Año VII
La Habana
22 al 28
de MARZO
de 2009

 

Ediciones anteriores

Búsqueda Avanzada

NOTICIAS

SECCIONES

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

LA OTRA CUERDA

Guille Vilar

LA COMPACTERA

J. Borges-Triana

LA BUTACA

Joel del Río

LA CRÓNICA

Amado del Pino

EL LIBRO

EN PROSCENIO

William Ruiz

APRENDE

Bladimir Zamora

LETRA Y SOLFA

Alberto Garrandés

LA MIRADA

MEMORIA

Josefina Ortega

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

El poeta cubano Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, a 200 años de su nacimiento se mantiene en la memoria de los cubanos, redimida su imagen y su poesía luego de más de un siglo de incomprensiones y prejuicios. Lo prueba el amplio homenaje que durante todo el año celebrará su bicentenario y su reconocimiento, ya firme, entre las más notables figuras de nuestra historia y de nuestra literatura y que comenzó con una jornada en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

Plácido: Esquema biográfico

La Revolución Cubana significa que todos los conjuros negativos han sido decapitados. Comenzamos a vivir nuestros hechizos y el reinado de la imagen se entreabre en un tiempo absoluto. Cuando el pueblo está habitado por una imagen viviente, el estado alcanza su figura, pues la plenitud de un estado es la coincidencia de imagen y figura. La Revolución Cubana no es otra cosa que la creación del verídico estado cubano. Albricias, aquí revolución es creación. No revolución dentro de un estado anterior, que nunca existió, sino creación de un nuevo ordenamiento estatal, justo y sobreabundante.
Leer más...

Súper W escritor

Ahora que Bush quedó desempleado, lo cual quiere decir que no podrá seguir todo el tiempo de vacaciones, ha decidido ganarse la vida como escritor y reveló que ya escribe un libro, titulado Decision points. Además, explicó Súper W: “Quiero que la gente comprenda el ambiente en el cual yo estaba tomando decisiones”.

::leer más...

 
 

“Plácido incorpora a nuestra poesía la gracia juglaresca. Nuestra poesía salía de la pesantez del neoclasicismo para entrar en los excesos del romanticismo, entonces fue cuando llegó la gracia sonriente y el aire amable de Plácido. Es innegable que en su verbo poético se expresan muchas de las condiciones de nuestra naturaleza, transparencia, juego de agua, enlaces finos y sutiles. Raro será el poema, aun en los más ocasionales, en que no se encuentre un giro gracioso, una metáfora airada y como la misteriosa penetración de los cuatro elementos de nuestra raíz... Forma parte de nuestra naturaleza, es fino, sensual, medido. Tiene algo de los finos valles de las provincias occidentales...”
                                                                                                                José Lezama Lima
gabriel de la concepción valdés
A salvo de la muerte y del olvido
Eusebio Leal
• La Habana
Este acto de hoy Plácido lo merece. Brilló con tal talento y con tal fuerza que su poesía fue adorno de los salones, y cuando hablamos de poesía no hablamos de una mezcla de azúcar y otros sentimientos. Hablamos de poesía como inspiración, como interpretación, como sueño, como utopía; hablamos de hermosas palabras, como pocas contenidas en el idioma castellano.
La historia por contar
Eduardo Torres-Cuevas
• La Habana
Plácido siempre será un referente necesario, aunque polémico, y es bueno que exista un área a la que nuestra historia debe seguir acercándose. Plácido engarza y engarzará siempre con cualquier pensamiento de auténtica reflexión en una sociedad de justicia social por la cual todos ellos, o fueron víctimas, o lucharon heroicamente. Es una de las claves que unen un largo período y que no aparece en los manuales, porque es la historia de la gente sin historia.
El caso Plácido ilumina la necesidad de un estudio más abierto, más flexible, que tenga más en cuenta las problemáticas locales. Hay más de una Cuba y estos problemas explican hoy muchas cosas. Plácido es uno de los grandes poetas cubanos. Es un poeta que escribe a lo Góngora, las "Letrillas", de Plácido no tienen nada que envidiar a las mejores letrillas del barroco español. Es, por tanto, un hombre con grandes registros como poeta que también expresa esta gama importante de formas de pensamientos que va a enriquecer la historia de la intelectualidad cubana.
Sobre Gabriel de la Concepción Valdés se ha escrito mucho, pero no siempre con la objetividad necesaria. Ello contribuye a una visión distinta de Plácido, a la imagen de un escritor en quien se reflejan los avatares de una época decisiva para la formación de la nacionalidad cubana, y cuya obra es parte inseparable de esa cubanidad. Al margen de los tintes melodramáticos en los que aparece envuelto su ciclo vital, lo cierto es que desde su enigmático nacimiento hasta su ejecución en plena juventud, su existencia se desarrolló por cauces poco comunes y ello ha contribuido en gran medida a su notoriedad.

