Año VI
La Habana
4 al 10 de AGOSTO
de 2007

 

Ediciones anteriores

Búsqueda Avanzada

NOTICIAS

SECCIONES

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

EN PROSCENIO

Omar Valiño

LA CRÓNICA

Amado del Pino

APRENDE

Bladimir Zamora

LA BUTACA

Joel del Río

LETRA Y SOLFA

Alberto Garrandés

LA MIRADA

Andrés D. Abreu

MEMORIA

Josefina Ortega

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

REBELDES.CU

¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?

EL LIBRO

Cuarenta años del Premio David
Un episodio imprescindible de la literatura cubana
Sofía Grandés
La Habana
El premio literario para jóvenes más antiguo del país, el David, arriba a sus 40 años. Concebido para promover autores jóvenes, este certamen invocado bajo el nombre de guerra de Frank País, fue organizado en sus inicios por los Premios Nacionales de Literatura Nicolás Guillén y César López, entre otros escritores cubanos. Nacido en 1967, el David convocaba en sus inicios a concursar en los géneros de cuento y poesía, y, con el decursar del tiempo, ha incluido también las categorías de ensayo, ciencia ficción, testimonio y teatro, género que aún se mantiene en competencia.
El peligro de uniformación y el acelerado empobrecimiento de la diversidad cultural del planeta, que resulta del tipo de globalización —neoliberal— que con desembozo manifiesto viene practicando desde los años 90 la sociedad contemporánea de entre siglos, reactualiza el nunca agotado problema del sentido del arte —la literatura, en nuestro caso— y sus relaciones con otros campos de la actividad humana.
La industria cultural ante el sujeto:
una flecha arrojada

Jorge Ángel Hernández
• Santa Clara
La industria cultural desarticula el sujeto; lo convierte en actor que ejecuta el desenfrenado papel del éxito en pos de la sobrevivencia. Un actor que, aun a sabiendas de que desempeña uno de esos amañados reality shows, se resiste a admitirlo y busca a toda costa la naturalidad de su actuación.
Leer más...

Setecientos billetes
y algo más

Cien dólares por la suscripción anual, más una mensualidad de otros 50, suman 700 billetes verdes. Una vez pagado todo eso, usted tendrá derecho a un rato de placer, que le cuesta, por encima de lo demás, otros 40 dólares en cada ocasión. ¿En qué consiste el placer? Pues... en alquilar un perro y darle un paseíto. Ese es el novedoso negociazo que se ha inventado el dueño de las tiendas FlexPetz: la renta de perros, disponible por ahora en San Diego y Los Ángeles, pero pronto también en San Francisco y Londres.

::leer más...

 
 

El Premio David y yo
Eduardo Heras León
• La Habana
Recordar ahora, 40 años después el propio concurso, su nacimiento, evolución y desarrollo, y particularmente su permanencia en el panorama cultural y literario del país, es no solo un acto de justicia, sino también una fiesta para la memoria. En mi caso —como en el de muchos jóvenes narradores— obtener el premio significó entrar por la puerta ancha de la literatura cubana, hacia el reconocimiento de nuestra comunidad literaria.
Yanelis Encinosa, premio David de POESÍA 2007 con
EL POEMARIO El diario de Eva y otras prehistorias
Entrevista con Yanelis Encinosa
Bajo la piel de Eva
Johanna Puyol
• La Habana
A la luz de lo que ha reportado para las letras cubanas en los últimos 40 años, el David equivale temerariamente a un reto. Agradezco la posibilidad de comunicarme, de sociabilizar mi escritura, y me siento muy feliz por ello, pero percibo aquí un punto de partida, entiendo que el esfuerzo debe duplicarse ahora, pues comienza lo más difícil del camino: pulirse, superarse con constancia. Muchos de los grandes poetas que hoy figuran en el canon de nuestra literatura han nacido con este premio y han sabido consolidarse.
FRAGMENTO DEL poemario LAUREADo
El diario de Eva y otras prehistorias
Yanelis Encinosa
• La Habana
Mairelys Ramón Delgado, premio David de CUENTO 2007 y
Premio Especial Cabeza de Zanahoria
con el cuaderno Cuerpo Público
Entrevista con Mairelys Ramón Delgado
Cuentos de un Cuerpo Público
Y. P. Fernández
• La Habana
Es muy difícil para el hombre entender, en su totalidad, el tiempo en el que vive, de ahí que los grupos generacionales se “definan” desde un tiempo muy posterior al que se analiza, y esto, pocas veces, lo hace uno de sus actores. Quizás en un futuro alguien, desde su propia lectura, me incluya en alguno, pero yo, desde la mía, me considero un ente aislado.
CUENTO DE LA antología LAUREADA
Quebec-Habana-Quebec
Mairelys Ramón Delgado
• La Habana
Rogelio Orizondo, premio David de teatro este 2007 con La obra Vacas
Entrevista con Rogelio Orizondo
Ser, ante todo, alguien del teatro
Yinett Polanco
• La Habana
Conocí el premio David cuando me acerqué muy jovencito a la obra de Luis Rogelio Nogueras, entonces descubrí que muchos de los escritores que me gustaban habían ganado el David, pero nunca pensé que lo iba a ganar con teatro, ni muchos menos así, con esta obra. En realidad lo he asumido como algo que me alienta a seguir. El recibirlo fue una experiencia muy bonita.
Desde sus primeros años el concurso David se convirtió en el más codiciado para los jóvenes escritores nacionales y, también desde sus inicios, logró los propósitos por los que había sido creado: abrir los espacios editoriales, promover y reconocer a todos los escritores que estaban comenzando.
GALERÍA


