Año V. La Habana. 6 al 12 de MAYO de 2006

 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Lisandro Otero
MEMORIA
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
EN PROSCENIO
Omar Valiño
LA MIRADA
POR EMAIL
¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?
Ancas de rana
LA BUTACA
Joel del Río
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
William Gálvez
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

::::::::::::::::::::::::::::::::

 

::::::::::::::::::::::::::::::::

BECA DE CREACIÓN
Del verso a la canción

 



 
¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona,  generalmente un niño,
bastante intranquila...

Lezama imán
Sigfredo Ariel La Habana
Quien comienza a leer o escribir en español se aproxima peligrosamente a la obra de José Lezama Lima. «Peligrosamente» porque tarde o temprano podrá ser atraído a su imán, alcanzado por una de sus ondas, sus círculos «imantados». Quiero decir: quien lee y escribe ahora comienza a avanzar en dirección de un formidable encontronazo.
 
 
 

La Jiribilla, un salto de alegría en el aire
Roberto Fernández Retamar La Habana
Todo está en La Jiribilla
Omar Valiño La Habana
Una jiribilla sí hace primavera
José Luis Fariñas La Habana
[Luis Eduardo Aute] [Ramón Chao]
[James Cockcroft] [Omar González]
[Belén Gopegui] [Angel Guerra Cabrera]
[Virgilio López Lemus] [José Daniel Fierro]
[Alexis Díaz-Pimienta] [Alexis Figueredo]
[Andrés Gómez] [Aramís Castañeda]

GALERÍA DE FOTOS V ANIVERSARIO 

 

 

"Mostramos la mayor cantidad de luz que puede,
hoy por hoy, mostrar un pueblo en la tierra..."

José Lezama Lima

 
Paradiso, 40 años
Roberto Méndez Martínez La Habana
Hoy día, cuando la obra del escritor cubano ha tenido una divulgación apreciable, al menos en el orbe hispanoamericano, la novela reclama nuevas lecturas y nuevas exégesis. Cuatro décadas después de su llevado y traído bautismo editorial, Paradiso continúa ante nuestros ojos, invitador y desafiante.
 
Visión y diversidad en las décimas
de José Lezama Lima

Carlos Chacón Zaldívar* Matanzas
Estamos ante el Poeta dinamita desde las estructuras, que no se conforma con los cánones, sino que los transgrede para trabajar en el interior de la imagen códigos diferentes, surgidos de una rica sabiduría que lo incorpora todo a su potens lírico.
“Decapita el tiempo para hacerlo surgir con otra cabeza y nos quita nuestra mirada para darnos la nueva visión”. Juicio lezamiano sobre Cortázar. Chinolope lo resume a su modo: "Compadre, la cosa está en meter en una misma foto al Cronopio Mayor y al Ángel de la jiribilla". Con un Chino delante, que es mucho mejor que tener un Chino atrás.
 
Puerta de la catedral
Bladimir Zamora Céspedes La Habana
Apenas lo vi leyendo ensimismado al pie de su ventana, en una tarde habanera de los últimos 60, pero fui en su búsqueda a través del territorio de la escritura, y en tiempos en los cuales no faltaban quienes querían levantarle como una bandera de la belleza aislada del entorno, del cuerpo a quien solo le interesa mirarse a sí mismo; encontré su almendra de cotidianidad.
 
Lezama, pintura y poesía
Reynaldo González La Habana
La obra de Lezama sigue ahí, a la espera de nuevos abordamientos, y posiblemente sea el reto mayor de nuestro legado literario. A zancadas raudas, propongo un recorrido por sus páginas como con la “mirada oblicua” que nos enseñara a valorar.
Página sobre Lezama
Severo Sarduy París
Muchos —hombre y leopardo—, en los años finales del siglo XII, ignoraron qué tiempo les había tocado vivir. Una oscura resignación marca hoy mi lejanía, mi palabra en la trama. Inscribo, en esta patria que es la página, en minúscula y sobre una cifra, mi paso por la Era Lezama.

 
Bebido, no escriturado
Miguel Barnet
La Habana
Según cambian las circunstancias históricas, la obra lezamiana adquiere un vuelo y una claridad cada vez mayores. Se torna más sencilla, si por sencilla entendemos madura, como expresó Antonio Machado. Se ha impuesto así su profunda cubanía.
 
