Año V
La Habana

19 al 25 de AGOSTO
de 2006

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
MEMORIAS
APRENDE
POESÍA
EL CUENTO
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
POR E-MAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

José Bergamín
(1895-1983)


 

A CRISTO CRUCIFICADO

 

Tú me ofreces la vida con tu muerte,

y esa vida sin Ti yo no la quiero;

porque lo que yo espero, y desespero,

es otra vida en la que pueda verte.

Tú crees en mi. Yo a Ti, para creerte,

tendría que morirme lo primero;

morir en Ti, porque si en Ti no muero

no podría encontrarte sin perderte.

Que de tanto temer que te he perdido,

al cabo, ya no sé qué estoy temiendo:

porque de Ti y de mí me siento huido.

Mas con tanto dolor, que estoy sintiendo

por ese amor con el que me has herido,

que vivo en Ti, cuando me estoy muriendo.

 

 

ECCE ESPAÑA

 

Dicen que España está españolizada,

mejor diría, si yo español no fuera,

que, lo mismo por dentro que por fuera,

lo que está España es como amortajada.

Por tan raro disfraz equivocada,

viva y muerta a la vez de esa manera,

se encuentra de sí misma prisionera

y furiosa de estar ensimismada.

Ni grande ni pequeña, sin medida,

enorme en el afán de su entereza,

única siempre pero nunca unida;

de quijotesca en quijotesca empresa,

por tan entera como tan partida,

se sueña libre y se despierta presa.

 

 

Otra vez esta noche,

Cuando estaba esperándote,

Me dormí, y en mi sueño

Oí una voz llamándome.

 

Una voz larga y triste,

Apenas susurrante,

Como un sollozo roto

En los dedos del aire.

 

Una voz melodiosa

Que no oyó nunca nadie;

Que cuando más se acerca,

Más parece alejarse.

 

Una voz melodiosa

Que no oyó nunca nadie;

Que cuando más se acerca,

Más parece alejarse.

 

La voz de un viento oscuro

Que se esconde en los árboles

Y hace temblar sus copas

En la luz de la tarde.

 

Una voz que me llama

Y no quiere llamarme.

Una voz que parece

Que se apaga al callarse.

 

 

Agua sólo es el mar; agua es el río,

Agua el torrente, y agua el arroyuelo.

Pero la voz que en ellos habla y canta

No es del agua, es del viento.

 

Agua es la blanda nieve silenciosa

Y el mundo bloque de cristal de hielo.

Pero no es agua, es luz la voz que calla

Maravillosamente en su silencio.

 

Agua es la nube oscura y silenciosa,

Errante prisionera de los cielos.

Pero su sombra, andando por la tierra

Y el mar; no es agua, es sueño.

 

 

A Rafael Alberti.

 

Europa no habla griego, que habla gringo

Creyendo que está hablando el europeo:

Babélico balido y balbuceo

Que se americaniza de vikingo.

 

Nunca soñó un imperio Carolingo

Tan incontinental cocacoleo.

Ni encontró un Bonaparte a su deseo

Tal respuesta, responso, ni respiro.

 

Respuesta que es apuesta y desatina.

Responso a la difunta Gran Bretaña.

Respingo que lo da quien más se empina.

 

Y mientras se la ignora o se la extraña

A una Europa, que, al serlo, fue latina,

Ya no se habla en cristiano ni en España..

SUBIR

 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

© La Jiribilla. La Habana. 2006
 IE-800X600