Año VIII
La Habana
del 11 al 21
de FEBRERO
de 2010

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

Conferencia del escritor sudafricano Raks Morakabe

Un sí por el intercambio cultural

Rachel Domínguez Rojas • La Habana

Foto: Jorge Ramírez (La Jiribilla)

 

…“You who shall emerge the flood in which we are sinking,

Think when you speak of the dark time and the weaknesses that brought them forth,

For we went changing our countries more often tan our shoes,

In the class war despairing where there was injustice and no resistance,

Even anger against injustice made the voice grow hoarse,

Even hatred of squalour made the brow grow stern,

But, we knew we who wished to lay the foundations of kindness,

Could not ourselves be kind,

When all had come to pass, that man could live with his fellow men:

Judge us not too harshly”…

To posterity,

Bertolt Brecht

Raks Morakabe, editor sudafricano y autor, junto a los prestigiosos escritores Richard Bartlett y Nadine Gordimer de Halala Madiba: Nelson Mandela in Poetry, sigue creyendo en la fuerza de la palabra y en su establecimiento como ley infalible de los pueblos. Se apoya en lo que ha aprendido de sus antepasados: escritores, políticos e impulsores del arte en todas sus formas. Así lo aclaró en su conferencia Democracia, Movimientos sociales y Programas culturales realizada este sábado en la sala José Antonio Portuondo.

“Me gustaría imaginar a hombres como Brecht observando su posteridad, todas las luchas que han barrido el mundo desde entonces”, afirmó. No solo porque haya hombres que luchan toda la vida ―esos son los imprescindibles―, sino porque ganar revoluciones es más fácil que mantenerlas y defenderlas, como bien explicó Morakabe.

El premiado escritor opinó que no resultan asombrosas las experiencias que ha legado el surgimiento de movimientos sociales que van más allá de “engavetar los papeles de la injustica que todavía existe en diversas latitudes”. En África también pueden encontrarse movimientos sociales que fomentan el desarrollo de la cultura nacional y retan a los gobiernos a cumplir las promesas que formularon al comienzo de sus mandatos y no han hecho ni el intento de cumplirlas.

“Los que no participaron directamente en las luchas de Sudáfrica han querido disfrutar de sus beneficios sin haber hecho ningún sacrificio. Ya contamos 20 años desde la victoria sobre el Apartheid, pero muy poco piensan las nuevas generaciones en cómo habría sido la vida sin el sacrificio de hombres como Nelson Mandela y Roosevelt. La nuestra fue una victoria donde el colonizador y el colonizado vivían en el mismo país”, recordó el intelectual sudafricano.

Con respecto a estos hombres rememoró el período en que conoció a Mandela, cuando también él se encontraba en prisión. “Tenía 19 años ―dijo. Solíamos comunicarnos e intercambiar documentos. Cuando salimos de prisión, nuestro trabajo se centró en diversas publicaciones sobre aquellos años”.

Morakabe agregó que los vínculos que se establecen a través del intercambio cultural son la mejor forma de romper los muros que nos separan. “Hagámonos valer de los acuerdos de cooperación cultural que han firmado nuestros gobiernos y adueñémonos de esos puentes”.

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2010.
IE-Firefox, 800x600