Año IX
La Habana
23 al 29
de OCTUBRE
de 2010

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

RETABLO ABIERTO

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

Primer Llamamiento e Informe
a sus Hermanos y Hermanas de América Latina y el Mundo

32 Festival de Cine: portador de diversidad excepcional

Alfredo Guevara • La Habana

 

Hermanas y hermanos:

Del 2 al 12 de diciembre de este año tendrá lugar en La Habana el 32 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que reunirá en fraterno encuentro a los cineastas de nuestros países con sus más recientes filmes y la presencia segura no solo de la vanguardia de nuestras cinematografías sino, formando parte de ella, de una verdadera pléyade de jóvenes creadores con sus primeras o muy primeras obras.

De acuerdo con los filmes inscritos y atendiendo a la selección habitual, calculamos que llegarán a las salas cinematográficas más de 400 títulos, reflejo de la diversidad de la producción y de la calidad y audacia que esos nuevos mensajes entregan desde renovadoras ideas y concepciones estéticas. El Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, regional por su carácter, se desborda una vez más por vocación universal y por eso incluirá en su programación jornadas, presentaciones especiales, retrospectivas de las más importantes cinematografías de todo el mundo.

Solo faltan meses para la celebración del Festival. Esto explica que se estén conformando ya los Jurados, cerrando los plazos de admisión y, sobre todo que comience a elaborarse un plan de Programación lo más amplio y balanceado que sea posible atendiendo a la producción del año y a que el Festival, proyectado hacia la actualidad contemporánea organiza, seminarios que abordarán temas candentes o de permanente urgencia, con la participación de especialistas de América Latina y otras regiones. No faltarán exposiciones de carácter plástico y conciertos, ni otras actividades de significación intelectual-artística.

Como de costumbre —y es toda una señal— el 32 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano tendrá por sede el Hotel Nacional de Cuba y se apoyará en parte de la red hotelera de La Habana, apreciando la cercanía y facilidades de transporte e irradiará su actividad cinematográfica por toda la ciudad. El Pabellón Cuba, en la Rampa, vuelve a ser parte del corazón festivalero dedicado principalmente a los jóvenes. Ya hemos hecho referencias a cuanto está logrado y cuanto esperamos de la programación.

Para facilitar la información diaria, precisa y accesible, publicará el Festival un periódico que incluye notas y artículos, críticas y fotografías referidas a la programación y al cine en general, sin renunciar a una actualización permanente de nuestros sitios web http://www.habanafilmfestival.com/ y http://www.nuevocinelatinoamericano.cult.cu/ o al Noticiero que día a día que llegará a los espacios televisivos.

Para dar una idea más cercana de cómo va cobrando forma el 32 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano adelantamos algunos datos-informativos que completen de algún modo su diseño. El 32 Festival, podemos asegurarlo, será portador de diversidad excepcional.

En el 200 Aniversario de la Independencia de casi toda América Latina, las presentaciones y muestras especiales serán portadoras de los más recientes filmes dedicados a este histórico acontecimiento y dedicará atención a otra fecha trascendente, los cien años de la Revolución Mexicana, esa otra renovadora insurrección que, con las armas y el pensamiento, permitió al pueblo mexicano renovar y modernizar las armas de combate y de reafirmación identitaria, como ejemplo para todos nuestros países.

La Revolución Cubana encontró fuentes de inspiración en ella y México y su historia, pensadores, artistas, escritores han tenido en todo ese período igual irradiación hacia la juventud de América Latina. Lázaro Cárdenas, la nacionalización del petróleo, México frontera y contención del Imperio, no podrán ser jamás olvidados. Este homenaje a los cien años de la Revolución Mexicana merece esa atención especial que ha de dedicarle el Festival y será como reafirmar nuestra propia identidad. La presencia de obras realizadas por destacados realizadores mexicanos, y con ellos, entre ellos, de los más jóvenes, es toda una señal de cuán vivos están aquellos ideales.

Se entrelazan así el fervor admirado que recoge la Muestra Libertadores, Nuestra América, Bicentenario de la Independencia y esta ya comentada de la Revolución Mexicana.

