Año VI
La Habana
19 al 25 de JULIO
de 2008

 

Ediciones anteriores

Búsqueda Avanzada

NOTICIAS

SECCIONES

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

EN PROSCENIO

Omar Valiño

LA CRÓNICA

Amado del Pino

APRENDE

Bladimir Zamora

LA BUTACA

Joel del Río

LETRA Y SOLFA

Alberto Garrandés

LA MIRADA

Andrés D. Abreu

MEMORIA

Josefina Ortega

LA OTRA CUERDA

Guille Vilar

POR E-MAIL

¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?

EL LIBRO

1 x 38 = nuevos raptos cubanos del arte
Pablo F. Rivera
La Habana
Hay múltiples ejemplos en la historia del arte de obras artísticas inspiradas en realizaciones de otros creadores. Sin embargo, no es frecuente hallar a un grupo numeroso de artistas que se unan para rendir tributo a un cuadro, a una imagen ya histórica de la correspondiente tradición pictórica nacional. Eso es lo que le otorga una condición especial a la exposición El rapto... en la pupila, que permanecerá durante todo el verano en el Centro Hispanoamericano de Cultura.
Manual del perfecto hijo...
Pedro de la Hoz
• La Habana
No doy noticia alguna al decir que Álvaro Vargas Llosa no nos quiere, ni falta que nos hace. Que el pasado 9 de julio haya sido designado para abrir uno de los tantos y menguados, aunque muy publicitados, foros anticubanos que el Partido Popular español, la Fundación Hispanocubana (bajo el disfraz de la Fundación Iberoamérica Europa) y la mafia floridana de origen insular (lo de mafia no es exageración, sino el nombre propio de quienes organizan fuerzas paramilitares y atentados contra civiles), encaja en el perfil del hijo de Mario Vargas Llosa como anillo al dedo.
Leer más...

Dame más gasolina

Dixon and Willoughby Partin no ha nacido aún, pero ya tiene nombre. Cuando nazca, su padre deberá presentar en una radiodifusora local, la Richard Dixon y J. Willoughby, el certificado de nacimiento que confirme que ha nombrado a su hijo con el nombre de la emisora...

::leer más...

 
 

La magia de una evocación
Lesbia Méndez
• La Habana
El elemento común que pesó en todos los artistas, además de esa amistad, ha sido precisamente la grandeza del autor de “El rapto…” y de la obra misma que los convocó. Esta exposición no hace más que reafirmar esa grandeza que ya conocemos, pero que se pone de manifiesto en un acontecimiento como este, que surgió espontáneamente y que ha llegado a tener el nivel, la calidad y la connotación que posee, en primerísimo lugar debido a Carlos Enríquez y su obra.
La caligrafía del pintor
Graziella Pogolotti
• La Habana
Diario íntimo, historia secreta, el dibujo es también, para Carlos Enríquez un modo de detener el movimiento, el fluir de una vida que se escapa. Imagen siempre emblemática, el caballo deja de encarnar la visión de la sensualidad para reafirmarse en el gesto, vale decir, en el salto, en la carrera. En el caso de la mujer, el escorzo apunta, más que al regodeo en las carnes, al movimiento. El paisaje vuelve una y otra vez, en trazos lineales y, sobre todo, en ligerísimas y transparentes acuarelas.
Nuestro rapto: radiografía y trascendencia
Manuel López Oliva
• La Habana
Hablar de "El rapto de las mulatas" es no solo referirnos a una obra que separa la ruta formativa del ya integrado lenguaje ascendente en Carlos Enríquez. El agitado ordenamiento del suceso plástico que ahí se percibe, encarna el sustancial enhebramiento de eros y ambiente histórico, de renovación fecunda y poesía del color. Por ello la perdurabilidad de su valor y su sentido.

Opiniones

Desde la pupila...

Palabras por
un rapto...

