Año VI
La Habana
2007

Regresar a la Página principal

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

 

Hitos cinematográficos del año

Joel del Río • La Habana

En unos cuantos párrafos intentamos atrapar en letras los hitos cinematográficos de un año que no pasó rápido, quizá demasiado rápido, sin llegar a ser ni espectacularmente bueno ni preocupantemente infausto. Año de transición y confirmaciones, de triunfos y reveses que, eso sí, dejaron el terreno fértil para un 2008 mucho mejor, o por lo menos distinto. 

Reconocimiento a la obra de toda una vida

La quinta edición del Premio Nacional de Cine incluyó entre sus nominados a 12 de los creadores y creadoras más importantes en la historia del cine nacional. Como en las cuatro ediciones anteriores —cuando fueron laureados Alfredo Guevara, Julio García Espinosa, Humberto Solás y Enrique Pineda Barnet, entre los años 2003 y 2006— la entrega del premio se hace coincidir, por su relevancia, con la celebración de un nuevo aniversario de la creación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, ICAIC. En esta ocasión, los galardonados con el Premio Nacional de Cine de 2007 fueron la actriz Daisy Granados, el realizador Fernando Pérez y el editor Nelson Rodríguez, los tres con amplísima y rica trayectoria. 

De muestra lo mejor y más nuevo

Como todos los años, desde hace seis, regresó en febrero, exactamente entre el 20 y el 25, la Muestra Nacional de Nuevos Realizadores, un evento concebido para estimular el conocimiento y la reflexión alrededor de la obra audiovisual de los jóvenes, y potenciar el diálogo entre las diversas generaciones de creadores encargados de incrementar el audiovisual cubano. La muestra se dedicó a exhibir y discutir nuevamente la filmografía esencial de un realizador ilustre, y por ello se eligió al descollante documentalista Oscar Valdés. Por supuesto que el evento se transformó en vitrina de la contemporaneidad vista por los jóvenes creadores. Las obras más reconocidas fueron, en ficción, el largometraje Personal Belongings, de Alejandro Brugués, y en documental, De generación, de Aram Vidal; e Invierno, de Roberto Renán. También fueron otorgadas menciones especiales a Buscándote Havana, de Alina Rodríguez, y Las camas solas, de Sandra Gómez. Por especialidades, los distinguidos fueron, entre otros, Daniel Diez Jr. y Marcelo Martín por Malegría (montaje); Valeria López Mancheva por Model Town (sonido); Rigoberto Senarega por Monteros (fotografía); Arturo Infante por Gozar, comer, partir (guión) e Inti Herrera por la producción de Personal Belongings. 

Segundo y poderoso aire en la carrera de Arturo Sotto

En mayo se estrenó, con notable éxito de público, el policíaco costumbrista La noche de los inocentes, dirigida por Arturo Sotto, quien no se enfrentaba al reto desde el documental Habana abierta. El director de las polémicas Pon tu pensamiento en mí y Amor vertical estuvo de plácemes todo el año, pues además de estrenar su tercer largometraje, ganó el premio al mejor guión en el Festival de La Habana (Peter Pan Kids), alcanzó el Premio Especial del Jurado en Biarritz por La noche de los inocentes, y su proyecto fue el elegido por la cadena Televisión América Latina (TAL) para realizar el capítulo cubano de la serie documental Los latinoamericanos. 

Gibara: el triunfo de Mañana y Personal Belongings

Los meses primaverales fueron huéspedes de las ediciones anteriores de un principalísimo evento audiovisual que tiene por sede la oriental localidad de Gibara. Se trata de un evento con un perfil y propósitos muy nítidos, el Festival Internacional del Cine Pobre, que estableció tres principales secciones competitivas, con sus respectivos premios y jurados: la competencia de guiones inéditos, la de ficción (cortos y largometrajes) y la de documentales, obras experimentales y videoarte (cortos y largos). Se recibieron 537 obras de 65 países. Luego de cuidadosa selección quedaron 41 filmes de ficción en concurso (15 largos y 26 cortometrajes) y a 44 llegaron los documentales en liza. Los premios recayeron en Voyage en sol majeur, del director francés Georgi Lazarevki, Gran Premio; la mejor obra realizada por una mujer fue San Ernesto nació en La Higuera, de la actriz y directora cubana Isabel Santos; el Premio al Documental Latinoamericano que mejor reflejó la diversidad cultural para Radio qman txun, del director español Max López, y el Premio a la mejor obra experimental o videoarte para Cuando yo soñaba al revés, del salvadoreño Jorge Dalton. El Festival devino oportunidad para homenajear a importantes actores como Manuel Porto, Mario Limonta y Enrique Molina, quien recibió, a nombre del realizador, el Premio Especial del Público por el filme cubano Mañana, de Alejandro Moya. 

Madrigal, Mañana y La pared matizaron el año

Si La noche de los inocentes trajo de nuevo al cine cubano los aires de la comedia de costumbres contemporánea, pasada por el policíaco y el melodrama filial, los otros largometrajes cubanos estrenados por el ICAIC este año se distanciaron por completo de tal cauce. Madrigal es una arriesgada propuesta de Fernando Pérez, juego entre realidad e imaginación, que fundió dos relatos muy dispares en uno solo; Mañana trajo el debut de Alejandro Moya en la dirección y el guión con un drama contemporáneo que explora relaciones familiares y conceptos éticos; Alejandro Gil en La pared postula una suerte de tratado sicológico y filosófico sobre el aislamiento y sus causas. 

