La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Lisandro Otero
Michel Balivo
MEMORIA
De Peña Pobre
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
Bladimir Zamora
EN PROSCENIO
LA MIRADA
Andrés D. Abreu
POR EMAIL
¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?
Habichuelas rebozadas
LA BUTACA
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
Ahmel Echevarría
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
William Gálvez
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

::::::::::::::::::::::::::::::::

 

::::::::::::::::::::::::::::::::

Concurso de carteles
"Pablo y la Guerra

 civil Española"

Iberoamérica mirada por las mujeres
 

Junio digital: ocho años después
Estrella Díaz



 
¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona,  generalmente un niño,
bastante intranquila...

 
Todas las B en La Habana
Omar Valiño La Habana
Nos empeñamos en abrazar a la notable agrupación cubana Teatro Buendía y a sus dos décadas de labor, período que han marcado ellos irradiando influencias con sus espectáculos, sus métodos, su escuela.
 
 
Eugenio, y no Barba
Roxana Pineda La Habana
Un extraño libro, que solo tenía Vicente Revuelta, llegó hasta mí. Se llamaba Las islas flotantes, y su autor era una persona desconocida: Eugenio Barba. Cogí el libro, abrí una página al azar y comencé a leer. Tengo muy clara esa primera impresión: yo no podía penetrar las palabras, yo no estaba preparada para comprender de qué me estaban hablando y, sin embargo, al cerrar el libro me dije: tengo que regresar.

Volver a los 17
Marilyn Garbey La Habana
El Buendía se erigió, en virtud de su trabajo, en el referente para la nueva generación teatral. El entrenamiento, la investigación como sistema de trabajo, los actores que dejaban la piel en el proceso, el acercamiento al ser humano, la construcción de imágenes teatrales inolvidables lo situaron a la vanguardia.
Evocaciones desde la semilla
Rubén Darío Salazar La Habana
Cada encuentro con los montajes de Buendía ha sido una referencia para mi trabajo, esencial para nutrir el imaginario personal, para revivir mis años de estudiante, sentado sobre la hierba de un parque o las piedras de una plaza, no recuerdo bien, a la espera de aquellos abrazos estremecedores con los que comenzaba la función de El pequeño príncipe.
Traición, grita Hamlet. Sólo se explica, en términos dramáticos, por la lógica hechizada de la Isla o la intervención directa de la voz de autor (es decir, de Buendía) en el tejido espectacular para obrar la resolución del discurso ideológico de la puesta en escena.
¿Nuevas bacantes?
Elina Miranda Cancela La Habana
Si a lo largo de estos años se suman obras y dramaturgos con diversas propuestas en el replanteo de distintos mitos y cánones trágicos, no será hasta el inicio de este nuevo siglo y de este nuevo milenio cuando sean dos mujeres, Flora Lauten y Raquel Carrió, quienes asuman la autoría y la puesta en escena de su versión de un mito y de una tragedia: Bacantes, de Eurípides.
Festín de los patíbulos
Abel González Melo
La Habana
Teatro Buendía ha convocado una vez más a un acto de heroísmo: la defensa de la palabra sobre la escena implica un traslado del canon histórico, establecido y perpetuado, a una dinámica peculiar que imbrica tradición y contemporaneidad.
Hijos del Buendía
Norge Espinosa Mendoza La Habana
El Teatro existe en mí porque existe en mí también ese Buendía: esa Iglesia teatral, casa de espejos, cuyas puertas seguirán abriéndose con cada nuevo espectáculo para mí, para los que estuvieron, para los que siguen enlazados al Buendía donde quiera que se les pida una carta de identidad.
Caminar sobre el hielo: quimera de comediantes
Eberto García Abreu
La Habana
El Buendía es, más que un grupo teatral, la familia de una generación de teatristas y espectadores que descubrieron el sentido del teatro, en medio de la efervescencia creativa de los años ochenta en Cuba.

 

Charenton

Raquel Carrió y Flora Lauten

Ópera bufa en diez cuadros y un epílogo
Versión a partir de la obra Marat-Sade, de Peter Weiss

I. La Máscara y el Espejo
II. Los personajes

III. Homenaje a Marat

IV. Marat-Sade

V. La Noche en Charenton

VI. Llegada de Charlotte (o La Feria de París)

VII. Juego de decapitaciones

VIII. Flagelación de Sade

IX. La Asamblea Nacional

X. Última imagen de Charlotte

Epílogo

La escritura invisible. Notas sobre Charenton
Raquel Carrió

 
 

 

 
Ser cubano es una tarea
Teresa Melo Santo Domingo
Cuando se está en otro país, siempre se termina explicando no solo qué tipo de cubano eres, sino por qué, como si debiéramos justificarlo, y aunque a ninguno nos preguntan por la política de otros sitios, se considera natural que directivos, escritores, camareros, limpiabotas, artistas y todo tipo de gente puedan y deban responder con opiniones supuestamente autorizadas sobre la realidad cubana.
 
La imaginación virtual
Umberto Eco Italia
¿Acaso los libros, a través del poder de las computadoras y de Internet, habrán de transformarse en "estructuras de hipertexto" ilimitadas en las que el lector será también autor? Hoy en día existen dos tipos de libros: aquellos que se leen y aquellos que se consultan.
 
 

 

A Bill Gates no le gusta ser
el hombre más rico

InfoBAE 

Bill Gates dijo que la persona de la que más aprendió fue del multimillonario Warren Buffet. Añadió que la mayor lección que había aprendido de Buffett era la importancia de la integridad. Curiosamente, Buffet es el segundo hombre más rico del mundo.

CITGO con Chávez
El Duende

'En una estación de gasolina de Cayo Hueso hay colgado un cartelito que dice: “Gracias Chávez, estamos contigo”. Cuando un cubano de Miami va a ese garaje, el empleado, que habla con acento dominicano, quita el cartelito.
 

Por si las moscas
 
SUR CARIBE
De conga en conga
Pedro de la Hoz La Habana
 
Panchito Pérez  Guzmán
Con ojos monte adentro
Carlos E. Bojórquez Urzaiz México
 
Buena Fe a la carga con Presagios
Juliana Venero Bon La Habana
 
ESCUCHAR DOS TEMAS DEL CD PRESAGIOS
 
MIRIAM RAMOS
Oda a la Artista
Guille Vilar La Habana
 
ORIGAMI TEATRO
No Por Gusto una buena tesis
Miguel Gerardo Valdés Pérez La Habana
 
 

Eliseo Diego
(La Habana, 1920-1994)

En esta extraña calle donde vivo, / esta increíble calle de otra parte, / quién habita esa casa que es la mía / y entrando por la puerta grande y ocre / me deja fuera a mí, que soy él mismo, / temblando como un niño ante la entrada.
 

 

La cuarta noche
Alberto Marrero (La Habana, 1956)

Narrador y poeta. Suyo es el poemario El pozo y el péndulo (Letras Cubanas, 1994). Obtuvo en 2003 el Premio de Narrativa Hermanos Loynaz. Es miembro de la Asociación Hermanos Saíz. Este cuento pertenece al libro Efecto babel.

 

 
 

GALERÍA


• El núcleo
Miguel Mendive Sosa

GALERÍAS ANTERIORES

 

LIBRO DIGITAL


Sexta entrega
James D. Cockcroft

 



Grupo Camaleón
Ilustración y descarga
Proyecto integrado por cinco diseñadores e ilustradores cubanos.
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2006.  
IE-800X600