Año VIII
La Habana
22 al 28
de AGOSTO
de 2009

 

Ediciones anteriores

Búsqueda Avanzada

NOTICIAS

SECCIONES

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

EN PROSCENIO

LA CRÓNICA

Amado del Pino

APRENDE

Bladimir Zamora

LA BUTACA

Joel del Río

LETRA Y SOLFA

Alberto Garrandés

ENREDOS

MEMORIA

Josefina Ortega

LA COMPACTERA

J. Borges-Triana

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

REBELDES.CU

Quince años celebrando la invisibilidad
Marianela González
Matanzas
Se conoce que en la cuna de la civilización occidental, la Atenas clásica, el teatro para niños fue uno de los ejes centrales de la vida pública. Así lo historió Platón, en sus Leyes, y Aristófanes, en el prólogo a La Paz. No habría de remontarme a tantos siglos de distancia para referirme a una compañía de teatro de títeres si no fuese por la ventaja del paralelo: hace 15 años, la Atenas de Cuba engendró Teatro de Las Estaciones, quizá el más importante conjunto de este tipo que se registre hoy en Latinoamérica.
La Jiribilla en Facebook La Jiribilla en Twitter Canal de videos de La Jiribilla en You Tube
VIDEO
Encuentro de Fidel con jóvenes venezolanos
 
 

Galería de imágenes: 15 años de Teatro de las Estaciones
BREVE RECORRIDO POR LA VIDA ARTÍSTICA DE TEATRO DE LAS ESTACIONES
Una casa con mil ventanas
Rubén Darío Salazar
• Matanzas
Tengo que reconocer que construir un edificio teatral que debe ser además de casa de familia, centro de experimentación y promoción del arte escénico, trae consigo sabores agridulces. Mas eso no importa si al adentrarnos en la palabra acción teatral, la hallamos cargada de sentido y poseedora de disímiles variantes. Quizá sea eso lo que algunos llaman fortalecimiento o afirmación de una poética. Afirmación o madurez que ha de tener por fuerza que ser inteligente.
El nuevo guiñol
Gerardo Fulleda León
• Matanzas
Rubén y Zenén por ley de la vida armaron su cobija en el Teatro de las Estaciones. Pocas veces en nuestra cultura teatral se ha dado en tan corto tiempo un ascenso tan evidente y valioso, desde aquel Gato con botas efectivo y chispeante pero donde la celeridad se confundía con el ritmo y donde aun resonaban los remanentes de lo aprendido, bien asimilado, mejor recreado pero donde la chispa y la innovación tenían aun la impronta del maestro precedente. 
Escribir para Las Estaciones
Norge Espinosa
• Matanzas
Puede que un actor sea magnífico, que un director proponga ideas alucinantes, que un diseñador visualice espléndidos bocetos. Si entre ellos no existe una ilación secreta, de estados de ánimo más que de oficio simple, tal vez nunca lleguen a conjurarse para alzar una puesta en escena. El mundo del teatro tiene sus exigencias; opone a la soledad del pintor, o el poeta, la exigencia de una fe colectiva. Eso es Teatro de Las Estaciones: una fe.
El artista sueña; el teatro es también sueño y uno se pregunta al final si la obra realizada tendrá la estatura del sueño que le dio origen. Debemos congratularnos al pensar que sí, que para el Teatro de Las Estaciones y la gente que lo ha hecho posible; el resultado último no solo alcanza sino que puede llegar a sobrepasar la magnitud de ese sueño originario.

Los teatristas opinan...

Freddy Maragotto
(Actor-titiritero)

Fara Madrigal
(Actriz-titiritera)

 • Migdalia Seguí
(Actriz-titiritera)

María Laura Germán
(Actriz-titiritera)

Iván García
(Actor-titiritero)

