Año VIII
La Habana
del 11 al 21
de FEBRERO
de 2010

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

Homenaje a Miguel Hernández en La Habana

El centenario del poeta de los ojos abiertos

Rachel Domínguez Rojas • La Habana

Fotos: Jorge Ramírez (La Jiribilla)

 

... sigo manteniendo viva mi capacidad de asombro ante
la maravilla y mi capacidad de indignación ante la infamia,
y continúo creyendo en la verdad del poeta que me dijo
que no tome en serio nada que no me haga reír.
Eduardo Galeano

“Si Miguel no hubiera muerto en la cárcel de Alicante el 28 de marzo de 1942 hubiera venido a Cuba, como también hubiera hecho cine, pero solo tenía 31 años. Fue un hombre que aprovechó mucho el tiempo, como si hubiera vaticinado que su vida sería corta”, afirmó José Luis Ferry, autor de una biografía que será próximamente presentada en Cuba Pasiones, cárcel y muerte de un poeta, en el homenaje a Miguel Hernández organizado por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Abel Prieto, ministro de Cultura; Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas; Víctor Casaus, director del Centro Pablo y otros especialistas y estudiosos de la obra de Miguel Hernández, a propósito de la 19 Feria Internacional del Libro celebraron el centenario del nacimiento del gran poeta español.

Sino sangriento y otros poemas y su poesía completa, ambos de la Editorial Arte y Literatura, fueron presentados en este espacio organizado por el Centro Pablo. El prólogo de este último título, presentado en la sala Lezama Lima, es obra de Fernández Retamar, quien afirmó que el pastor-poeta fue para él un formador. “Era un adolecente cuando comencé a leerlo y probablemente no le deba tanto a otros poetas”, confesó el autor de Felices los normales.

“Cuando Miguel se compara con un toro, ‘…y se le olvida que es toro, y masculino…’, recuerdo a Juan Larrega que comentaba que los críticos que veían el mal representado en el toro del Guernica eran totalmente desacertados, porque para los españoles el toro era ellos mismos”, concluyó Retamar.

José Luis Ferry también adelantó la próxima presentación de su biografía para los cubanos, a los cuales cedió los derechos de autor “por la complicidad de este hombre con Cuba”, aseguró el escritor español.

La canción del esposo soldado es una experiencia personal convertida en experiencia universal. Cuando este hombre se entera de que va a ser padre, escribe este poema que comienza a circular entre el resto de los soldados, que se veían representados en lo que él sentía, incluidos aquellos del ejército contrario. Esa era la grandeza de Miguel, por eso he tratado de presentarlo como el hombre rabiosamente humano que era”, narró Ferry.

Una canción para Miguel, concurso convocado por el Centro Pablo como parte de las actividades en homenaje al poeta, citó hace unos meses a un grupo de trovadores para musicalizar sus poemas. Los ganadores, entre varias composiciones, fueron los integrantes del Dúo Karma, con la canción homónima del poema “El corazón es agua”.

El cantor de Orihuela mezcló arte y compromiso sin caer en la propaganda, llegó al pueblo con una alta calidad literaria y murió con los ojos abiertos sin que alguna de las personas que fueron a enterrarlo lograra cerrarlos. No pudieron comprender que los grandes poetas nunca mueren. La prueba es que a cien años de su nacimiento el mundo entero lo recuerda.

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2010.
IE-Firefox, 800x600