Por supuesto, están seguras ya algunas de las más importantes muestras de cinematografías de países que poseen poderosas industrias tales como del cine alemán, el español o el británico y las de Italia y Francia, así como la de África en el 50 Aniversario de la Descolonización. Esa imagen cinematográfica de África será, esperamos, otro acontecimiento.

De modo excepcional se presentará la copia salvada y restaurada de Metrópolis (1929), de Fritz Lang, con acompañamiento de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Como en los Festivales anteriores tendrán lugar el Taller de Guiones, el Premio Cultural del Alba Latinoamericano primera copia y como novedad una exposición de alta tecnología patrocinada por Arriflex.

“El Niño y su Universo Audiovisual” será objeto de un Foro Internacional que se verá apoyado por la producción cinematográfica y en general audiovisual que se le relaciona. Esta será su 24ª presencia como parte del Festival.

El cartel del Festival ha sido encargado a uno de nuestros más destacados artistas plásticos: Eduardo Abela, y Eduardo Muñoz Bachs —nuestro gran cartelista, otras veces homenajeado— nos sorprenderá (y será siempre su característica) con una muestra conocida e inédita, rasgo solo apreciable en el genio. No haré referencia ahora a las otras exposiciones o muestras de obras plásticas, en tanto se adecuan o aseguran los espacios.

Serán otras muchas las actividades que en el 32 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano tendrán lugar mientras se proyectan los más de 400 filmes mencionados, se discuten potenciales producciones y se van abriendo posibilidades. No olvidar que no pocos proyectos discutidos, premiados, estimulados en los festivales llegan más tarde realizados y a concurso.

Debo terminar esta primera nota informativa haciendo referencia a dos seminarios, el Taller “Puentes y más Puentes” que abordará algunos de los temas que más inquietan en nuestra época; época de retos y tareas que no pueden ser esquivadas, urgentes, verdaderamente urgentes y que son, serán, signos inequívocos de eventuales transformaciones (?). ¿Cuándo, hasta dónde, cómo…?

Los temas propuestos para “Puentes y más Puentes” son:

• Las formas de las culturas latinas en USA: ¿enriquecedoras?, ¿motivos de confrontación, encuentro, deslumbramiento, desconcierto?

• ¿Será posible un grado de fraternal encuentro que culmine o haga avanzar el reconocimiento de lo latino y del latino como enriquecimiento espiritual de la sociedad en un marco en el que el diseño imperial se afirma y se extiende militarmente y en el que, en aparente paradoja, busca construirse otra imagen?

• ¿Como pudieran los Centros de irradiación cultural-espiritual de USA y América Latina en sus interrelaciones contribuir a activar un más alto grado de comprensión (Universidades, Centros de Estudios Especializados, Instituciones, Iglesias, etcétera) más allá de los factores y fuerzas de diverso carácter que tratan de impedirlo?

Otro seminario, de obligada reflexión y definición ética, será dedicado a “La Intelectualidad y el Planeta”. Este seminario lo organiza y realizará el Festival en conjunción con la Fundación de la Naturaleza y el Hombre, y contará con la presencia de personalidades de varios países y especialidades, de formación y experiencia diversa, pero también con jóvenes investigadores.

La pregunta que nos hacemos desde ese centro moral más que válido puede resumirse en pocas líneas. ¿Es concebible acaso la indiferencia o el silencio para el intelectual que se cree, quisiera ser, se proclama orgánico, ante la destrucción del planeta y el riesgo de enturbiar o/y destruir toda esperanza de vida?

¿Qué pudiéramos hacer los cineastas y cinéfilos de América Latina, nosotros, y nuestros amigos de otras latitudes en la defensa del Planeta que es también derecho a la vida?

Por eso el Seminario “La Intelectualidad y el Planeta” —que no renuncia a la reflexión científica, que puede ser estratégica— descansará en esa urgente reflexión ética que parece impregnará el Festival todo.

Los cineastas de América Latina vivimos instantes de máxima tensión. Y los organizadores del Festival, nuestro Comité y Equipo no cierran en este Primer Llamamiento e Informe a sus Hermanos y Hermanas de América Latina y el Mundo, la posibilidad de incluir otras formas de expresión y debate.

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2010.
IE-Firefox, 800x600