Año VIII
La Habana

15 al 21
de AGOSTO
de 2009

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

Entrevista con Amaury Pérez

Cantarle a la Paz es un proyecto hermoso

Yinett Polanco • La Habana
Fotos: Petí (La Jiribilla)

 

Por estos días las agencias de prensa internacionales han replicado algunas declaraciones de Amaury Pérez Vidal a propósito del anunciado concierto de Juanes en La Habana el próximo 20 de septiembre. Cantarle a la Paz, en Cuba, en la Plaza de la Revolución, es el proyecto de Juanes que unirá a muchas otras voces de Iberoamérica y la Isla. Cómo surgió esta idea, qué caminos ha transitado y qué expectativas ha creado, fueron los puntos de partida para esta entrevista con el cantautor cubano, quien asegura que a la Paz hay que ofrecerle un concierto todos los días.
 

¿Cómo se desarrolló la visita de Juanes a Cuba el pasado junio y en qué contexto propuso su idea de ofrecer un concierto en La Habana?

Haré un poco de historia. Conocí a Juanes en un estudio de televisión de la cadena Televisa, en México, creo que en el año 2000. Ambos promocionábamos nuestros respectivos discos. El de él, si no me equivoco, era su primer disco como solista, ya ni recuerdo cuál era el que promocionaba yo; él se acercó a mí, nos saludamos con respeto, me preguntó sobre el impacto de su música en Cuba y me dijo de su admiración por la obra artística de Silvio y Vicente. Hace aproximadamente un mes y medio, me llamaron del Instituto de la Música para decirme que Juanes estaba en Cuba con un proyecto hermoso, el de cantarle a la Paz junto a un grupo de compañeros. Nos fuimos a cenar y nos preguntó a Silvio y a mí si participaríamos en su proyecto y ambos le dijimos que sí. Juanes estuvo en La Habana en esa única ocasión, por 24 horas y el Viceministro de Cultura Abel Acosta me pidió que fuera el organizador del evento por la parte cubana ya que Paz sin Fronteras, que así se llama la iniciativa del joven cantautor, no tiene en Cuba una infraestructura de producción y yo tengo cierta experiencia dirigiendo eventos artísticos masivos. En esa cena también surgió la feliz idea de incluir a los Van Van en el concierto. Fue un encuentro entre colegas, una linda noche tranquila y matizada por la admiración mutua.

Según el artista colombiano otros cantantes latinoamericanos de renombre mundial podrían acompañarlo en este concierto, ¿qué importancia tiene este hecho para los músicos y el público cubano?

Este concierto en La Plaza de la Revolución, escogida por su capacidad de albergar a miles de personas (estamos calculando unas 500 000) es importante porque nuestro pueblo y sobre todo nuestros jóvenes, se pondrán en contacto con artistas que admiran y que no tienen siempre la oportunidad de disfrutar en directo.

Contra el concierto se ha desplegado una fuerte campaña mediática, fundamentalmente desde Miami, pero a Cuba han venido a ofrecer conciertos en plazas públicas numerosos artistas reconocidos de diversas latitudes ¿por qué se ha desatado este vendaval y cuál es su opinión al respecto?

Si revisas los nombres de los que impugnan este concierto encontrarás a personas muy conocidas que salen a la palestra cada vez que Cuba es noticia por una causa noble, son las mismas caras y firmas de siempre, políticos mercenarios, vanidosos sin remedio, envidiosos gástricos con carreras sentenciadas al olvido, alineados a lo más impuro y recalcitrante del llamado exilio criollo en La Florida, los que bajo una supuesta “defensa de los intereses de los cubanos de la Isla” pretenden coartar cualquier acercamiento entre los pueblos, no solo entre los de Cuba y Estados Unidos, sino algo peor, entre los cubanos de allá y de acá. No entiendo por qué quieren privarnos, sobre todo a los jóvenes, de pasar una tarde de alegría y música. Es una suerte que no sean mayoría, me consta que en la Ciudad de Miami hay muchas personas decentes, que quieren a su Patria y que por lo mismo apoyan cualquier gesto de solidaridad hacia sus compatriotas. Aquellos hacen mucho ruido porque ejercen su maléfica función desde los círculos de poder y los medios de comunicación.

Juanes viene a ofrecer un concierto desde Cuba, precisamente el Día Mundial por la paz, ¿qué mensaje cree que está enviando con esa actuación al mundo?

El mensaje es que a la Paz hay que ofrecerle un concierto todos los días, y mejor, dos.

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2009.
IE-Firefox, 800x600