La Jiribilla | DOSSIER             
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER
EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

CUBA EN EL MUNDO

BUSCADOR

LIBRO DIGITAL

•  GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
CALLE DEL OBISPO
MEMORIAS
APRENDE
PÍO TAI
EL CUENTO
POR EMAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
TESTIMONIOS
FILMINUTOS
LA FUENTE VIVA
NOTAS AL FASCISMO
NÚMEROS ANTERIORES
Otros enlaces
Mapa del Sitio


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

ENCUENTRO DE LA CULTURA CUBANA y FNCA:
¿JEKYLL & MISTER HYDE?
 
"Los financia el mismo que financia a la Fundación Nacional Cubano-Americana, que es el gobierno de Estados Unidos. O sea, la Fundación Nacional Cubano-Americana y Encuentro son una especie de Jekyll y Mister Hyde". Conversación con Iroel Sánchez Espinosa, presidente del Instituto Cubano del Libro.


Randy Alonso |
La Habana

Randy: Como dice Frances Stonor Saunders en su libro La CIA y la guerra fría cultural, uno de los propósitos fundamentales de la guerra cultural librada por esta agencia en América Latina, ha sido el ataque a la Revolución Cubana. Para ese fin, han utilizado diferentes métodos, como el de la promoción de la consigna "fidelismo sin Fidel". Lo cierto es que desde el principio mismo de la Revolución, entre los principales planes que la Agencia Central de Inteligencia y el gobierno norteamericano diseñaron hacia Cuba, que fueron múltiples y en variados campos, estuvo presente la manipulación de la intelectualidad.

La guerra de los Estados Unidos y de la CIA contra Cuba ha tenido también una importante presencia en el campo de la cultura y de las letras. Esta agresión se ha reforzado a partir de la llamada Ley Torricelli, con su Carril número II, en el cual se habla del trabajo con la intelectualidad, las universidades, y que tiene una presencia importante en los planes persistentes del gobierno norteamericano contra Cuba hasta hoy.

Sobre este tema converso con Iroel Sánchez.

¿Cuáles son las principales acciones que los Estados Unidos y la CIA siguen desarrollando contra nuestro país en el campo cultural? ¿Pudiéramos hablar de algunos ejemplos concretos de lo que se está haciendo en este campo en función de atacar a la Revolución cubana, de convertir el campo cultural también en un escenario de guerra contra nuestra Revolución?

Iroel: Lo que cuenta el libro de Frances no es solo cosa del pasado; en el caso particular de Cuba, la agresión de Estados Unidos no ha cesado, esa política de guerra fría aún permanece y están vigentes los mismos métodos que se describen en el libro: el financiamiento de editoriales, la creación de colecciones. Con Cuba, incluso, está la especificidad de que hay personas que han sido recicladas, gente con una historia de terroristas, agentes de la CIA, gente que ametrallaba las costas de La Habana desde lanchas rápidas, de pronto ponen una editorial; gente que se infiltró en Cuba patrocinados por la CIA en la década del sesenta, con armas, y que fueron sorprendidos y hechos prisioneros, están vinculados hoy al mundo editorial. Un caso, por poner solo un ejemplo, es el de la Editorial Universal de Miami, cuyo dueño fue un hombre de los team de la CIA que operaba en lanchas rápidas y que ametrallaban aquí las costas de Miramar, caso bastante conocido y comentado.

Randy: Terroristas reciclados y convertidos en promotores de la literatura...

Iroel: Entraron en el nuevo campo de batalla cuando el terrorismo dejó de estar de moda.

Está el tema de financiamiento de eventos, de congresos, y está el tema de las revistas, aquí se han citado algunos ejemplos.

El caso de Encounter y Encuentro es realmente una coincidencia asombrosa; primero el nombre, ya se ha dicho, pero también está el perfil. Los editores de Encounter se definían, está en el libro de Frances, de este modo: “La revista, evidentemente, tiene que ser una publicación cultural en la que la política se trate junto con la literatura, el arte, la filosofía, etcétera, como parte intrínseca de la cultura, como debe ser. La proporción entre artículos políticos y literarios, etcétera, variará naturalmente de un número a otro; en el primero la política queda relativamente en segundo plano, ya que lo que queremos es captar un público lo más amplio posible."

Pero no solo se trata del perfil, sino también de la evolución seguida por la revista.