Lo mejor del mundo visto en Cuba

Pasaron por nuestras grandes pantallas de estreno algunas de las mejores producciones generadas en los más diversos países. Nuestro público tuvo la opción de alternar entre las norteamericanas Elephant, Las banderas de nuestros padres, Babel y María Antonieta, la franco-argelina Días de gloria, la mexicana El violín, la iraní Las tortugas también vuelan, la china La maldición de la flor dorada, las británicas Diario de un escándalo, Cuchara, La reina, El viento que agita la cebada y En mi país; la coreana Primavera, verano, otoño, invierno y… primavera; la belga El niño; las españolas Volver, El laberinto del fauno y La vida secreta de las palabras, la polaca Quo Vadis? y las francesas París, te quiero, Hacia el sur y La ciencia de los sueños, entre muchas otras. Hubo muestras panorámicas y ciclos actualizadores respecto al cine francés, belga, polaco, serbio, mexicano, argentino, brasileño, chileno, uruguayo, colombiano, y muestras retrospectivas en la Cinemateca de Humphrey Bogart, Isabelle Huppert, el musical norteamericano, Leonardo Favio, cine y sexualidad, maestros asiáticos de hoy, Roman Polanski, la Primera Muestra Itinerante del Caribe, cine negro norteamericano, por solo mencionar algunos. 

Camino al Edén refrescó el renglón de las coproducciones

El miércoles 17 de octubre se exhibió por primera vez públicamente, en la capital cubana, la coproducción cubano-española Camino al Edén, de Daniel Díaz Torres, apoyado en un guión de Arturo Infante, fotografía de Raúl Pérez Ureta y otros talentos cubanos y españoles. En este año se produjeron también en Cuba las coproducciones con Venezuela Miranda regresa, y con Italia, Cuando la verdad despierta.  

Renovado interés en el documental

Tuvo su estreno, en el mes de octubre, la parte cubana del proyecto intercontinental DOCTV IB con Otra pelea contra los demonios… y el mar, de Tupac Pinilla, basada en la vida del pueblo de pescadores Carahatas, amenazado por el rigor constante de los huracanes. También salieron a las salas: Memorias de la fiebre, de Manuel Jorge Pérez, que propone una nueva perspectiva dentro de la obra poética de Carilda Oliver Labra; Poética gráfica insular, de Rolando Almirante, recorre la historia y el estado actual de la cartelística cubana para cine; Donde habita el corazón enfrenta nuevamente la obra de Carlos León con la Nueva Trova mediante Vicente Feliú, uno de sus creadores más descollantes, y Son para un sonero, que Lourdes de los Santos dedicó a los 35 años de vida artística de Adalberto Álvarez. 

Propuesta La edad de la peseta para el Goya y el Oscar

Estrenado masivamente a fines del año, La edad de la peseta, debut en el largometraje de ficción de Pavel Giroud y uno de los filmes cubanos más premiados de los últimos años, fue seleccionado por el ICAIC para representar a Cuba tanto en la XXII edición de los premios Goya, que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, como en la entrega número 80 del Oscar, máximo galardón de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences estadounidense. El filme se realizó en coproducción con España y Venezuela, y ha sido laureado, desde diciembre de 2006 hasta ahora, en los certámenes de La Habana, Cartagena, Lima y San Francisco, entre otros. 

Se prepara, se filma, se concluye

En fase de posproducción, luego de haber sigo rodados, se encuentran varios largometrajes de ficción: el histórico bélico de gran producción Kangamba, dirigido por Rogelio Paris y basado en acontecimientos reales de la gesta cubano-angolana; la aproximación biográfico-poética a Lezama Lima titulada El viajero inmóvil, que dirige Tomás Piard; Los dioses rotos, que representa el debut en el cine de Ernesto Daranas, y el filme de cámara, sobre conflictos filiales Te espero en la eternidad, del consagrado Enrique Pineda Barnet. Se ruedan, entre otras, el thriller de corte histórico Rojo vivo, de Rebeca Chávez y Omertá, de Pavel Giroud. 

El Festival sigue siendo el termómetro

La temperatura del audiovisual cubano se registra con absoluta fidelidad en cada edición anual del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Este año fueron seleccionados para la competencia por los Premios Coral, en ficción, documental y ópera prima: Camino al Edén (Daniel Díaz Torres), La noche de los inocentes (Arturo Sotto), Madrigal (Fernando Pérez) y Personal Belongings (Alejandro Brugués); los cortos Domingo (Enrique Álvarez) y Siberia (Renata Duque, de la Escuela Internacional de Cine y Televisión, San Antonio de los Baños) y los documentales Otra pelea cubana contra los demonios y… el mar, Son para un sonero y Pucha vida.

Cuatro son los guiones inéditos que compiten por Cuba: Juan de los muertos, de Alejandro Brugués; Judith, de Alejandro Arango; Los sujetos perdidos, de Carlos Díaz Lechuga y Vestido de novia, de Marilyn Solaya, que ojalá veamos convertidos en películas prontamente.

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2007.
IE-Firefox, 800x600