La Jiribilla | Nro. 158
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER
EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

•  GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
LETRA Y SOLFA
MEMORIAS
APRENDE
PÍO TAI
EL CUENTO
POR EMAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
FILMINUTOS
LA FUENTE VIVA
PALABRA VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
Otros enlaces
Mapa del Sitio


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

¡CUBA PARA LOS CUBANOS!
 
Tal parece que algunos quieren de nuevo que el gobierno de EE.UU. y no el pueblo de Cuba sea el que dicte el destino de la nación cubana. Porque no otra cosa que una nueva intervención norteamericana en los asuntos internos de Cuba, es lo que dispone el libraco de 500 páginas que una comisión integrada por funcionarios de la presente administración Republicana.


Max Lesnik | La Habana


De la Revolución cubana de 1933 surgió triunfante un grito: ¡Cuba para los cubanos!

Era  un reclamo  de independencia frente al neocolonialismo que sufría la república surgida de la intervención norteamericana en nuestra última guerra de independencia, que trajo por resultado la postergación del ideario martiano y la creación de una nación que cargaba con  una cruz vergonzosa: La  Enmienda Platt.

¿Por dónde andamos?  Tal parece que algunos quieren de nuevo que el gobierno de EE.UU.  y no el pueblo de Cuba sea el que dicte el destino de la nación cubana. Porque no otra cosa que una nueva intervención norteamericana en los asuntos internos de Cuba, es lo que dispone el  libraco de 500 páginas que una comisión integrada por funcionarios de la presente administración Republicana, le  ha propuesto al presidente Bush como instrumento de guía para imponer lo que ellos llaman "Una  transición hacia una democracia en  Cuba".

Hasta se tiene la desfachatez de establecer entre las pautas a seguir la designación humillante de un "Coordinador" norteamericano por supuesto que sería el encargado dirigir los  destinos de la Isla en esa etapa que se califica  en el infamante  libraco de "transición democrática", después que sea desalojado del poder el actual gobierno cubano. ¿Será acaso nuestro nuevo General Leonardo Wood, el de la intervención de 1898, el mismísimo o Mr. Bremer que hoy está al mando en Iraq, tratando de convencer a los iraquíes que  ellos  ahora son "libres de verdad" y que los soldados norteamericanos son sus "libertadores" y no un ejército extranjero de ocupación militar?

La torpeza de la política exterior norteamericana, sobre todo en lo que se refiere a los países del Tercer Mundo, es proverbial. Y Cuba no puede ser una excepción. Que los norteamericanos vuelvan de nuevo en Cuba  a "meter la pata" para decirlo en gráfico lenguaje popular no puede a nadie extrañar. Es que  el que se niega a aprender las lecciones de la historia está condenado a repetir los mismos errores que conducen siempre a nuevos fracasos.

Pero los cubanos, ¿cómo es posible que haya cubanos de tan mala condición que cegados por el odio más cerril,  por ambiciones bastardas o servil incondicionalidad al amo poderoso, sean capaces de  aplaudir como buenas  las disposiciones que acaba de dictar el gobierno del presidente Bush?  Esas medidas draconianas afectan no solo  a la soberanía de Cuba,  sino que también pega con fuerza bruta a la ya tan sufrida  familia cubana. Pero de que los hay, los hay. En Cuba y en Miami, que son iguales todos  los "plattistas", los de aquí y los de allá.

Dice un refrán muy socorrido que en tiempos difíciles "no hay mal que por bien no venga". Y  estamos en tiempos de definiciones: Por encima de las posiciones ideológicas, o se es cubano independentista  como lo quería Martí, o se es anexionista y "plattista" como lo son los que andan en busca de un amo que los gobierne.

Para nosotros la elección está clara. Es un grito que sale del mismo corazón del pueblo cubano: ¡Cuba para los cubanos!

Tomado de: Radio Miami

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2004
 IE-800X600