La Jiribilla | Nro. 183
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER
EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

•  GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
LETRA Y SOLFA
MEMORIAS
APRENDE
PÍO TAI
EL CUENTO
POR EMAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
FILMINUTOS
LA FUENTE VIVA
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
Otros enlaces
Mapa del Sitio


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

ENTRE CUBA Y ARGENTINA
UN CORSARIO TARTAMUDO
 
Baches técnicos contra profesionalismo. Un público de primer mundo, y dos bailarines de armas tomar.


Rossete S. | La Habana
Fotos: Nancy Reyes


Con vestuario de Salvador Fernández y coreografía de Alicia Alonso, sobre la original de Petipa, la bailarina cubana Alihaydée Carreño (Ballet Nacional de Cuba), y el bailarín argentino Leonardo Reale (Ballet Estable del Teatro Colón), salieron a interpretar El corsario en la sala García Lorca del Gran Teatro de la capital, durante la tercera noche, sábado 30 de octubre, del 19no. Festival Internacional de Ballet de La Habana.
 


Alihaydée Carreño y Leonardo Reale en El Corsario

No más aparecieron sobre la escena, comenzaron a producirse baches en el audio. La primera reacción lógica del público fue la alarma, la resistencia mental a lo que estaba sucediendo. Pero los bailarines, mostrando su profesionalismo, siguieron bailando.

Continuaron los baches técnicos, y el público, repuesto de su asombro, se lanzó a respaldar a la pareja. Se produjo una reacción en cadena. Bajo los aplausos del “respetable”, a pesar de los baches, los danzantes igual vencieron el factor sorpresa, y con mayores bríos atacaron sus roles.

Los aplausos crecían de hito en hito, y llegaron al paroxismo cuando, aún sin música, cada miembro de la pareja, en duelo mortal, ejecutó sus variaciones.

Juzgamos la reacción de los presentes tan fuera de serie como solidaria. A propósito, la actual directora del Ballet del Teatro Municipal de Santiago de Chile, la brasileña Marcia Haydée, reconoció que los cubanos aventajan a otros amantes del ballet en el mundo:

“Cuando (hace años) yo bailé aquí y el escenario se abrió —rememoró— sentí que todos estaban conmigo. Esa es la capacidad que ustedes tienen y que el bailarín descubre y siente: ustedes bailan con él... Lo que pasó en este teatro con la interpretación del pas de deux de El corsario es una prueba. Ustedes, como público, querían saltar al escenario y cantarles la música (a los bailarines), y ayudarlos, para que llegaran hasta el final.”
 


Alihaydée Carreño y Leonardo Reale en El Corsario

Ignoramos con cuál otro momento difícil o alegre de su vida compararían Alihaydée Carreño y Leonardo Reale lo que les sucedió esta noche. Desconocemos de quién partió la decisión de seguir bailando sin música, si de él o de ella, y cuáles sentimientos mezclados los embargarían en esos minutos sobre la escena, tanto en los momentos en que comenzó a fallar el sonido, como cuando ya decidieron bailar sin él, pero los “benditos desperfectos” del audio propiciaron el lucimiento de la pareja: este corsario, negro y tartamudo, merecedor de una medalla al profesionalismo, recibiría una de las más largas y fuertes ovaciones del Festival.

Dicho sea de paso, el ballet El corsario se estrenó en la Ópera de París en 1856, con coreografía de Joseph Mazilier inspirada en el poema de Lord Byron. Aunque la partitura de la obra pertenece a Adolphe Adam, el presente pas de deux, añadido por Marius Petipa en 1899, utiliza música de Riccardo Drigo.
 

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR




© La Jiribilla. La Habana. 2004
 IE-800X600