Ediciones anteriores

Búsqueda Avanzada

NOTICIAS

 

 Año VIII. La Habana, del 9 al 15 de MAYO de 2009

SECCIONES

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

EN PROSCENIO

Omar Valiño

LA CRÓNICA

Amado del Pino

APRENDE

Bladimir Zamora

LA BUTACA

Joel del Río

LETRA Y SOLFA

Alberto Garrandés

LA MIRADA

MEMORIA

Josefina Ortega

LA OTRA CUERDA

Guille Vilar

LA COMPACTERA

J. Borges-Triana

REBELDES.CU

Estar con Cuba
Magda Resik
La Habana
Razón tenía Fidel cuando anunció bajo un simbólico árbol de yagruma, rodeado de trovadores, las maravillas que se podrían levantar desde una fortaleza virtual como La Jiribilla. En ocho años hemos vivido hermosas y útiles experiencias, en los venideros, a la manera de El Quijote incitando  a Sancho: “cosas veredes que farán hablar las piedras”. Y si a destiempo los creídos enemigos de la soberanía patria “ladran” contra  La Jiribilla, “es señal que cabalgamos”.
Cibercomando y Ciberdisidentes, más de lo mismo
Rosa Miriam Elizalde
• La Habana
La noticia le ha dado la vuelta al mundo: la administración Obama está ultimando la puesta en escena de un nuevo ejército ciberespacial. Primero The Wall Street Journal, luego The New York Times, afirmaron que el objetivo de este cibercomando era garantizar la seguridad de las redes de computadoras militares de EE.UU., amenazadas por la intrusión de “hackers” vinculados especialmente a países como China y Rusia.
Leer más...

Libertad y palos
en la cabeza

En la vieja y culta Europa, un busto del Che ―el único que por esos lares existe, y que fue colocado apenas en octubre pasado, en Austria― ha sido ultrajado esta semana por bandas fascistas. Es la segunda vez que sufre el ataque de los neonazis.

::leer más...

 
 

Galería de Imágenes: Octavo aniversario de La jiribilla
Amparados por la luz de José Lezama Lima, los intelectuales cubanos han contado desde el 2001 con este sitio en el ciberespacio, para divulgar e intercambiar criterios sobre la cultura y la realidad de nuestra Isla. Los más prestigiosos creadores cubanos, los jóvenes que comienzan y los amigos no cubanos, han encontrado cobijo bajo sus alas. La Jiribilla ha brindado su voz para hablar de Cuba, de su cultura y visión del mundo, para mostrar nuestro talento, creencias, nuestra vida tal y como es.
Esta publicación ha conseguido un equilibrio excepcional entre las revistas culturales cubanas actuales: dinamismo y amenidad sin rozar siquiera con chapucerías ni tampoco sumergirse en academicismo del pedante, del que se hace incomprensible para las mayorías, porque el vehículo Internet trasciende cualquier frontera.
ÁNGELES DE JOSÉ LUIS FARIÑAS
Ocho años en el ciberespacio
Marilyn Bobes
• La Habana
La revista cuenta ya con 417 ediciones online y 80 tiradas ilustradas, en la que lo más importante ha sido siempre el debate. No importa si estamos de acuerdo con todos los puntos de vista allí expresados. Lo importante es la movilidad de las ideas, la diversidad de los criterios, el espacio siempre abierto a la actualidad de los asuntos que La Jiribilla disemina por el ciberespacio.
Ángel de la cultura: sigue velando por nosotros
Antonio López Sánchez
• La Habana
Me alegra y me enorgullece, haber sido parte de ese apretado haz de ideas y de sueños que sostienen el vuelo de este ángel, de que mis palabras se unan al ancho y caudaloso torrente con que La Jiribilla, en el más vasto de los significados y formas, dice patria y sigue hablando para todos. Ese Quijote que nos toca ser en pequeño desde la voz de una página escrita, tiene en este espacio el pedazo de adarga necesario, la oportunidad de subirse a este alado Rocinante y entre todos cargar a la palabra.
La superflua pelea entre periodismo y literatura queda pospuesta en La Jiribilla, gracias a una idea sobre la cultura capaz de superar la compartimentación y el recelo. ¿Qué necesita el periodismo, que el ejercicio más demorado del ensayo —y es un ejemplo escolástico— no es capaz de propiciarle? ¿Qué recinto exige el ensayo para ser observado con naturalidad? Las recetas no son tan meridianas, o en todo caso así pudiera demostrarlo una prensa que se aparte del automatismo.
Galería de Imágenes: exposición de moisés finalé
Guerrilleros del espacio
Fidel Díaz
• La Habana
La Jiribilla es una guerrilla urbana que lleva operando ya ocho años en la ciudad imperial globalizada. Célula —clandestina en sus inicios— de la izquierda poética que ha tomado las armas de la razón para extender la voz de la Revolución Cubana.
Yo no estaba ahí
Ernesto Pérez Castillo
• La Habana
Antes de este sitio en la triple w se hablaba de esta Isla siempre desde otros lados, y casi siempre desde el lado oscuro. Con La Jiribilla eso terminó, porque La Jiribilla ha sido eso: poner una luz, nuestra luz, allí donde sobre Cuba todo era oscuridad.

