Año IV
La Habana

22 al 28 de ABRIL
de
2006

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Lisandro Otero
MEMORIA
Raúl Corrales
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
EN PROSCENIO
Omar Valiño
LA MIRADA
Hortensia Montero
POR EMAIL
¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?
Pudín de Cienfuegos
LA BUTACA
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
Orlando Luis Pardo
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
William Gálvez
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

::::::::::::::::::::::::::::::::



 
¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona,  generalmente un niño,
bastante intranquila...

La complicidad se llama Lázara
Bladimir Zamora Céspedes La Habana
Paría ideas constantemente. A mi modo de ver era un genio y lo más grande es que no se daba cuenta de ello. Era la modestia personificada. Ahora la presencia de Santiago dependerá de nosotros. Nos corresponde redimensionar su figura que tanto hizo por la cultura de nuestro país, por nuestra Revolución, para que las nuevas generaciones conozcan su trabajo.
 
 
VICENTE VERDÚ:
"El libro de Rafael Rojas me
parece una guía telefónica mala"

José Sanz Rebelión
Tras comparar el libro Tumbas sin sosiego, ganador del premio Anagrama de Ensayo, con una guía telefónica mala, Vicente Verdú afirmó que el caso Ignacio Echevarría fue “un escándalo para todos los que habíamos participado en el principio de El País y en el proyecto de hacer un periódico libre, independiente”.
Rafael Rojas: con alegría y emoción
Ernesto Pérez Castillo La Habana
 

 

“Para ser un artista revolucionario hay
que llevar angustias muy definidas por dentro...
Creo que uno debe meterse dentro de las cosas.”

Santiago Álvarez

 
Ese artista ciudadano
Alfredo Guevara
La Habana
Santiago fue en su curso por la vida ese ejemplar de intelectual que busco y su ejemplo quisiera entregar a los jóvenes artistas, artista que en su arte encuentra el medio de transformar lenguaje y desplegarlo, de ejercerse en su hacer como se puede, revolucionando revolucionariamente el cine, para que el cine mejor pueda, y pudo, expresar y apresar en la imagen-sonido esta revolución que impregna nuestras vidas.
Obrero del arte, maestro
Marta Rojas La Habana
Su compromiso social y político desde su juventud, la experiencia de vida, su cultura y conocimiento de música adquirido desde antes de la Revolución, abonaron el terreno de su imaginación fértil. Santiago era un intelectual, sin afeites.
Santiago, el eterno inconforme
Rebeca Chávez La Habana
Fue en el cine donde pudo reunir todas sus inquietudes y experiencias, aparentemente dispersas, que tomaron cuerpo con coherencia. Había estallado su talento, sus búsquedas se hicieron orgánicas. Trabajaba con cerebro y con pasión. El Noticiero y los documentales le permitieron hacer una síntesis creadora que ha vencido el tiempo. Fue un antes y un después, plenos.

 
Noticiero 466
Iván Nápoles La Habana
Uno de los mejores noticieros hechos por Santiago Álvarez para mí ha sido el numero 466, que fue sobre la Sexta Serie Mundial de Béisbol amateurs, en el Stadium de Quisqueya, República Dominicana, donde se celebró un crucial juego entre Cuba y Estados Unidos, el cual ganamos en el ultimo inning y cuyo héroe indiscutible fue el Curro Pérez.
Santiago Álvarez fue uno de los mejores cineastas del mundo. Y se dice rápido y fácil. Lo único que molesta es tener que usar el pretérito para referirse al hacedor de una obra siempre experimental, pletórica de aquella inmediatez que atisba el porvenir, con ese oficio de profeta propio de los grandes artistas.
Convirtió lo contingente y circunstancial en objeto de reflexión y análisis. Demostró que la mejor manera de transmitir convicciones políticas e ideas es mediante los argumentos de la imaginación.
En casa de Santiago era la fiesta
Tania Cordero La Habana
Se me develó una personalidad indagadora, aguda, revolucionadora en cuanto a la manera de ver el cine y el periodismo audiovisual que cabía en aquel hombre pequeño de cuerpo ―como le gustaba describir a Martí―, sonriente, amable, anfitrión de las fiestas de mi adolescencia.

