Año IV
La Habana
Semana del 13 al 19
AGOSTO de
2005

La Jiribilla como inicio

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo
Suscripción

Por una tierra azul
Omar Valiño
 

Un abrazo en busca de su tiempo
F. Díaz

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Ángel Guerra
Néstor Núñez
MEMORIA
Centro de Estudios Martianos
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
Bladimir Zamora
EN PROSCENIO
Omar Valiño
LA MIRADA
Carlos E. Prado
POR EMAIL
¿DÓNDE QUIERES QUE TE PONGA EL PLATO?
Chilindrón de chivo
LA BUTACA
EL LIBRO
Yo, Safo de Mae Roque
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

:::::::::ESPECIAL:::::::::

::::::::::::::::::::::::::::::::



PARA SUSCRIBIRSE
AUTOMÁTICAMENTE
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

 
Cinco años de ediciones territoriales
Pedro de la Hoz La Habana
Cinco veranos atrás, cuando las catorce provincias y el municipio especial de la Isla de la Juventud recibieron para su inmediata instalación máquinas Risograph, adquiridas por el Gobierno a fin de facilitar impresiones rápidas, comenzaba una de las aventuras más deslumbrantes en la historia reciente de la cultura cubana.
El propósito real que me ha traído hasta aquí, es pedir, exhortar, reclamara a los jóvenes del mundo reunidos en Caracas, a la gente decente de este mundo, a que, independientemente de que sigamos reclamando justicia y se ponga fin a esta patraña, debemos continuar exigiendo el derecho de Olga y de su hija Ivette a reunirse con René González; y a Adriana, con Gerardo. Pero no a reunirse con ellos en una prisión, sino en cualquier lugar donde pueda estar un hombre libre.

LA DOCTRINA ALBRIGHT-RICE: la democracia forzada
Paul Labarique
Red Voltaire
 

Alfonso Sastre, narrador
Pascual Serrano Rebelión
 

Televisión Martí para Venezuela
Una pésima receta
Jorge Gómez Barata 
Caracas
 

La moneda y el muro
Frei Betto  Brasil
 

La muerte de Jean Charles y la guerra contra el terrorismo
Theotonio Dos Santos
Brasil
 

Una puerta de papel llamada Riso
Fernando León Jacomino La Habana
Con un lustro de vida a su favor, el Sistema de Ediciones Territoriales ha demostrado calidades varias y echado por tierra argumentos como aquel de que la baja calidad del objeto libro se debe exclusivamente a las limitaciones de color de la tecnología disponible.
La región es el mundo
Rogelio Riverón
La Habana
No se trata de un proyecto etéreo. No todo en él resulta laudable, pero uno puede sospechar que sus gestores anticipaban muchas de las dificultades con que se toparían en su realización. El Sistema de Ediciones Territoriales se ha vuelto imprescindible; tanto, que ya no se puede pensar nuestra literatura sin tenerlo en cuenta.
Ácana y la Riso
Alejandro González Bermúdez La Habana
Más de 120 títulos hemos puesto en el circuito comercial de librerías de Camagüey y, aunque en cifras muy limitadas, en otras provincias del país. De manera general los escritores están satisfechos con el trabajo realizado, aunque no conformes, por eso el reto se mantiene.
Mi libro de la Riso
Teresa Melo Santiago de Cuba
Soy una defensora absoluta de este sistema de impresión editorial, que permite que autores que sólo conocía recorriendo ferias y eventos de mi país, tengan la posibilidad de que su obra interactúe con el resto del gran universo que nos conforma.
El proceso de producción del libro era bastante gravoso, cada día más difícil de lograr por las complejidades para acceder a la poligrafía; el nuevo equipamiento logró sacarnos de ese estado de extrema precariedad y desprotección.
La luz creada
Edel Morales La Habana
Lo verdaderamente trascendente está en la posibilidad de acceso a la letra impresa de un amplísimo diapasón de autores de todos los géneros radicados en cualquier parte del país, con tradiciones, formaciones y tendencias distintas, que estrenan o habilitan sus armas en esas ediciones y amplían notablemente la posibilidad de diálogo en la cultura cubana.
Una puerta de papel llamada Risograph
Reynaldo García Blanco LSantiago de Cuba
La fiesta apenas comienza. La presencia de estas ediciones en la Feria Internacional del Libro no solo en la capital, sino en más de una treintena de ciudades a todo lo largo y ancho del país, es una carta de presentación para esta puerta de papel llamada Risograph.
Nosotros, los de la Riso
Ricardo Riverón Rojas Santa Clara
La Riso es una fiesta; y es también un ejercicio de la democracia para darle voz a quien no la tenía, así como la concreción de una política cuya mayor consecuencia podría ser la de cosechar, en los nuevos y fértiles márgenes, frutos de copiosa enjundia.
La Historia y la Riso
Olga Portuondo Zúñiga Santiago de Cuba
Por mi parte, y para que el devenir no me sorprenda, trato de conseguir todas las publicaciones de la Riso en cualquier provincia que se generen y créanme, son tesoros de mi biblioteca para el trabajo de investigación, pues constituyen una corriente lozana de sabiduría.
Me gustaría ahondar aquí en lo que ha dado en llamarse el sistema Riso para impresión de libros, que ha resultado ser una revolución en la materia en el país debido, entre otras cosas, al alto número de títulos producidos en los tres últimos años en toda la isla. Las virtudes, que son muchas, ya las conocemos y estamos obligados a trabajar para hacerlas crecer.
Posibilidad de existir
Francis Sánchez Ciego de Ávila
Editoriales territoriales, en algunos lugares creadas prácticamente desde cero, han hecho y hacen aportes esenciales al mapa de la cultura nacional. A veces son libros que uno nunca los imaginaría publicados si no existiera esta oportunidad, es decir, desde la “provincia del interior”.
 
