Año IX
La Habana
4 al 10
de SEPTIEMBRE
de 2010

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

 
 

Alfredo Guevara, Ángel de La Jiribilla

 La Habana

Fotos: R.A Hernández (La Jiribilla)

 

“Alfredo Guevara ha sido uno de los intelectuales más influyentes de nuestra vida y sobre todo, desde luego, de nuestra vida revolucionaria, que ya tiene más de medio siglo”. Con estas palabras se refirió el poeta cubano Roberto Fernández Retamar a este reconocido intelectual cubano y a los años en que tuvo el placer de conocerle, minutos antes que el artista de la plástica José Luis Fariñas le entregara a Alfredo el Ángel de La Jiribilla.

La distinción le fue conferida al fundador del Instituto Cubano del Arte e Industrias Cinematográficos en la tarde del viernes 3 de septiembre, en el Pabellón Cuba, sede de la Asociación Hermanos Saíz. Consistente en una recreación original de la obra Ángel de La Jiribilla, de Fariñas, este reconocimiento es otorgado por la revista cultural La Jiribilla a personalidades que han dedicado su vida y obra a defender los valores de nuestra cultura y que mantienen un vínculo con la publicación. El motivo que centra la obra corporiza lo que Lezama Lima describiera como “diablillo de la ubicuidad”: encarnación de la “Fabulosa resistencia de la familia cubana. Arca de nuestra resistencia en el tiempo…”.

Luego de haberse entregado en otras ocasiones al propio Fernández Retamar, al cantautor Silvio Rodríguez y a la periodista Marta Rojas, La Jiribilla decidió homenajear al cineasta cubano “por la hondura de su pensamiento, por su presencia creadora en el quehacer cultural de la nación”.

Evidencia de la sostenida labor de Guevara en función del debate y la reflexión crítica como sustento de nuestra sociedad, resultaron sus palabras luego de recibir la distinción: “los jóvenes son lo que más me interesa —dijo—, porque son lo que más interesa”. En su intervención, Alfredo Guevara demostró que a sus 84 años, como dijera también Retamar, es "uno de los intelectuales más dignos de ser honrados con el Ángel de la Jiribilla, ese que convocó hace más de medio siglo Lezama Lima". 

Inspirados por los acordes de La Bayamesa, en voz y guitarra de Eduardo Sosa, quienes allí se congregaron presenciaron una tarde de evocaciones: la inmensurable labor de Alfredo al frente del ICAIC, en su etapa fundacional; el traspaso, años más tarde, de aquel espíritu creador al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano; su propia obra como cineasta y, especialmente, su consagración al pensamiento y a los debates más urgentes en torno a la cultura y la sociedad cubanas.  En los minutos finales del encuentro, Alfredo recibió con su habitual sonrisa el saludo de quienes se le acercaron a felicitarle. Es el Alfredo Guevara que la juventud reclama y con ella se comunica, como una gran familia: resistente, ubicuo, siempre en el asombro. Como un ángel nuestro.   

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2010.
IE-Firefox, 800x600