Año IV
La Habana

15 al 21 de ABRIL
de
2006

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Lisandro Otero
Pastor Valle-Garay
MEMORIA
Chacón y Calvo
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
EN PROSCENIO
Omar Valiño
LA MIRADA
Andrés Abreu
POR EMAIL
¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?
Berenjena a la teresita
LA BUTACA
Joel del Río
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
William Gálvez
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

::::::::::::::::::::::::::::::::



 
¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona,  generalmente un niño,
bastante intranquila...

Sindo: la espiritualidad cubana
Bladimir Zamora Céspedes La Habana
Sindo Garay no inventó la trova cubana, pero es sin lugar a dudas el más alto exponente de género musical nuestro. Criatura nacida en muy humilde hogar santiaguero, no tuvo oportunidad de acceder a ningún tipo de instrucción académica. Para tratar de ganarse la vida probó suerte como payaso y maromero en varios circos. Más tarde intentó laborar en una talabartería, pero bien pronto entendió que la naturaleza lo había puesto sobre la tierra especialmente para hacer canciones.
 
Encuentro continental de lucha contra el ALCA
Arde Bagdad, arde la conciencia,
arde el compromiso

Eliades Acosta Matos La Habana
¿Qué extraordinario proceso comenzaba a sacudir al mundo globalizado, el mismo del pensamiento único, lo políticamente correcto y el fin de la Historia, gracias al cual retornaba a las discusiones ideológicas el protagonismo de los pueblos, factor imprescindible en los cambios y las revoluciones sociales? ¿Cómo tantos hombres y mujeres pertenecientes al universo de las ideas y la creación artística, por naturaleza, un mundo aislado y solitario, acataban la necesidad de la lucha colectiva, superando décadas de discusiones bizantinas que tan astutamente aprovecharon los enemigos del progreso?

 

“Yo tomo la guitarra en mis manos
y me parece que la guitarra son alas.”

Sindo Garay 

 
Mester de juglaría
Pedro de la Hoz La Habana
Han cambiado los tiempos, mas no el oficio ni la vocación. Los trovadores de hoy se hacen acompañar por la guitarra. Visten camisetas y pantalones de mezclilla, alérgicos al brillo de las lentejuelas, y encuentran bueno cualquier lugar —plaza, parque, aula, esquina, casa— para expresarse, y cualquier tema —patria, historia, sueño, amor, tristeza— para inspirarse.

De cómo se hizo el canto más cubano
 

Indiscutible flor de la identidad
Joaquín Borges-Triana La Habana
Desde su origen y hasta hoy, con creces la trova ha evidenciado un modo de ser del cubano, por medio del quehacer de un nutrido y valioso número de cantores. De modo excepcional, en el grupo de creadores que han asumido el expresarse artísticamente a través de la guitarra y de una poética que habla del amor (o el desamor) y de la vida cotidiana en general, Sindo Garay simboliza los valores del trovador, a tenor de la intensidad con la que vivió su prolongada existencia y la alta significación estética de sus composiciones.
Sindo, Matamoros y El mejunje
María Fernanda Ferrer La Habana
¿Qué opinaría Sindo Garay si supiera que el patio de Muralla 63 en La Habana Vieja comenzó una suerte de homenaje a su persona?, ¿qué pensaría el mítico trovador si conociera que un grupo de excelentes y jóvenes músicos protagonizaron un concierto con el que se da inicio a una jornada en su memoria?, ¿cuál sería su reacción si comprobara que poesía y canción siguen siendo, a pesar de los años, un matrimonio feliz?

Espacio alternativo de conciertos Puntal Alto
Fiesta a la altura del puntal
Antonio López Sánchez
 

Desde La Habana habaneras:
Sindo Garay, el trovador

Ernesto Daranas Serrano
La Habana
Les contaremos sobre Sindo Garay, ese grande de la trova, quien para suerte de los cubanos, vivió 102 años y estuvo 92 componiendo de lo mejor de nuestra música, desde “Quiéreme trigueña”, la primera canción que hizo a la edad de 10 años.
 

