Año VII
La Habana

14-20 de FEBRERO
de 2009

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

ENREDOS

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

Y SI FUERA una huella

Alfredo Guevara: testigo de una época

Johanna Puyol • La Habana

Fotos: Equipo de La Jiribilla


En la sala José Antonio Portuondo de San Carlos de la Cabaña fue presentado por el ministro de Cultura Abel Prieto el libro Y si fuera una huella, epistolario de Alfredo Guevara, actualmente presidente del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, quien fuera fundador y dirigente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) e importante artífice en la evolución y los derroteros de la política cultural cubana desde el triunfo revolucionario. En la sala se reunieron periodistas, cineastas y otros representantes de la cultura cubana, además del cineasta chileno Sergio Trabucco quien filmó el encuentro.

Este es un libro que, según lo describiera Abel Prieto en su intervención, refleja el trabajo incansable del autor en defensa de la cultura y la Revolución desde las instituciones de la cultura, su lucha contra todo colonialismo posible, su defensa de Cuba en todas las circunstancias, la defensa de todas las causas dignas de ser defendidas en nuestro continente y su invitación a la solidaridad y al diálogo.

El libro está compuesto por cartas enviadas por Alfredo Guevara, y otras recibidas por él, a numerosas personalidades cubanas y de todo el mundo, en un recorrido que va desde 1959 hasta el presente, y que culmina con la carta que le envía a una estudiante que prepara una tesis sobre su vida y su trabajo. “Estamos ante una obra trascendente, imprescindible para comprender muchas cosas de la historia reciente de Cuba y de la historia reciente de América Latina —afirmó Abel Prieto—. (...) Habría que acudir a este libro para construir la historia de la intelectualidad llamada de izquierda y de la intelectualidad francamente de derecha. (...) Con este libro Alfredo nos dice que Revolución es lucidez, sí, pero también es amor, libertad, coraje, entrega, fidelidad, eticidad”.

Alfredo Guevara, gran intelectual, revolucionario y luchador incansable de extraordinaria coherencia, como lo describiera el Ministro de Cultura, explicó al público presente que con este libro y otros que ha publicado en los últimos años, pretende preservar la memoria y la verdad de los hechos, para evitar con el silencio que queden espacios vacíos en nuestra historia que luego puedan ser rellenados por el enemigo: “El libro tiene una pretensión que no está solo en el texto sino en su estructura. Tengo un concepto, por ahora, y una inquietud que me llena este instante de la vida: qué es la historia en realidad. También me lo hago como pregunta, antes tenía conceptos, lo estudié, tuve profesores extraordinarios de esa materia en la universidad. Pero hoy me digo si en este libro he logrado realmente esa estructura que quiere ir recogiendo los espacios de nuestra vida social y de nuestra formación cultural en estos 50 años, el enriquecimiento de nuestra cultura, a través del entrelazamiento de cultura y política, y del alma de una persona. Y esa persona, protagonista y espectador, a través de esas cartas —que no fueron planeadas para ello—, al organizarlas pretende dar la imagen de cada período de la vida cubana y de la Revolución Cubana en estos 50 años, en este campo: el entrelazamiento cultura, política, pensamiento, modernidad; pero con una intención, que no solo el acontecer protagonice los textos, que ya estaban escritos, sino seleccionarlo de modo tal que entregue también la atmósfera, y la atmósfera solo puede partir del testimonio de un protagonista”.
 

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2009.
IE-Firefox, 800x600