Cordero

José Manuel Carreño y Carlos Acosta:
“Alicia es nuestra bandera cubana”

Cobertura especial de La Jiribilla

Un tocororo en cualquier latitud
Tupac Pinilla

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.