Año IV
La Habana

3 - 9 de DICIEMBRE
de
2005

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
MEMORIAS
APRENDE
EL CUENTO
LETRA Y SOLFA
EL LIBRO
POR E-MAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
FUENTE VIVA
REBELDES.CU
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

Entrevista EXCLUSIVA con Iván Lins
Jazz: la libertad de la creación

Yinett Polanco La Habana


Los cubanos amantes del jazz están de fiesta. El Festival Jazz Plaza les da la oportunidad de ver de cerca no solo a los más destacados cultivadores del género en nuestro país, sino también de escuchar a prestigiosos músicos internacionales reunidos aquí por estos días. La lista de estos artistas es muy amplia, pero entre todos los jazzistas extranjeros destaca un nombre: Iván Lins. Su presencia en el Festival es un regalo increíble para los seguidores de este ritmo. Músico y compositor brasileño, considerado un innovador de la música moderna de Brasil, y con unos aportes impresionantes al panorama jazzístico contemporáneo, posee en su historial veinticinco álbumes y múltiples premios.

Apartando todos su méritos musicales, Iván Lins es, además, un hombre extraordinariamente afable, capaz de acceder a una entrevista sin previo aviso, realizada en el lobby del Habana Libre, el hotel donde se hospeda en estos días de Festival.

¿Cómo llega al Festival Jazz Plaza Iván Lins?

Yo conocía el Festival porque Chucho Valdés me había hablado de él hacía mucho tiempo, y me había dicho que me iba a invitar. Entonces hace unos cuatro meses cuando estaba en Buenos Aires, me invitó oficial y personalmente, y aquí estoy.

¿Puede hacer alguna valoración sobre este festival a partir de las referencias que posee acerca de él?

Bueno, venir a Cuba es venir a tocar en un país de músicos y de música, entonces aunque muchas veces no sabemos quién está participando, ni los músicos que van a tocar, siempre sabemos que habrá grandes músicos presentes y una música de alto nivel.

¿Tiene conocimiento del jazz que se hace en estos momentos en Cuba?

En realidad a Brasil no nos llega con frecuencia información, no solamente de Cuba, sino en general de América Latina, de la América española. Es muy difícil saber qué se hace, qué acontece, no tenemos información. Esto es muy triste, porque nosotros pensamos cuan bueno e importante sería que la comunidad latina estuviese ahora más unida. Tal vez el idioma, el hecho de que hablemos un idioma diferente del español, sea la causa de esta incomunicación.

Se percibe mucho por ejemplo, cuando recientemente estuve en el Grammy Latino (ya he ido dos veces), que siempre los brasileños son vistos como una comunidad aparte, no se percibe una integración, una aproximación.

Tocar con Chucho…

Es tocar con un gran músico. Cambiar la música, hacer una música total, imprevisible, entrar en una nueva dimensión de la música. Estar con Chucho es siempre eso, es casi como tirarse de un avión sin paracaídas.

Y el jazz a nivel mundial, ¿en qué estadio se encuentra?

El mundo está cambiando mucho. Voy a hablar sin incluir a Cuba, porque Cuba es completamente diferente, aquí el pueblo tiene información sobre lo que sucede musicalmente en la Isla; pero en el mundo latino, digamos, en el mundo capitalista, los medios de comunicación son muy diferentes, ellos están muy interesados en hacer dinero y no cultura. Entonces las informaciones son siempre equivocadas, en mi opinión, y para el público común es muy difícil el conocimiento de lo que se hace mejor en la música, especialmente en el jazz, que más que un tipo de música es una actitud. Yo defino el jazz como libertad y sensibilidad. Especialmente para crear, hay que hacer la música con libertad, con sensibilidad y con pasión.

Hoy prima la música comercial en toda América Latina, esa es la que tiene más espacio en los medios de comunicación, porque a ellos les interesa hacer dinero y no mejorar espiritualmente a las personas. Sin embargo, creo que el jazz no muere, al menos mientras haya gente como yo, o como Chucho, o como tantos músicos cubanos que hemos tenido la oportunidad de escuchar: Gonzalo Rubalcaba y tantos otros, o como músicos brasileños y americanos de jazz, franceses, ingleses, europeos, etc., que creen en la música como en una afición más romántica, más elevada, y la ven como una cosa totalmente libre, sin fronteras. Músicos que no ven el hacer dinero como la cosa más importante, sino que buscan el placer de hacer la música sobre todo, de crear una cosa nueva, bella, de hacer cosas imprevisibles, porque la imprevisibilidad en arte es muy importante, no es igual si ya sabes lo que vas a escuchar, a si esto tiene una novedad.

¿Alguna experiencia ya con el Festival?

Bueno ayer hice mi primera presentación y fue maravillosa, totalmente impredecible todo, la reacción del público fue maravillosa, toqué mis propias canciones, porque también soy compositor. De hecho, componer es lo que me da más placer, estar creando. Yo creo en el escenario y también en casa escribo canciones. Todo lo que necesito es sentirme como ayer, libre para manifestar mi música con espontaneidad.

SUBIR

 
 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

© La Jiribilla. La Habana. 2005
 IE-800X600