Jiribillas
Zoila Sablón
• La Habana
No es una revista de cultura cubana. No es una publicación electrónica ni impresa. No es un segmento en el universo del ciberespacio. No es un tabloide más en los varios que ya existen. La Jiribilla es, para bien de muchos, un estado de ánimo, es la perseverante gota en el canto, la energía para la útil resistencia ante la desidia, la apatía y la insipidez que nos carcomen. Es el permanente deseo de soñar y de hacer real el sueño.
Galería de Imágenes: Concierto del cantautor David Torrens
El valor de agarrarse a lo nuestro
Ocho reverencias
Estrella Díaz
• La Habana
Sabido es que el signo del presente XXI es la inmediatez y esta web se ha ido, poco a poco, instalando en el apartado de los FAVORITOS. Y eso es cardinal porque las verdades de la Isla llegan de manera rápida a los más diversos públicos y deviene manera para que en otras latitudes se conozca, de primera mano, lo que aquí acontece.

POR EMAIL ...

Para la gente de La Jiri, de sus hermanitos del éter
Víctor Casaus

No solo por Lezama…
Manuel López Oliva

Uno de esos contados privilegios
Guille Vilar

Ocho años después
Basilia Papastamatíu

GALERÍA


• El ángel de la jiribilla
José Luis Fariñas

Galerías anteriores
NOVEDAD EDITORIAL

::César López jubiloso con regalo literario para Lezama Lima
LOS EXPEDIENTES Y
 
Trocadero 182
por Kaloian
 

::ENTRAR
 

CARICATURA

Ares feliz… y Boligán
contra la pared
Juzgar nunca ha sido fácil
por María Fernanda Ferrer

::

Entrevista con Reynaldo González
La vigencia del culebrón: un déficit de ilusión en la sociedad contemporánea
Ada Aparicio Ortuñez • Madrid

ciclo de cine argentino en cuba
Para no olvidar los malos tiempos
Frank Padrón • La Habana

EN PROSCENIO
El crítico teatral ante el magma de lo nuevo
Omar Valiño • La Habana

Una bala que dio en el blanco
L. González • La Habana

 

::

La SGAE no cree en lágrimas
El Mundo.es

La SGAE ha anunciado que “devolverá el importe que cobró por el concierto benéfico de Juanma”, un niño de cinco años aquejado del síndrome de Alexander. La entidad gestora de los derechos de autor ha hecho propósito de enmienda y señala que "donará un importe equivalente a los derechos percibidos en el concierto". “En total, 5 629 euros”.

La "Condi" return...
EFE

El presidente nos informó de que nada de lo que hiciéramos estaría alejado de nuestras obligaciones, obligaciones legales, de acuerdo con la Convención contra la Tortura" (…) "Y por lo tanto, por definición, si lo autorizó el presidente no violó nuestras obligaciones bajo la Convención contra la Tortura".

N.E: ...junto al Capitán Tortura ¿ o Tortuga ?

 

::

José Lezama Lima
(La Habana, 1910 - 1976)
La noche no logra terminar, / malhumorada permanece, / adormeciendo a los gatos y a las hojas. / Estar aprisionada entre dos globos de luces / y mantener, como una cabellera / que se esparce infinitamente, / el oscuro capote de su misterio. / La noche nos agarra un pie, / nos clava en un árbol, / cuando abrimos los ojos / ya no podemos ver al gato dormido. / El gato está escarbando la tierra, / ha fabricado un agujero húmedo. / Lo acariciamos con rapidez, / pero ha tenido tiempo para tapar / el agujero. Hace trampa / y esconde de nuevo a la noche.
 

::

Para un final presto
José Lezama Lima (La Habana, 1910 - 1976)
Su primer libro de poemas fue Muerte de Narciso. Siguen, entre otras obras poéticas, todas influidas por el estilo rico en metáforas y lleno de distorsiones de Góngora, Enemigo rumor, Aventuras sigilosas, Dador y Fragmentos a su imán, publicado póstumamente en 1977, en las que sigue demostrando que la poesía es una aventura arriesgada. En 1966 publicó la novela Paradiso, donde confluye toda su trayectoria poética de carácter barroco, simbólico e iniciático. Oppiano Licario es una novela inconclusa, aparecida póstumamente en 1977.
 

ARRIBA

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2009.
IE-Firefox, 800x600