Año III
La Habana
Semana 12 - 18
MARZO
de 2005

La Jiribilla como inicio

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo
Suscripción
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO
CARTELERA
LA OPINIÓN
Lisandro Otero
Juan Gelman
MEMORIA
Dibujos de Lorca
LA CRÓNICA
Amado del Pino
APRENDE
EN PROSCENIO
LA MIRADA
Andrés Abreu
POR EMAIL
LA BUTACA
Joel del Río
LIBROS DIGITALES
LA JIRIBILLA DE PAPEL
LA CARICATURA
 

Muestra de Artistas
en el Centro Pablo

Mujeres de fuego y de nieve
Carina Pino Santos
 

GALERÍA DE OBRAS DE LA EXPOSICIÓN  
 


Con el pico y el oído calientes… 
María Fernanda Ferrer

::::::::::::::::::::::::::::::::



PARA SUSCRIBIRSE
AUTOMÁTICAMENTE
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

 

Ilustración: Darien

 
 
Soltando al viento las canciones de mañana
Bladimir Zamora Céspedes
La Habana
Marta Valdés nos está brindando una lección de vitalidad, obligándonos con su ejemplo a defender desde el terreno de la sencillez el edificio de la cultura cubana, para lo cual no vale sentarse a escuchar en las respetables grabaciones del pasado: hay que estar prestos a interpretarlas como nuevas.

MÚSICA DEL CD DOCE BOLEROS MÍOS, DE MARTA VALDÉS
 

Cronología a propósito de la exposición
MARTA VALDÉS, Medio siglo de camino en la canción (1955-2005)

 

Despedida de duelo de Gladys Marin
Para convertir el llanto en fuerza
Ricardo Alarcón de Quesada Santiago de Chile

 
La derecha no pudo destruir al PC
Guillermo Teillier Santiago de Chile

 
Si hubiera sido en Cuba
Koldo Cronopiando

 
INXILIOS
Julio Pino Miami

 
Frente a las amenazas del imperio
Con Cuba y Venezuela bolivariana: ¡Hasta la victoria siempre!
Dax Toscano Rebelión

 
Condolezza Rice se lo notificó a Kofi Annan el 7 de marzo
EE.UU. anuncia que no respetará en su integridad la Convención
de Viena ni la Corte Internacional de Justicia

David Brooks La Jornada

 

Canciones del pueblo
María Teresa Linares La Habana
Marta tiene un sitial seguro que visitan las mejores cantantes cubanas para perdurar su obra, canciones de textos intimistas, profundos en su expresión poética, canciones que alcanzan a ser diversas en la voz de cada intérprete sin perder su sentido esencial, sin dejar de ser canciones de Marta para su pueblo que la quiere y admira.
Marta
Sigfredo Ariel La Habana
No son éstos los días de la camisa blanca para entrar al cabaret colosal bajo la obligada chaqueta aunque el calor nos acorrale, sino espantar el frío y permanecer como un álamo perenne, como un río contenido, como perdura Marta Valdés sentada en su gran silla de mimbre ante nosotros alumbrando cosas que no lográbamos antes contemplar ni percibir. 
Un libro compuesto como una canción
Sergio Vitier La Habana
Cuando leemos Donde vive la música, sentimos que todos los que ahí están han reconocido en ti, Marta, además de la amiga y compañera, una referencia obligatoria en el quehacer de la música de nuestra América.
El hogar de Marta
Bladimir Zamora Céspedes
La Habana
Marta Valdés. Donde vive la música es un elocuente testimonio de pertenencia y compromiso con la canción que es, sin duda, uno de los grandes horcones de la casa grande de los habitantes físicos o espirituales de esta Isla.
De todo corazón
Marta Valdés
La Habana
"Elogio a los que estuvieron desde el principio, empujándome, zarandeándome, y se han quedado de guardia sonando en unos discos para que mis canciones no se vayan a morir. Elogio a quienes se acercaron o a salieron despavoridos por miedo a caerse de boca al tropezar con algún intervalo que les está vedado disfrutar en ellas". Texto leído para presentar la exposición Marta Valdés/ Medio siglo de camino en la canción (1995-2005).
Usted trazó un puente frente a tanta prisa, vivió a la manera que sabe hacerlo, con el pálpito de su sensibilidad. Su música, esponja imantada, recibió tanto como emitió la sonoridad del tiempo sin perder autenticidad, pues reafirmó su presencia.
"Solo hace falta unos pocos para conseguir que las cosas que viven en ese dominio de la memoria, despierten de su sueño y empiecen a brillar. Son unos duendes de carne y hueso que se empeñan en recorrer el signo desde su punto inferior y nos aseguran que no todo está acabado, y encienden luces de bengala con su palabra para aliviarnos con cariño tanto desvelo". Palabras de presentación al concierto Aquellos boleros, en el marco de la exposición Marta Valdés/ Medio siglo de camino en la canción.

MARTA VALDÉS
Donde vive la música

ELENA BURKE
SILVIO RODRÍGUEZ
Adolfo Guzmán
TERESITA FERNÁNDEZ
BOLA DE NIEVE
CODA
 
 Marta Valdés, donde vive la música, Ediciones Unión, 2004

 
MÚSICA DEL CD DOCE BOLEROS MÍOS, DE MARTA VALDÉS

 

 

Oda al celibato volador
Reuters

Boeing fuerza la renuncia de su jefe por una relación extramarital
 

Fascistas desnudados
El Nuevo Herlad

EE.UU. revela documentos sobre supuestos abusos en Iraq
 

REVELACIONES DE JANIS KARPINSKI  

La responsable de la cárcel de Abu Ghraib durante las torturas asegura que entre los reclusos había niños.

Belkis Cuza Malé
Encuentro en la Red

"..las nuevas manifestaciones de Payá me irritan como cubana y como cristiana".

La creyente tardía...

"...la disidencia se convertirá en una verdadera disidencia, pero no contra la tiranía, sino unos contra otros".

La serpiente se muerde su cola,
y la Cuza, ¿qué se muerde?
 
XIV FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO

Mensajes de El Indio Naborí y Abelardo Estorino
Islacaribe, de vuelta al sucu suco
Pedro de la Hoz La Habana
San Antonio del Humor
Paquita Armas Fonseca La Habana
 

La noche comenzó a las....
Andrés D. Abreu. (Perico. Matanzas, 1968)

Periodista, escritor, guionista y crítico de arte. Graduado del Taller de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Premio IMAGO 1999 por el corto de ficción Emergentes. Mención del Concurso de Narrativa y Poesía Erótica Farraluque 2000 con el cuento La noche comenzó a las… Ha realizado artículos para las publicaciones diarias Juventud Rebelde y Granma y en las revistas Revolución y Cultura y Tablas.

 
 

EDICIÓN IMPRESA


La Jiribilla de papel
Nro.
41 

 EDICIONES ANTERIORES

 

LA JIRIBILLA NRO 200

 




¿Una Jiribilla?
Es un cubanismo.
Se dice de la persona  (generalmente un niño) bastante intranquila...
 

La Jiribilla como inicio

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo
Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2005.  
IE-800X600