Encuentro es una revista que se inicia con una posición política no totalmente contraria a la Revolución, pero va evolucionando en esa dirección. En números subsiguientes va tomando una posición política mucho más agresiva, mucho más definida, y la cultura es solo una máscara para esconder los objetivos políticos de la publicación.

Por otra parte, y es muy interesante también, están las fuentes de financiamiento. Aquí se encuentra el uso de las fundaciones. Es muy interesante ver el papel jugado por la Fundación Ford,  ampliamente citada y referida en el libro. Cito otra vez: “La CIA se infiltró e influenció en una amplia gama de organizaciones culturales a través de los grupos que le servían de pantalla y mediante organizaciones filantrópicas amistosas, como las fundaciones Ford y Rockefeller. Por momentos parecía como si la Fundación Ford fuera simplemente una extensión del gobierno en el área de la propaganda cultural internacional. La Fundación Ford se comprometió oficialmente como una de esas organizaciones que la CIA podía movilizar para la guerra política contra el comunismo.”

Interesante, la Fundación Ford ha aportado en los últimos cinco años 1 555 000 dólares a la revista Encuentro: en 1999, 60 000; en el 2000, 235 000; en el 2001, 600 000; hasta el 2003, llegar a 660 000.

Randy: La Fundación Ford que está presente en el libro de Stonor Saunders y también en un artículo de James Petras sobre el papel jugado por la CIA, bajo cuerda, en el financiamiento de estos proyectos en el campo cultural.

Iroel: Pero es interesante, porque ellos tienen acápites; eso está publicado en Internet. Aquí están las fichas año por año que ellos están obligados a publicar en la red, la cantidad de dinero que destinan a eso; la del 2000, la del 2001, la del 2003, la de este año; ahí están los 660 000 dólares.  Ellos tienen acápites para el desarrollo de las artes; pero el dinero de Encuentro no sale de ahí, sale de un programa que se llama Paz y justicia social, y en la unidad específica de Derechos humanos y cooperación internacional. También es una rara coincidencia, porque ese es el principal terreno de la campaña de Estados Unidos y de la política norteamericana hacia Cuba.

Randy: A pesar de que la Fundación Ford, como tú decías, dedica dinero a aspectos culturales, ni siquiera es capaz de encubrir la actividad hacia esta revista, lo que conduce a un aspecto mucho más político y de intereses concretos.

Iroel: Son informes muy exactos y, además, públicos; en Internet están al alcance de todo interesado. (www.fordfound.org/grants_db/
view_grant_detail.cfm?grant_counter=23107
)

Hay otra fundación que, incluso, tiene una historia un poco más oscura que la Ford, que es la National Endowment for Democracy, que es además más joven —por eso no puede aparecer en los documentos desclasificados que tuvo Frances. Esta fundación tiene un origen muy siniestro, muy oscuro. Surgió en el año 1983, bajo una etapa de mucho fundamentalismo, la etapa de Reagan, la etapa de la guerra sucia contra Nicaragua. Hay un personaje que fue su arquitecto creador, nada más y nada menos que Oliver North, el artífice del escándalo Irán-contras. Pero el caso es que, amén de este oscuro nacimiento, se ha mantenido financiando proyectos de este tipo.

Por ejemplo, ahora en el golpe del 11 de abril contra Venezuela, la National Endowment for Democracy estuvo detrás de los grupos fascistoides, golpistas. Esta fundación le dedica también 83 000 dólares anuales a la revista Encuentro de la cultura cubana. Aquí hay una larga lista también, por ejemplo, de la gente que financia en Venezuela.
(http://www.ned.org/publications/
publications.html)


Pero, ¿quiénes son los colegas de Encuentro en Cuba?, está el Center for a free Cuba, que recibe 17 000 dólares; es importante observar la prioridad asignada a Encuentro, porque a ella le dedican cinco veces más dinero.

Randy: Center for a free Cuba está vinculado a Frank Calzón y a Otto Reich.

Iroel: Agentes de la CIA los dos. Hay también mucha gente pícara, que pica dondequiera que hay dinero. Hay otro dato en el informe de Internet, algo llamado Federación Sindical de Plantas Eléctricas, Gas y Agua, que consiguen 51 000 dólares, y así una interesantísima lista de todo el que pueda anotarse para conseguir entrar en este reparto de dinero, que se distribuye pero tú no sabes a dónde va a parar. 

