La Habana. Año IX.
12 al 18 de FEBRERO
de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Voces contra la guerra nuclear

Así ha de sentirse la Pachamama

Rachel Domínguez • La Habana

Fotos: Cortesía de la autora

Así de adolorida ha de sentirse nuestra Tierra. ¿Y cómo puede ser distinto ante el actual paisaje del mundo, en especial de América Latina? Así concluye también uno de los poemas leídos por la colombiana Francis Liliana Díaz, escritora que, junto con otros poetas como Pedro Nazar, Legna Rodríguez, Cristina Doménech y Tarek William Saab, inauguró la segunda jornada de la iniciativa Voces contra la guerra nuclear en la presente edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana.

Las lecturas de poemas convocadas por el Festival Internacional de Poesía de La Habana forman parte de un movimiento mayor, liderado por la Red de Festivales Internacionales de Poesía de América Latina y que consiste en realizar cuatro acciones poéticas globales que permitan a la palabra protagonizar el retorno a la cordura y la paz, de la misma forma en que desde hace tiempo la guerra emprende el camino hacia el fin de nuestra especie; un caminar lento pero doloroso.

Hablamos de hombres y mujeres que han tenido “la fortuna” de ser desempleados porque su trabajo es la poesía, y que cuando le preguntan por sus proyectos, responden: “Vivir, porque la realidad siempre nos supera”.   

Aunque también responden con su trabajo. De esta forma los argentinos Cristina Doménech y Pedro Nazar relataron sus progresos en los talleres de poesía que organizan con niños y jóvenes que viven en centros penitenciarios. Muestran los libros artesanales realizados por sus “alumnos”; hechos con papel reciclado en una papelera llamada Chilavert y que fue tomada por sus trabajadores luego de la crisis del Corralito en Buenos Aires, en 2001, aquella en la que algunos gobernantes intentaron quedarse con el dinero que el pueblo tenía en los bancos.

Por eso, como la poesía es palabra, y como la dialéctica entre la necesidad y la explotación es la que genera la guerra, “aparece la palabra y la dignidad capaz de revertir la naturaleza bélica como icono de deshumanización, porque, ¿quién dice que la guerra, como el resto de las miserias del hombre como raza, no puede revertirse? ¿Quién dice que la poesía no puede ser la última gota de utopía a la que aferrarse?”, preguntó Doménech.

 
 
 
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Voces contra la guerra nuclear
Cuando se reúnen poetas… otra vez
Marianela González

LA JIRIBILLA Nro. 040
Ideas vs. Cañones
(XI Feria Internacional del Libro)

LA JIRIBILLA Nro. 092
Lectura interminable
(XII Feria Internacional del Libro)

LA JIRIBILLA Nro. 145
Sed de saber
(XIII Feria Internacional del Libro)

LA JIRIBILLA Nro. 196
Seguimos creciendo
(XIV Feria Internacional del Libro)

LA JIRIBILLA Nro. 248
Pasaporte cultural para ser libres (XV Feria Internacional del Libro)

LA JIRIBILLA Nro. 301
Leer es crecer (XVI Feria Internacional del Libro)

 

LA JIRIBILLA Nro. 354
Por una cultura libertaria y humanista (XVII Feria Internacional del Libro)

 

LA JIRIBILLA Nro. 407
Un abrazo de dos pueblos
(XVIII Feria Internacional del Libro)

 

LA JIRIBILLA Nro. 458
La cultura al alcance de todos, un principio convertido en realidad
(XIX Feria Internacional del Libro)

 

LA JIRIBILLA Nro. 459
Reynaldo González: Un autor por el interés de que no se pierda la imprescindible brújula de la cultura (XIX Feria Internacional del Libro)
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.