Moraima Clavijo

Pintar "mi" rapto.
Una opinión

Manuel López Oliva

Una cita en la memoria de la cubanía
Carlos Martí Brenes

Hacer honor
Gilberto Frómeta

Mi homenaje a Carlos
Dagoberto Jaquinet Cejas

Yaremi y Yurisleydis
Flora Fong

El imprescindible rapto
Alex Fleites

 

La odisea de un rapto
Mario M. González

Apogeo dionisíaco
Juan Sánchez
• La Habana
Envió "El rapto de las mulatas" a la Exposición Nacional de 1938 y conquistó uno de los premios en pintura. El evento tuvo por escenario el viejo Castillo de La Fuerza, fortaleza colonial construida para defender a La Habana de los ataques de piratas enemigos de la corona española. Recorriendo un día la exposición montada en el viejo castillo, el poeta español Juan Ramón Jiménez —residente entonces en Cuba—, dijo: "Esto es lo más cubano de todo el Salón" y señaló el cuadro de Carlos Enríquez.
Con “El rapto…” en el corazón
Manuel Fernández Figueroa
• La Habana
Considero de vital importancia en esta exposición haber podido congregar a estos artistas de diferentes generaciones y estilos, con disímiles modos creativos, y lograr que el espectador encuentre que, aun cuando exista el “pie forzado” de la obra en cuestión, han sabido hacer fe estética y han preferido, como Carlos, “soñar y actuar en las dos dimensiones sin dejar de ser él mismo”.
Transparencia de una creación
Mireya Castañeda
• La Habana
El rapto se produce bajo un cielo tormentoso, sobresalen el verde brillante y el rojo, retoza con los blancos y las luces, todo ello envuelto en un ambiente de violenta irrealidad. Contiene líneas con trazos rápidos. Los detalles del escenario no son importantes para el pintor, se logra ver palmeras de medio penacho. Al fondo se logra ver un caserío. Los violentos movimientos de los personajes parecen entrelazarse unos con otro logrando una idea de agitación. La acción está cargada de sensualismo.
GALERÍA


El rapto de
las mulatas

Carlos Enríquez

Galerías anteriores
• El ICAIC festejará trabajando su aniversario 50
por Joel del Río  
• Buen jubileo: 15 x 50
por P. Armas Fonseca
La Habana cabe en la sala de Mozart
por Bladimir Zamora
Los del campo
por Kaloian
Para los 5: El Premio Pablo y una cantata
María Fernanda Ferrer
Palabras en la entrega del Premio Pablo a los cinco
• La interna y firme convicción de sus actos
por Víctor Casaus
 
.

:: Reapertura del Centro Cultural Bertolt Brecht

PALABRAS DE INAUGURACIÓN
Cumpliendo un sueño
Julián González Toledo • La Habana

 

Galería Raúl Oliva:
Un hito que marca un antes y un después
Jesús Ruiz • La Habana

GALERÍA DE IMÁGENES

 
 

Imágenes de la Guerra Civil Española
Los gritos de la memoria
Idania Trujillo y Elizabet Rodríguez • La Habana

 

Ases noruegos iluminan la Isla
Jesús Santos • La Habana

 

Nociones de oralidad y narración oral
De vulgari eloquentia
Jesús Lozada • La Habana

 

::

GALERÍA DEL CONCIERTO EN LA TRIBUNA ANTIMPERIALISTA

::

¿Espías con inmunidad para Irán?
EFE

EE.UU. planea establecer una presencia diplomática en Teherán por primera vez en 30 años debido al giro en la política del presidente estadounidense, George Bush, hacia Irán, reveló hoy el diario británico The Guardian...

Nathan Gonzales
Servicio Noticioso desde Washington

Nathan Gonzales, editor del grupo analista, con sede en Washington, Rothenberg Political Report, indicó que los dos candidatos principales están “poniendo lo mejor de su parte para mostrar aspecto presidencial”. Gonzales dijo que “viajar por el mundo y reunirse con líderes de otros países” proyecta un “aura presidencial diferente a pasear” en un desfile del 4 de julio, fiesta de la independencia de Estados Unidos.

N. E. Maquillaje Exterior

 

::

Mariano Brull Caballero
(Camagüey, 1891 - La Habana, 1956)
Al caos me asomo... / El caos y yo / por no ser uno / no somos dos. / Vida de nadie, / de nada... —No: / entre dos vidas / viviendo en dos, / víspera única / de doble hoy. / Muere en la máscara / quien la miró, / yo —por dos vidas— / me muero en dos.
 

::

Arriero
Ricardo Paniagua Moya (Santiago de Cuba, 1940)
Narrador, integrante del taller literario de San José de las Lajas. Ha ganado varias veces el concurso literario provincial Juan Marinello. Tiene publicado el libro El interrogador (Ed. Capitán San Luis, La Habana, 2001). El presente cuento pertenece a Arriero, publicado por la Editorial Unicornio en 2002.
 

ARRIBA

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2008.
IE-Firefox, 800x600