Año IV
La Habana

28 ENERO
- 3 FEBRERO de 2006

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
MEMORIAS
APRENDE
POESÍA
EL CUENTO
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
POR E-MAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

Chávez con los foristas: encuentro memorable
Pedro de la Hoz Caracas


La necesidad de articular un movimiento a escala global capaz de hacer realidad el socialismo del siglo XXI fue resaltada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, al pronunciar en la noche del viernes 27 un discurso ante miles de foristas congregados en el Poliedro de Caracas.

El líder de la Revolución Bolivariana precisó que se ha ido avanzando de Porto Alegre a Caracas en relación con propuestas y acciones concretas, de modo que, en su opinión, se ha conjurado el peligro de la folclorización del Foro Social Mundial.

Chávez resaltó la visión de un mundo en el que los movimientos sociales sean capaces de transformar la realidad lo más inmediatamente posible. Al respecto recordó cómo Fidel Castro, en fecha reciente, había subrayado que no había más tiempo que perder. Desde su percepción, es factible y deseable un movimiento coordinado, en el que cada uno de los concurrentes mantenga su autonomía y sus perfiles propios, pero que no renuncie a una dinámica que posibilite articular estrategias comunes.

En el caso de América Latina afirmó que creía en un socialismo creador e indoamericano, como lo pensó el peruano José Carlos Mariátegui en las primeras décadas del siglo pasado.

En otro momento de su intervención, el Presidente venezolano recordó cómo el imperialismo suele primero cortejar a los luchadores sociales para seducirlos o reducir sus mensajes. Cuando no pueden hacerlo, entonces recurren a la violencia y al crimen.

Advirtió muy seriamente a los EE.UU. que se arrestaría a cualquier militar o agente norteamericano que fuera sorprendido en lo adelante en misiones de búsqueda de información sobre los institutos armados venezolanos.

Al principio de su discurso, calificó el encuentro como un momento muy especial por la carga de pasión y reflexiones que implicaba, y saludó la presencia de prominentes personalidades de diversos países del mundo y el aporte de cada uno de los miles de foristas que viajaron a Caracas. De manera particular se refirió a Cindy Sheham, la madre norteamericana que encabeza un movimiento contra la agresión de EE.UU. a Iraq, a quien llamó Señora esperanza (Mistress Hope).

Chávez fue invitado a la reunión por un conjunto de organizaciones involucradas en la concepción y desarrollo de las tareas del Foro. Correspondió al monje benedictino brasileño Marcelo Barros presentar al mandatario con una conmovedora oración, en la que definió a todos los presentes como protagonistas de una Revolución de amor y solidaridad de la cual Chávez, en Venezuela, era el más alto símbolo. El religioso evocó al Che Guevara: “a él le hubiera gustado estar aquí”.

Una salutación campesina recibió al Jefe de Estado, con una invocación a todos los precursores de los caminos revolucionarios. En ese marco se recordó al auditorio el secuestro en cárceles norteamericanas de Cinco cubanos luchadores antiterroristas.     

SUBIR

 
 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

© La Jiribilla. La Habana. 2006
 IE-800X600