Perfume de gardenia
Yuris Nórido
La Habana
Escucho su voz en la radio, me imagino el reportaje que hubiera podido escribirse: no sería la historia de una estrella internacional, de una gloria de la música tradicional cubana. Sería la de un hombre humilde, que tararea bajito, mientras camina rumbo a su casa ―el sol se oculta entre los viejos edificios de La Habana― Perfume de Gardenia.
 

 
Música de Ibrahim Ferrer en La Jiribilla

 

 
Entrevista con el escritor Daniel Chavarría

Género policíaco mejor para enfocar en patología social
María de la Soledad  Progreso Semanal
Cuba fue también el primer país latinoamericano que permitió concebir una ficción novelística cosmopolita; porque es sabido que la Inteligencia cubana ha operado y opera a escala planetaria y en el propio territorio del enemigo. Eso sería tema imposible en una novela de cualquier otro país del área.

 

La "fractura" de El País
EL PAÍS

Un informe forense encargado por la jueza del caso Roquetas tras la primera autopsia al cuerpo de Juan  Martínez Galdeano revela que la fractura "en vida" del esternón del agricultor es "compatible" con su muerte por asfixia y pudo ser causa directa del fallecimiento.

George W. Bush
BBC Mundo

"El uso de la fuerza es la última opción para cualquier presidente. Ustedes saben que usamos la fuerza en el pasado reciente para proteger nuestro país"
 

De veras...,
no nos habíamos dado cuenta

  
Sabores y naciones
Elogio del ajo
Lisandro Otero La Habana
Perugorría y los 40
M. J. Muñoz La Habana
Volver a Belkis Ayón
Héctor Bosch Herrera  La Habana
 
Con Ramón Veloz,
ese cantante de pueblo y de tierra adentro

Raúl Martínez Rodríguez  La Habana
cuba que linda es cuba - por Ramón Veloz
 EN ARTE EN LA RAMPA
El buen arte de la herrería
Míriam Zito La Habana
Gámez' Game
Orlando Luis Pardo Lazo  La Habana
 

Los caballos ciegos por la ira
Orna Robinson Echevarría (Surgidero de Batabanó, 1960)

Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología en la Universidad de La Habana. Se ha dedicado fundamentalmente a la investigación socio-cul­tural. Ha publicado artículos en las revistas Mar y Pesca (1987), El Mirall (España, 1998) y NALl (España, 2000). Es coautora de la Gran Enciclopedia de Mallorca (1999) y del libro sobre fotografía Amaldo Pou Pujol1887-1940 (Mallorca, 2001). El cuento “Los caballos ciegos por la ira” pertenece a Pájaro de madrugada, publicado por la Editorial Unicornio, 2002.

 

 

GALERÍA


Con los pies
en la tierra
Roberto Diago

GALERÍAS ANTERIORES

 

Aprende

SI NO FUERA POR MARÍA TERESA

por Bladimir Zamora
 

 
 




¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona  (generalmente un niño) bastante intranquila...
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo
Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2005.  
IE-800X600