selección de poesía de Gabriel de la concepción Valdés (plácido)

A mi amada

 • Plegaria a dios

Fatalidad

La flor de la caña

jicotencal

A una ingrata

Plácido, lenguaje y resistencia
Roberto Méndez Martínez
• La Habana
Con una cultura desigual y obtenida a saltos, pero, a la vez, con una excepcional capacidad como improvisador, Plácido pudo llevar a la vez algo así como una doble obra: una “poesía mayor”, compuesta por odas, sonetos, octavas, romances, en los que su fogoso temperamento y el aire de los tiempos le iría llevando del neoclasicismo tradicional hacia el hallazgo de una auténtica expresión desatada y romántica, y por otro lado una “poesía artesanal”, destinada a procurarse el sustento.
Al analizar toda la complejidad alrededor del retrato de Plácido, hay que partir de una interrogante: ¿existen realmente o son solo imágenes convencionales con algún que otro rasgo parecido al original las que tenemos en nuestras manos? Todo esto ha traído como consecuencia grandes confusiones, constantes polémicas y la certeza de que más que un personaje histórico, Gabriel de la Concepción Valdés ha sido durante mucho tiempo una leyenda viva.

Plácido, una figura de conmovedora historia
Carilda Oliver Labra
• La Habana

Una voz que representa los valores populares de lo cubano
Guillermo Rodríguez Rivera
• La Habana

por Liborio Noval
::ANTERIORES
 
GALERÍA


• S/T
Ernesto Leal

Galerías anteriores
::CONVOCATORIA

LOS EXPEDIENTES Y
Provocación en la Iglesia
Canto a Matanzas
por Kaloian
Entrevista con
Amado del pino

Pablo y Miguel revisitados

por Estrella Díaz
.

::

Servando Cabrera, Antonia Eiriz y Tomás Sánchez
La conciencia del testigo
o tres ópticas para mirar

Margarita Ruiz • La Habana

liuba maría hevia
Veinticinco años de escenarios,
habanera y ángel

Ivet Carnota • La Habana

Celebración de Reynaldo García Blanco
¿Una isla? ¿Una hermosa isla?
Jesús Lozada • La Habana

Entre cubanos y puertorriqueños
Jolgorio guajiro en medio de la ciudad
Paquita Armas Fonseca • La Habana

Del tambor a la conga
Pedro de la Hoz • La Habana

“El apellido”, de Nicolás Guillén,
en Brodowsky

Félix Contreras • La Habana

 

::

La policía arresta al anticapitalista barcelonés
'Robin de los Bancos'

AFP

La policía ha arrestado al hombre que consiguió mediante engaños préstamos por valor de medio millón de euros en docenas de bancos, que usó para fundar una revista anticapitalista que distribuyó gratuitamente en 2008.
Enric Durán, apodado por algunos el 'Robin de los Bancos', fue arrestado el martes a las 6 de la tarde en la Universidad de Barcelona, acusado de falsificación de documentos y fraude, informó la policía autonómica catalana.

Roberto Pettinato
Músico y presentador de televisión

"Siempre le recomiendo a la gente que sean pobres un tiempo. A mí, si no me tirabas la moneda en el saxofón, no comía. ¡Me vino tan bien ser pobre un tiempo! Con lo de la tele me preguntaba: ¿Cuántas veces mejor querés vivir hasta convertirte en un loco de mierda, enajenado, ultramillonario de vidrios polarizados, que todo el mundo habla mal de vos y te odia? ¡No hay una cifra!".

N.E: La pobreza, una elección optativa

 

::

Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido)
(La Habana, 1809 - Matanzas, 1844)
Negra deidad que sin clemencia alguna / De espinas al nacer me circuiste, / Cual fuente clara cuya márgen viste / Maguey silvestre y punzadora tuna; / Entre el materno tálamo y la cuna / El férreo muro del honor pusiste; / Y acaso hasta las nubes me subiste, / Por verme descender desde la luna.
 

::

La peineta calada
Cirilo Villaverde (La Habana, 1812- Nueva York, 1894)
Novelista y periodista cubano. Ejerció la enseñanza y el periodismo. Partidario de la independencia de Cuba, tuvo que exiliarse en los EE.UU. Fundó en Nueva Orleans el periódico El Independiente. En 1858 regresó a Cuba; pero su estancia en la Isla fue breve. Tuvo que huir nuevamente y acabó sus días en Nueva York en 1894.
 

ARRIBA

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2009.
IE-Firefox, 800x600