Mi viaje al Paradiso
Mario Jorge Muñoz Caracas
Paradiso es madurez filosófica, originalidad en el estilo, erudición... esa prosa poética con la que profundiza en sus criterios sobre el ser humano y su relación con el pasado, ese pasado también suyo que nos devuelve recreado a través de la memoria afectiva, del recuerdo.
La historia universal es una continuidad hecha de repeticiones. El arte es el grandioso crisol donde todo se comunica, disuelve y amalgama. Borges y Lezama intuyeron, vivieron, respiraron, esa universalidad. Como latinoamericanos, supieron imaginar la grandeza cierta de cualquier cultura y de todas las formas del arte.
 

DEDICATORIAS

Los amigos de Lezama
Cintio Vitier La Habana
Muestra de la edición facsimilar de Libro de los amigos de Lezama, del 'estado de concurrencia poética' que logró Orígenes más allá de su existencia. Este Álbum forma parte de la obra carismática de Lezama."
 
[Fayad Jamís] [Gabriel García Márquez] [Nicolás Guillén]
[Samuel Feijóo] [Fina García Marruz] [Cleva Solís]
 
 
 
Cómo murió Lezama Lima
Ciro Bianchi Ross La Habana
Ciertamente, mucho se ha especulado en el exterior sobre la muerte de Lezama Lima y aún aquí prevalece la confusión y no son pocos los que desconocen los pormenores de aquel lamentable suceso.
Para una definición mejor de Lezama Lima
Lisandro Otero La Habana
Algunos plumíferos de la contrarrevolución han desatado una campaña que intenta demostrar que Lezama sufrió persecuciones y ataques de la Revolución. La evidencia ofrecida demuestra lo contrario: nunca antes el poeta recibió tanto reconocimiento, apoyo, estímulos, como en el período que se inicia en 1959.
 

SELECCIÓN DE POEMAS

Cuando se llega a esta transparencia, ¿cómo seguir? Él siguió en su poesía, evaporándose. Nosotros retrocedemos otra vez para seguir estudiando el juego de sus contradicciones, su definición de su poesía: Combustión, resistencia, transparencia, los tres pasos dialécticos de toda su poesía.
 
[AH, QUE TÚ ESCAPES] [Muerte de Narciso]
[Poner el dedo] [BRILLANDO OSCURA]
[El pabellón del vacío] [La mujer y la casa]
[Brillará] [EL ARCO INVISIBLE DE VIÑALES]
[RAPSODIA PARA EL MULO] [MELODÍA]
[BAHÍA DE LA HABANA] [PENSAMIENTOS EN LA HABANA]
 
 
 

 

 

 

“Por mí, que los devuelvan”
El Universal
 

Cuando unas 5 mil personas salieron el lunes a las calles de Miami a pedir la legalización de los trabajadores indocumentados, los manifestantes portaban banderas de EE.UU. y de sus países de origen. Ni una sola bandera de Cuba en la ciudad que sirve de residencia a unos 800 mil cubanos.

El País
Editorial
 

“La popularidad de Evo está más alta que nunca, pero sus ciudadanos le juzgarán por los resultados, no por decisiones ideológicas que no han tenido resultados mágicos en ningún país del mundo”.
 

Moraleja: practica mi magia
que es la buena
 
El marxismo: mucho más que una moda
Paquita Armas Fonseca
La Habana
 
 
Presagios de Buena Fe
Guille Vilar
La Habana
 
La sensación de un buen presagio
José Manuel García Suárez La Habana
 

 
ALAIN GARRIDO, A GUITARRA LIMPIA
Concierto sensible, concierto de amigos
María Fernanda Ferrer La Habana
 
 

José Lezama Lima
(La Habana, 1910-1976)

Dánae teje el tiempo dorado por el Nilo, / envolviendo los labios que pasaban / entre labios y vuelos desligados. / La mano o el labio o el pájaro nevaban. / Era el círculo en nieve que se abría.
 

 

Cisnes en el humo
Francisco García González (La Habana, 1963)

Narrador cubano. Ha obtenido premios y ha sido finalista en concursos nacionales. Tiene publicado el cuaderno Juegos permitidos, en la colección Pinos Nuevos (1994) de la Editorial Letras Cubanas. En 1995 obtuvo el Premio Revolución y Cultura. El cuento que publicamos pertenece al libro ¿Qué quieren las mujeres?, que se encuentra en proceso de edición por la Editorial Letras Cubanas.

 

 
 
Envíenos su opinión sobre la revista en estos 5 años
 
 

PORTADAS DE


1944-1954

El pensamiento
de Orígenes

Cintio Vitier
 

 

LIBRO DIGITAL


Quinta entrega
James D. Cockcroft

 



Grupo Camaleón
Ilustración y descarga
Proyecto integrado por cinco diseñadores e ilustradores cubanos.
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2006.  
IE-800X600