Año IX
La Habana
4 al 10
de SEPTIEMBRE
de 2010

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

 

¿Quién es usted, señor Barack Obama?

Daniel Chavarría • La Habana

 

Al evocar la opinión del Che sobre el imperialismo, en el que no se debía confiar “ni tantico así”, yo, que tengo la peligrosa tendencia a creer sin mayor precaución en la bondad de la gente, me he preguntado varias veces quién será realmente Barack Obama:

1. ¿Será uno más de la calaña de Hitler, Kissinger, Cheeney, Wolfowitz y los miembros del Club Bilderberg, dispuesto a “salvar” la especie humana y el planeta mediante la malthusiana eliminación de cuatro mil millones de personas y la reducción de la mayoría restante al estado de zombies obedientes, trabajadores que jamás protestan y se mantienen satisfechos con el estado de enajenación al que los llevaría el consumo de productos alucinógenos distribuidos por un gobierno mundial?

2. ¿Será un político de menor calibre letal, pero oportunista, ambicioso y falaz como la mayoría absoluta de los que hoy se sientan en los escaños de ambas cámaras norteamericanas; uno de tantos que por lograr honor, dinero y seguridad para sí mismos y sus familias están dispuestos a cumplir cualquier orden recibida de los verdaderos gobernantes del Imperio?

3. ¿Será el noble padre de familia que cree en la Constitución y el derecho a la felicidad de todos sus conciudadanos, sin distingo de raza, sexo y credo, pero moralmente débil y entrampado por las presiones recibidas en su cargo?

4. ¿Será un creyente en las bondades de la libre empresa y en la posibilidad de un gobierno mundial adecentado y perfectible en un futuro cercano? 

5. ¿Se habrá dejado convencer por los tanques pensantes y especialistas al servicio del Club Bilderberg y el Pentágono, de que una agresión mininuclear a Irán y a otros países díscolos es controlable y puede propiciar al mundo un escarmiento que lo torne más gobernable de acuerdo con el programa imperial?

6. ¿Sentirá el temor a Dios y creerá que todo en esta vida se paga, en el Más Allá o en el Más Acá, máxime en el caso de los genocidas, y pretenda honrar su Premio Nobel de la Paz?

7. ¿Será un hombre que desde muy niño, para sobrevivir a las leyes injustas y al racismo de la selva urbana, aprendió a esconder su pensamiento político y hoy siente como el afronorteamericano que es, un rencor más que justificado por la extrema derecha imperial de su país?

8. ¿Será un calculador experimentado, capaz de ocultar su veneración por figuras como Martin Luther King y Nelson Mandela, con un escondido propósito humanitario en su gestión de estadista en el ámbito mundial?

9. ¿Será un hombre vacilante, confundido ante la gravísima situación internacional que le ha caído sobre los hombros, y ante la alternativa de apretar o no el botón de la guerra, decida a último momento evitarla, movido por sus buenos sentimientos?

En resumen, si Obama fuera el personaje descrito en alguna de las cinco primeras opciones es muy probable que el próximo 7 de septiembre Irán sea atacado con bombitas nucleares destinadas a destruir los centros científicos donde se enriquece uranio y se preparan numerosos productos destinados a la salud y el bienestar material de esa nación. Y de ocurrir ese bombardeo, miles de cohetes iraníes replicarán sobre las naves norteamericanas fondeadas en el Golfo pérsico y asimismo en territorio de Israel. Se habrá iniciado así la gran apocalipsis de este planeta.

Si por el contrario, Obama se tipificara como uno de los ejemplos caracterizados en los puntos 6 al 9, yo confiaría en que no va a apretar el fatídico botón iniciador de la Guerra Final.

Tras haber leído las últimas reflexiones de Fidel, ratifico esta opinión y espero que su puntería augural sobre los grandes hechos políticos mundiales haya dado otra vez en el blanco, al vislumbrar en la figura del presidente Barack Obama, la escondida esencia de un político humanitario.

30 de agosto de 2010

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2010.
IE-Firefox, 800x600