La magia no cabe en estas líneas
Gaby Carmona Pacheco
 • Matanzas
Cada puesta de Rubén y Zenén es como una pieza maestra de gusto muy fino que convierte el arte de estos dos genios en una imagen cada vez más individual, más propia. El grupo parece no conformarse nunca, continúan explorando y sobre todo descubriendo nuevas formas de hacer, de decir.
Iconos en 15 estaciones
Ulises Rodríguez Feble
• La Habana
Desde el silencio, vienen a nosotros: Lorca, Dora, Prokofiev, Martí, Villafañe. Vienen en un carromato o llegan en un barco para desembarcar y bajar en un puerto de la Isla. O suben en un árbol y juegan con una niña negra de un lugar de tierra roja...  Es Teatro de Las Estaciones desde su inquietud, desde su provocadora creación quien los lleva a nosotros, los trae al escenario, nos lo regala, como un sugestivo acto que vindica al autor, lo rescata de la soledad y de la invisibilidad a que su actividad le impone.
Cuatro estaciones armónicas
Yamina Gibert
• La Habana
Cuando visiono un ensayo de Estaciones, siempre asisto a la fuerza romántica de un gran pas de quatre. Cuatro cuerpos, cuatro voces…, muchos cuatros multiplicados en un discurso metafórico donde converge un destello único que se aparta del estrellato, porque existe verdadera humildad, porque ese duelo de supremacía se aparta y quita las costuras dando paso a un acorde plural. En escena al final todo es armónico, cada quien en su estilo, desde su instinto creador, camina en pos de una sola poética.
Los títeres también danzan
Liliam Padrón
• La Habana
Desde la primera ocasión en que entré a un ensayo de Teatro de Las Estaciones, sentí, en primer lugar, que esperaban mi colaboración, que, al menos de manera aparente, era necesario lo que me habían solicitado. Con el tiempo comprobé que efectivamente el grupo valora dentro de los montajes el trabajo coreográfico, especialmente Rubén Darío como director en sus producciones llenas de movimiento escénico como el ballet La caja de los juguetes, de Claude Debussy o El patito feo, donde no se habla, sino que es la expresión corporal lo primordial.
La música que reina en el alma del Teatro de Las Estaciones
Lourdes Fernández Valhuerdi
• Matanzas
Esperamos ansiosos por los futuros proyectos que ya preparan. Se cierra el telón. Pero antes, hacemos una reverencia al arte, al buen hacer, a un colectivo que dignifica su profesión, que en cada ocasión se nos muestra a mayor altura, que nos alimenta el espíritu y en cada ESTACIÓN viene a enseñarnos que podemos alcanzar nuestros sueños despiertos, si les entregamos el alma.
Un Villanueva para el Teatro de Las Estaciones
Marilyn Garbey
• La Habana
Teatro de Las Estaciones (TE) ha recibido, a lo largo de 15 años de trabajo, el Premio Villanueva de la Crítica en seis ocasiones, reconocimientos merecidos a una trayectoria coherente e inteligente, materializada en sendos espectáculos que propusieron un giro de 180 grados en el panorama teatral de la Isla...
Cuatro estaciones en un solo día
Luis Enrique Melo • Matanzas
VIDEO: El Patio de Baldovina con Ángel Quintero
viernes 7 de agosto de 2009
Tema: "Al Paso". Intérprete: Ángel Quintero y su grupo
Realización: Alejandro Ramírez y Marcos Louit
::ENTRAR
 
ESPECIAL
Concierto de Juanes
en La Habana
Adalberto Álvarez:
"Estoy de acuerdo con el recomienzo del intercambio cultural entre Cuba y EE.UU."

Y. P. Fernández 
A qué le temen los que rompen a martillazos
los discos de Juanes

Antonio Rodríguez Salvador 
 
por Liborio Noval
::ANTERIORES
 
GALERÍA


• Un día caliente
Flora Fong

Galerías anteriores
Al cielo en bicicleta
por Kaloian
 
 

::DOSSIERES DEDICADOS A LAS ARTES ESCÉNICAS
LA CARICATURA

Caricaturas anteriores
 María Santucho
La revolución en las venas

Camilo Ratti • Argentina 
.

::

Simposio de Escultura Monumental
Esculturas cubanas en tierra azteca
Carina Pino Santos • La Habana

galería de imágenes

serie televisiva de Rudy Mora
Una Diana en la polémica
Paquita Armas Fonseca • La Habana

galería de imágenes: Escenas del rodaje
de la telenovela cubana "Diana"

Cuba baila, un filme singular
Humberto García Espinosa • La Habana

 

::

Hollywood vale 50 centavos
El País

Poco a poco, las grandes superproducciones han ido dejando Los Ángeles para trasladarse a otros estados de EE.UU. o a otros países donde rodar sale más barato y se pagan menos impuestos. Los rodajes cinematográficos en este estado se han reducido a la mitad con respecto a 2003; más aún, los grandes “taquillazos” de esta temporada se filmaron lejos de California.

Dos de Hillary Clinton
AFP

"¿Quieren saber lo que piensa mi marido? Mi marido no es secretario de Estado; yo, sí".
—La jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, exasperada por la pregunta de un estudiante congoleño sobre qué pensaba su marido Bill Clinton sobre la implicación de China y del Banco Mundial en la República Democrática del Congo.

Ni él es él, ni yo soy yo...

 

::

Leonardo Sarría Muzio
(La Habana, 1977)
Qué diminuta es la calzada desde esta otra extensión donde / los párpados se lanzan, limpios del tedio ya de los portales / que aún atraviesa el desamparo. / Desde aquí puedo contemplarlos aunque los días / se oscurezcan o el fervor los traicione en esa diminuta / calzada que fue enorme.
 

::

Federico de noche
Norge Espinosa (Villa Clara, 1971)
Graduado de la Escuela Nacional de Teatro en 1992. En 1989 obtiene el Premio de poesía de El Caimán Barbudo con su cuaderno: Las breves tribulaciones. En el 2000 gana el Premio Prometeo de La Gaceta de Cuba y publica el poemario Las estrategias del páramo. Ha obtenido además la Orden por la Cultura Nacional y el Premio Abril.
 

ARRIBA

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2009.
IE-Firefox, 800x600