 
El latido del corazón de Santiago
Daniel Diez La Habana
Era un artista comprometido con las causas más nobles del mundo, por eso no solo reflejó los problemas y la vida, las alegrías y las batallas de la Revolución Cubana, sino que también estuvo en Vietnam, Kampuchea, Guinea, EE.UU., Nicaragua, Chile.
Santiago, el cine y yo
Mario Jorge Muñoz La Habana
Tampoco olvidó apuntar su cámara contra las ineficiencias, el burocratismo, el despilfarro, el mal gusto, el robo, males que también han acompañado a la Revolución. Lo mejor es que siempre había una búsqueda artística, novedosa, a la hora de mostrar el mensaje. Santiago decía y educaba.
ENTREVISTA CON SANTIAGO ÁLVAREZ
El temple renuncia a la fatiga
Hilario Rosete Silva La Habana
La Revolución lo hizo director de cine y pudo realizar sus sueños de la época de Nuestro Tiempo, sociedad donde tenían un cine-club y la aspiración de crear un cine cubano diferente.

 

El soldado que sueña un anhelo postergado
Josefina Ortega La Habana
“Soy un fotógrafo que ha tratado de retratar las cosas como he querido enseñárselas a los demás. Todo lo que pueda encontrarse en esas fotografías es una manera de ver la vida tal como la he mirado desde que tuve conciencia de ello”.
Oleadas de hierro y fuego en Playa Girón
Jorge Risquet Valdés
La Habana
 
 
Conversación con los difuntos
Josefina de Diego
La Habana
Eliseo Diego aprendió el idioma inglés siendo muy niño, se lo enseñó su madre, Berta Fernández-Cuervo y Giberga, que lo había aprendido antes que el español, en el Nueva York de finales del siglo XIX. Mi abuela Berta sentía un amor profundo por ese idioma. Era una lectora incansable, pero solo leía novelas escritas en inglés y sus preferidas eran las de Dickens y Lewis Carroll. Mi padre heredó de ella su pasión por la literatura inglesa y norteamericana.
 
 

 

Windows primero,
el buche malo después

Agencias
 

Hu Jintao se ha reunido con Bill Gates. Lo que parecía una visita con carácter aperturista puede provocar problemas diplomáticos dado que el presidente chino ha dejado a su homólogo norteamericano “para los postres”.

Zoé Valdés
El Nuevo Herald
 

''Me encontraba en un momento pesimista en relación con Cuba, pero la lectura de estas memorias (Cuba: Intrahistoria..., de Rafael Díaz-Balart) han tenido en mí un efecto mutante''.
 

De derrotada a X-Woman
 
Ángel Ramírez:
Pintar el tiempo o el medioevo habanero
Estrella Díaz La Habana
 
Sobre las Presunciones de Alberto Garrandés
Ramón Legón Pino La Habana
 
FLAVIO GARCIANDÍA
Conócete a ti mismo
Hortensia Montero La Habana
 
Las miradas de Roberto Fumagalli
María Fernanda Ferrer La Habana
 
 

Víctor Fowler Calzada
(Ciudad de La Habana, 1960)

En días de frío haría fuego con los desechos./ Mientras no llega el instante, simplemente descansa./ Cansado de esperar a que los hijos crezcan. Del pico / que golpea entre las olas. De las tormentas. De los / azares de la autobiografía. De la madrugada de 1994 / en la cual lloramos mi esposa y yo porque el mundo / había cambiado al parecer para siempre. De escribir / estas líneas, incluso.
 

 

Cero siete
Osmany Oduardo Guerra (Colombia, Las Tunas, 1975)

Poeta, narrador y traductor. Licenciado en Inglés. Miembro de la AHS, de la ACDAM y del II Taller del Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”. Mención de Poesía Casa de las Américas 2003. Ha publicado, entre otros, Poeta en La Habana, Editorial Letras Cubanas, 2005.

 

 
 

ESPECIAL

:: VER MÁS ::

 

LIBRO DIGITAL


Tercera entrega
James D. Cockcroft

 
 



Grupo Camaleón
Ilustración y descarga
Proyecto integrado por cinco diseñadores e ilustradores cubanos.
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2006.  
IE-800X600