Año III
La Habana
Semana 6 - 12
FEBRERO
de 2005

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

Suscripción

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
MEMORIAS
APRENDE
EL CUENTO
POR E-MAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

Dos tiempos y un Hugo Chávez
José Daniel Fierro La Habana


“Hugo Chávez razona de manera secuenciada y didáctica, a veces parabólica (que la derecha diría diabólica). Su forma de pensar es semejante a la del gran revolucionario-intelectual Fidel Castro; nació del pueblo y ha mantenido la cercanía con él, usando su carisma para atesorar ese vínculo esencial para el cambio; tiene humildad en el trato con la gente y cuando puede, se pierde entre ella”.

Así fue como definió el escritor Heinz Dieterich, alemán de nacimiento y mejicano de adopción, al presidente venezolano Hugo Chávez durante el acto de presentación de su libro “Hugo Chávez. El destino superior de los pueblos latinoamericanos”, en el marco de la XIV Feria Internacional del Libro de La Habana.

Fue uno de los actos más esperados de la jornada. Dieterich estuvo precedido y presentado por el ministro de Cultura Abel Prieto, quien se refirió a la vinculación solidaria existente entre la Revolución cubana y la venezolana, y a la lucha de los movimientos populares por “otro mundo más justo, no solamente posible sino totalmente imprescindible”.

También Tarek William, prologuista del libro, poeta y al tiempo gobernador del estado venezolano de Anzoátegui, recordó brevemente el duro camino que ha tenido que afrontar la revolución bolivariana de Venezuela y el apoyo recibido por el gobierno y el pueblo cubano. William tuvo igualmente palabras de reconocimiento para el trabajo de Heinz Dieterich y los intelectuales honestos que como él, acompañan al pueblo venezolano en su difícil actuar por el camino del cambio que se está operando en el país.

Igualmente recordó la necesidad de avanzar en el estudio de la revolución bolivariana, con libros tan necesarios y tan importantes como el realizado por Dieterich sobre la figura de Hugo Chávez, catalizador y artífice en la toma de conciencia del pueblo venezolano. También destacó la importancia de estudiar y ahondar en el análisis racional del proceso revolucionario integrando para ello, a los intelectuales honestos en el movimiento popular.

El libro está estructurado por dos largas entrevistas que el autor realizó al comandante de la revolución bolivariana Hugo Chávez en los años 1999 y 2004. En el mismo, se incluyen además, otros textos que complementan la visión sobre el Presidente de Venezuela como son el ya citado prólogo de Tarek William y diversos artículos de organizaciones sociales.

Dieterich conversó con el numeroso público asistente así como el comandante Hugo Chávez lo hizo con él durante las entrevistas que conforman el libro presentado: de manera sistemática y didáctica. No en vano Dieterich se define como científico, y por ello busca elementos objetivos y mensurables dentro de los procesos sociales que sustenten sus afirmaciones.

La primera de las cuales se produjo tras la entrevista inicial a Hugo Chávez, apenas unas semanas después de que este llegará, por vez primera, a la presidencia de Venezuela. Ya desde ese momento, Dieterich entendía que a pesar del clima intelectual adverso a la revolución bolivariana de aquellos momentos, el líder de la misma, atesoraba un potencial para convertirse en un ser excepcional. Hugo Chávez era el protagonista de un cambio cualitativo en el proceso que se estaba operando en su país.

Tras la segunda entrevista, quedó claro que Hugo Chávez se movía con igual seguridad en una asamblea de campesinos, en el Fondo Monetario Internacional o en una reunión con un grupo de generales. Él tenía esa intuición que poseen los grandes revolucionarios de entender la dinámica de grupo y de saber cuándo avanzar y cuándo parar, en beneficio del proceso emprendedor en el que estaba inmerso.

En ese sentido, Dieterich recordó las palabras de Hugo Chávez en el Foro Mundial cuando defendió el socialismo como único fin posible y la importancia que para ese objetivo tenía la democracia participativa. Al tiempo, y como segundo pilar del pensamiento bolivariano, también citó la necesaria unidad de los países latinoamericanos frente al enemigo común que supone la amenaza del imperialismo.

Para recorrer ese camino resulta fundamental la implicación del movimiento popular y la participación de la juventud revolucionaria que ayude a avanzar en el proceso de cambio.

Según Dieterich, actualmente, y para poder enfrentar esos retos de un modo teórico, son necesarios y muy imperiosos tanto los discursos de Fidel como los del comandante Hugo Chávez. Porque ambos, desde un contexto diferente, constituyen una alianza estratégica contra las amenazas que se ciernen sobre toda América Latina.

Dieterich finalizó su intervención recordando y agradeciendo la labor de los trabajadores del Instituto Municipal de Publicaciones de la alcaldía del municipio del Libertador de Venezuela, gracias a los cuales fue posible, en gran medida, la edición del libro, y donde se conjugaron los resultados del trabajo intelectual y del manual, bajo los parámetros de la consigna política de luchar por la consecución de la revolución en Venezuela.

SUBIR

 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2005
 IE-800X600