Memorias de un trovador

[Nací por donde nace el sol]
[Cuando yo conocí a Martí]
[De cómo hice mi testamento]
[De cómo compuse “La mujer bayamesa”]
[Cómo eran las controversias de los trovadores]
 
 
 

Opiniones
Así era Sindo Garay

[Bola de Nieve] [Noel Nicola] [Rafael Cueto]
[Frank Fernández] [Teresita Fernández] [Harold Gramatges]
[Miriam Ramos] [Lorenzo Hierrezuelo] [Hermanas Martí]
[Argeliers León] [Reynaldo Hierrezuelo] [José A. Méndez]
[Alberto Muguercia] [Marta Valdés] [Portillo de la Luz]
[Omara Portuondo] [Adriano Rodríguez] [Eduardo Robreño]
 
 
 
EN MP3  
 

SINDO GARAY

Santiago de Cuba (1867-1968)

 

 

1. Yo me quiero morir en Cuba
2. Cualquier flor
3. La Baracoesa
4. El huracán y la palma
5. La Mujer Bayamesa
 

 

Cuarta salutación a Gibara
Joel del Río
La Habana
Cada vez con más entusiasmo, decenas de obras en sus diversas secciones, y mejores premios, es decir, de oportunidades para que los cineastas con menos recursos completen sus obras, y accedan a un oficio hasta ahora de elite, acaba de anunciarse en conferencia de prensa la celebración de la cuarta edición del Festival Internacional de Cine Pobre en Gibara, provincia de Holguín. 
 
 

 

Un Monumento a la muerte
Agencia
 

Tendrá el tamaño del Vaticano, su propia fuerza de seguridad y sistemas de abastecimiento de agua y electricidad: La nueva embajada de Estados Unidos en Iraq será algo único en el mundo, una verdadera fortaleza más que una típica sede diplomática.

John Coleman
Oficial de infantería estadounidense

"Estoy dispuesto a disculparme con los iraquíes [por los daños causados a la ciudad antigua de Babilonia] de ser necesario. Si eso les hace sentirse bien, podemos hacerlo”.

Lagrimitas colgantes de cocodrilo
 
Cuba en el Festival Internacional de las Artes

Marx en Nueva York.
Energía. Un fantasma recorre el Soho.

William Venegas Costa Rica
 
Marlon Brando:
una biografía de la cintura para abajo

Paquita Armas Fonseca La Habana
 
ENTREVISTA CON LA TROVADORA RITA DEL PRADO
Un Canto alegre
Estrella Díaz
La Habana
 
Max Aub o la defensa de la memoria histórica
Javier Sánchez Zapatero Salamanca
 
 

Daniel Díaz Mantilla
(La Habana, 1970)

El nuevo vigía subió por primera vez a su atalaya y miró largo rato el horizonte. Escrutó en las nubes densas y en los campos de trigo animados por el viento. Luego bajó de la torre y se fue silencioso a casa...
 

 

La Jocuma
José M. Carballido Rey (Güines, 1913)

Escritor, maestro normalista, productor de programas, libretista y Doctor en Pedagogía. Recibió en 1941 el Premio Hernández Catá. Es uno de los humoristas cubanos más importantes de todos los tiempos. Colaborador de la publicación humorística El Sable, entre los años 1965 y 1966. Parte de sus relatos se recopilaron en El gallo pinto y otros cuentos, publicado en 1965 por Ediciones Unión. El presente relato pertenece a Crónicas del Peladero, Editorial Letras Cubanas, 1979.

 

 
 

ESPECIAL

:: VER MÁS ::

 

LIBRO DIGITAL


Segunda entrega
James D. Cockcroft

 
 



Grupo Camaleón
Ilustración y descarga
Proyecto integrado por cinco diseñadores e ilustradores cubanos.
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2006.  
IE-800X600