Año IV
La Habana

8 al 14 de ABRIL
de
2006

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Antonio Maira
Pastor Valle-Garay
MEMORIA
Historias de la flota
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
EN PROSCENIO
Omar Valiño
LA MIRADA
Andrés Abreu
POR EMAIL
¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?
Frituras de arroz
LA BUTACA
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
William Gálvez
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

::::::::::::::::::::::::::::::::



 
¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona,  generalmente un niño,
bastante intranquila...

Crónica de un café literario
Yinett Polanco
La Habana
Ubicado en la céntrica esquina de 23 y G en el Vedado, lo que ahora todos citan como el G Café ha cambiado su antigua fisonomía para trastrocarse en punto de reunión de los amantes de los libros y la aromática infusión.
 
 
El premio Libertador al Pensamiento Crítico fue otorgado hoy al libro El Sujeto y la ley, de Franz J. Hinkelammert, en reconocimiento a una obra que destaca la actual crisis que vive la humanidad.
 
La cubanización de América
Gianni Vattimo
L`Stampa
La Revolución Cubana no es más solo una cuestión de proyectos y charla socialista, se convierte en un fenómeno concretamente capaz de brindar modelos, de constituir un centro de resistencia a la fuerza del capitalismo norteamericano.

 

"...y al final, buen remate a tanto diente,
una taza pequeña de café carretero bien caliente."

Nicolás Guillén. “Epístola”

 

¿QUÉ ES EL CAFÉ CUBANO?
 

Con C de Cuba, de café y de Cremata
Joel del Río
La Habana
El cubano Juan Carlos Cremata dedicó su primera película al café, y la segunda al descubrimiento de la Isla más allá de la capital. Hablar en Cuba del café significa, siempre, hablar de Cuba y del modo en que se relacionan sus gentes.
Irish Coffee con jazz de fondo
Pedro de la Hoz La Habana
¿Por qué no pensar en el café de la era del jazz? ¿Por qué no contar con las luces mortecinas, el entorno en blanco y negro con la vista del malecón de noche por los amplios ventanales y el saxofón de César López y el acolchado golpe de los tambores batás al oído?
Café Habana, el último café
Ernesto Pérez Castillo La Habana
Hay un lugar en La Habana para tomar café, y ese es el Café Habana. Decirlo así puede sonar a exagerado, pero esa es la intención. Si tienes un peso en el bolsillo, no hay en esta ciudad un café mejor.
ILUSTRACIONES PARA EL G- CAFÉ
Grupo Camaleón
 
 
Mi primer café
Amado del Pino La Habana
No, nunca había hecho una colada. Pero es más, los pasos que unen al polvo oscuro con el agua clara y propician que se desate primero el aroma y después el néctar, el gusto, la sabrosura entre dulce y amarguita de la taza humeante..., todo eso lo había visto desde lejos como en una película.
Esquinas de La Habana
La acera del Louvre
Eduardo Robreño
Viandante habanero: Si en tu quehacer diario aciertas pasar por esta Acera del Louvre que aquí describo, llega hasta una de sus paredes. Allí verás, esculpidos en bronce, cuarenta nombres de jóvenes asiduos a ese lugar, que cumplieron con la patria y con Maceo.
El patio morado
José Lezama Lima
El hombre que se tapaba la cara con un periódico; el que realizaba el milagro extraordinario, pero cotidiano y humilde de ingerir el líquido posando sus labios sobre un cristal; el que intentaba leer el periódico por encima del hombro de su vecino, sacudiendo indolentemente la ceniza de su cigarro sobre una consumida taza de café. Todos juntos en una hora especial convirtiendo el vulgar café de la esquina en el barco fantasma que con la proa incendiada, hace más de cien años que continúa su travesía.

 

 
Rafael Rojas: con alegría y emoción
Ernesto Pérez Castillo
La Habana
Anagrama acaba de anunciar el premio de su concurso de ensayo, otorgado esta vez a Rafael Rojas por Tumbas sin sosiego. Revolución, disidencia y exilio del intelectual cubano. Ya desde el título se trasluce una hoja de ruta: luego de 1959, Rojas parece suponerle al intelectual cubano un paso a paso que lo llevaría, primero, a la “disidencia”, luego “al exilio” y finalmente a lo que expresa su titulaje: la muerte.
 
 
Un receptor y emisor oblicuo
Guillermo Rodríguez Rivera La Habana
El ensayista Antonio José Ponte ―a pesar de sus muchos reparos antiorigenistas― parece ser, a su manera, un continuador de la experiencia lezamiana. Claro que se trata de una “vivencia oblicua” en circunstancia de rebaja, a mitad de precio. Mi discrepancia con él fue en mi libro Por el camino de la mar, a propósito de un artículo suyo (“El abrigo de aire”) y las valoraciones que en él hace de José Martí.
 
 

 

Subversivo material escolar
El Nuevo Herald
 

El sistema escolar de Miami-Dade revisará si un libro infantil titulado Vamos a Cuba, cuyo contenido ha sido calificado de afrenta al exilio, debe permanecer en bibliotecas.
 

El misterio de las 12 llaves
Reuters
 

Las autoridades alemanas cambian 150 cerraduras de una planta nuclear después de que su propietario dijera que había perdido las llaves.

 
Lothar BiskY:
“Muchas coincidencias y solo algunas diferencias”
Arsenio Rodríguez La Habana
 
Premio Nacional de la Danza 2006
Celebración para las puntas y la noche
Tania Cordero
La Habana
 
Carlos RubidO:
“Tenemos excelentes diseñadores"
Estrella Díaz La Habana
 
 
Ecos reflexivos del Primer Clásico Mundial de Béisbol
Pedro Alexander Cubas Hernández La Habana
 
UNIPERSONAL DE SUSANA PÉREZ
Diálogo para un sexo sin paz
Miguel Gerardo Valdés Pérez La Habana
 
Alejandro García Caturla
Un juez memorable
Luis Manuel Pérez Boitel La Habana
 

GALERÍA DE FOTOS: Médicos cubanos en Paquistán
 

 

Félix Pita Rodríguez
(La Habana, 1909-1990)

¿Es el ojo engañado, / la pupila extranjera, / quien miente este paisaje / de futuro pasado? / Es como un amigo muerto / a quien nunca conocimos, / que sonriendo regresa. / Como una calle vacía / que nadie, nunca, atraviesa, / llena de una muchedumbre /de enmascaradas parejas.
 

 

Juegos del diablo I
Daniel Díaz Mantilla (La Habana, 1970)

Ha publicado Las palmeras domésticas (narrativa, Premio Calendario 1996), Entrance (narrativa, Premio Abril 1997) y Templos y turbulencias (poesía, 2004). Sus textos se incluyen en antologías de la literatura cubana contemporánea editadas en varios países de América y Europa.

 

 
 

 

LIBRO DIGITAL


Primera entrega
James D. Cockcroft

 



Grupo Camaleón
Ilustración y descarga
Proyecto integrado por cinco diseñadores e ilustradores cubanos.
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2006.  
IE-800X600