La Jiribilla | Nro. 111             
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

CUBA EN EL MUNDO

BUSCADOR

LIBRO DIGITAL

•  GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
CALLE DEL OBISPO
MEMORIAS
APRENDE
PÍO TAI
EL CUENTO
POR EMAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
TESTIMONIOS
FILMINUTOS
LA FUENTE VIVA
NOTAS AL FASCISMO
NÚMEROS ANTERIORES
Otros enlaces
Mapa del Sitio


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

ERNESTO RÍOS DE ISLA A ISLA
 
Uno de los artistas extranjeros que participan en el V Salón y Coloquio Internacional de Arte Digital de La Habana expone una muestra personal de su obra, el mexicano Ernesto Ríos, quien acude a estos eventos por segunda ocasión.


Andrés D. Abreu | La Habana


Doce piezas suyas que combinan la fotografía, el diseño, el montaje y el tratamiento digital de las imágenes, se muestran en la planta baja de la Fototeca de Cuba  en una colección que valida  las herramientas del formato digital como nueva estrategia de creación y alcance de una estética propia.

“El hilo conductor de mis imágenes es la isla de Manhatan en la ciudad de New York, comenta Ernesto. Ellas son el resultado de un proyecto  titulado Manhatan laberinto visto y andado, resultado de una beca apoyada por la institución mexicana FONCA y otras instituciones norteamericanas.

“Su realización consistió en recorrer caminando esta isla.  Durante cuatro meses  fui capturando fotográficamente  los elementos plásticos que llamaban mi atención. Posteriormente, gracias a las nuevas tecnologías y herramientas del arte digital, modifiqué y alteré los resultados iniciales para crear una propuesta que expresara mi visión y reinterpretación de la ciudad.

“Básicamente es una secuencia de un recorrido  que se constituyó en una especie de  laberinto al  que fui buscándole sus vericuetos mientras me encontraba a mí mismo en una ciudad muy distinta a la mía.”

Ríos es un artista que ha pasado de los soportes tradicionales a los nuevos formatos digitales. La base de su trabajo la encuentra en el  dibujo, al que considera la médula de todo el arte visual. También ha incursionado en la pintura, el grabado, la fotografía tradicional y poco a poco fue adentrándose en los medios más actuales a los que considera “un reflejo del tiempo en el cual estoy viviendo”.

Pero sobre este proceso de incorporación de lo digital al arte también  tiene sus propias reflexiones:

“El hecho de ser una tendencia muy de estos tiempos postmodernos no creo que le permita imponerse fácilmente porque su principal barrera está en el alto valor de los accesorios necesarios para desarrollarla.

“Desafortunadamente,  las carencias económicas tienden a  convertir a lo digital en un arte elitista. Y si ya de por sí el arte en su propia esencia tiende al elitismo y a esto se le suma una nueva condición  restrictiva, entonces es más difícil su amplio desarrollo.

“Otra barrera está en la frialdad de acercamiento que trasmite la entrada a estos medios. No es como el papel, el lápiz y  la tinta que te invitan a trabajar con ellos. Los artefactos digitales implican una serie de conocimientos primarios que son, en alguna medida, independientes del arte, y alejan un poco a aquellos artistas que son más sensoriales o intuitivos.”

¿Cómo ha destruido Ernesto Ríos estas barreras?

“Con mucho trabajo, porque aunque no me considero un artista de visones románticas hacia los aceites, los pigmentos  y las telas, sí creo que hay una diferencia de sentir la textura y el olor de estos materiales al trabajar con el ratón y la pantalla del ordenador,  a los que hay que ver como  herramientas de trabajo sin idealizaciones ni prejuicios”.

Por lo visto en el V Salón y Coloquio Internacional de Arte Digital de La Habana  y de acuerdo con algunas buenas propuestas, este creador considera  que este encuentro puede ser capaz de generar un movimiento  mayor a favor del arte digital.

“He regresado porque  este evento está dando ejemplos de lo que es una buena organización. Ojalá que en México pudiéramos tener un Salón de esta magnitud y esta seriedad. En mi país no se realizan  coloquios  y muestras internacionales donde se convocan a tantos artistas de tantas partes del planeta.

“Creo además que el Salón va ganando en prestigio como ya lo ha hecho la Bienal de La Habana y con él Cuba está dando muestra una vez más de lo que se puede hacer con voluntad y economía de los recursos. Esto es algo que habla muy bien del Centro Pablo, de los demás organizadores y de la gente de esta Isla.”

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2003
 IE-800X600