• Paisaje Criollo
Carlos Enriquez

Galerías anteriores
Lluvia humana
por Kaloian
 
EICTV: graduación 16 inaugura nueva etapa
por Joel del Río
.

::

Sus películas: la gran depresión de Bergman
Paquita Armas Fonseca • La Habana

MUERTE DE INGMAR BERGMAN
La soledad, la fe, la maldad

Lisandro Otero • La Habana

::

Mayra Montero
Las voces de la nostalgia
Jaime Sarusky • La Habana

Son de almendra, delata su cubanía, es decir, un aire, un aliento peculiar, ese desenfado, que nos muestra los modos de ser y de hacer de los personajes y por la descripción de las atmósferas. A esto añado situaciones y el lenguaje, de sobra convincente, que este texto la circunscribe, sin medias tintas, a la literatura de esta Isla.

Salón Tintaenpié: uno entre varios
Axel Li • La Habana

La Letra del Escriba llega a su número 60
Albem Fuentes • La Habana

El universo marcial de Adonis Flores
Píter Ortega Núñez • La Habana

 

::

Para leer al reverendo
Alfredo Prieto • La Habana

Prólogo
Cuando pasares por las aguas
Esther Pérez • La Habana

::

Desde la Gran Manzana el
Gran Hermano te vigila

El País

Una propuesta de ley amenaza con prohibir tomar fotos y filmar en las calles de Nueva York a quienes no soliciten un permiso oficial de rodaje y no tengan dinero para un seguro. En una ciudad donde pronto se instalarán 3000 cámaras de seguridad como parte de un plan de lucha contra el terrorismo, la prohibición de filmar viene motivada, por ese mismo miedo.

Página web de Downing Street
EFE

"Quiero ser como Osama. Quiero abrirme camino a la fama con una bomba. Sé que la gente me puede detestar, pero, oh Dios, no me ignorarán cuando la CIA me ponga precio."

La moda Bin-Laden

 

::

Del diario de Eva y otras prehistorias
Yanelis Encinosa (Pinar del Río, 27 de diciembre de 1983)
Licenciada en Letras en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana. Reseñas suyas han aparecido en La Letra del Escriba y Cubaliteraria. Mereció el Premio Cauce de Ensayo 2006 con el trabajo “La rueda de la fortuna o el infortunio del círculo”. Las poesías publicadas forman parte del poemario Del diario de Eva y otras prehistorias merecedor del Premio David de Poesía 2007.
 

::

Quebec-Habana-Quebec
Mairelys Ramón Delgado (Ciudad de La Habana, 1978)
Licenciada en Historia por la Universidad de la Habana. Egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Obtuvo Mención en el concurso Calendario 2007 con el libro de cuentos La noticia. Fue Premio Pinos Nuevos 2007 con el libro de cuentos Alturas. Este cuento pertenece al cuaderno Cuerpo Público, merecedor del Premio David de Cuento 2007.
 

ARRIBA

Inicio Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2007.
IE-Firefox, 800x600