Randy: La National Endowment for Democracy, tiene vínculos directos y financia directamente a la mafia terrorista de Miami, es decir, que da financiamiento abundante a la Fundación Nacional Cubano-Americana; ese famoso sindicato del que tú hablabas es parte también de esa mafia, con un nombre que pudiera parecer tan inofensivo.

Iroel: Ya que lo has comentado, podemos decir que entre 1990 y 1992 —esto está en un libro de William Blum—, "La NED otorgó un cuarto de millón de dólares del dinero de los contribuyentes a la Fundación Nacional Cubano-Americana, el fanático grupo anticastrista de Miami. La Fundación Nacional Cubano-Americana, por su parte, financió a Luis Posada Carriles, uno de los más prolíficos y despiadados terroristas de los tiempos modernos, quien estuvo involucrado en el derribo de un avión civil cubano en 1976, asesinando a 73 personas".

“En 1997” —o sea, no es ya en 1983, no es en la época de Reagan— “estuvo envuelto en una serie de explosiones de bombas en hoteles de La Habana. La NED, como antes la CIA, llama a eso apoyo a la democracia”. Esto lo dice William Blum.

En México también tiene una historia. Aquí hay una denuncia que se llama: México, política exterior que da pena, de Cuauhtémoc Amezcua Dromundo, donde alude a una embajadora mexicana, que dice que "tiene el antecedente de haber estado por años financiada por la tenebrosa Agencia Central de Inteligencia yanki, por su brazo especializado, la National Endowment for Democracy (NED), en concreto, el mismo que financia los contras en Cuba y que ha sido responsable de actos de conspiración, desestabilización y terrorismo en varios países de nuestra región.  El que paga manda".

Sabemos quién era hasta hace poco el canciller de México, quien es a su vez amigo personal del director de la revista, lo ha acompañado en presentaciones de libros, ha publicado en la revista documentos suyos sobre la situación, según él, de los derechos humanos en Cuba.

Randy: O sea, aquí hay una especie de eje, para citar al clásico George W. Bush...

Iroel: De “eje del bien”, ¿no?, para decirlo en el lenguaje de ellos.

El pasado 25 de abril, el New York Times publicó un reportaje sobre Venezuela, cuyo primer párrafo revela que “en el último año Estados Unidos ha canalizado cientos de miles de dólares en donaciones a grupos venezolanos y norteamericanos opuestos al presidente Hugo Chávez, incluyendo la central obrera, cuyas protestas llevaron al breve derrocamiento del Presidente venezolano hace un mes.  Los fondos fueron entregados por la National Endowment for Democracy."

Pero, hay otro reportaje de Carlos Fazio, en La Jornada, el 2 de marzo que dice: “Como antes ocurrió en Polonia, la llamada política the people to people, para promover una oposición democrático humanitaria en Cuba necesita fondos federales del gobierno de Estados Unidos, el dinero de los contribuyentes, del presupuesto de Estados Unidos. El dinero va básicamente a la Agencia Internacional para el Desarrollo y la National Endowment for Democracy, pero no son los únicos, la Fundación Nacional Cubano-Americana también recibe financiamiento, y la Ley Helms-Burton en su sección 115 prevé fondos para la CIA con los mismos fines.” Pero si fuera poco, no solo es que lo financian... Además, esto está publicado  en Internet, ellos tienen sus sitios también, y están obligados a hacer pública la información. Pero no solo eso, la revista es un logro de la NED. En el informe de balance anual del año 1998, dicen lo siguiente: “La estrategia de la NED ha sido apoyar y promover la publicación de Encuentro de la cultura cubana, una revista trimestral de Humanidades, la cual recibe colaboraciones escritas por intelectuales y académicos de la Isla, y circula ampliamente dentro y fuera de Cuba.” Lo de ampliamente me imagino que sea para justificar el volumen de dólares que ya va llegando a una cantidad importante, porque cuando tú sumas las fuentes financieras —que a eso nos vamos a referir más adelante—, estamos casi llegando al millón de dólares anuales; habría que ver una revista que sale cada tres meses, en qué gasta un millón de dólares.

Pero, ¿cómo ha reaccionado ante estas denuncias la dirección de la revista? Aquí tenemos unas declaraciones. El 3 de agosto del 2001, el hoy director de la revista dice “que se ha difundido la inverosímil especie de que la revista está pagada por la Fundación Nacional Cubano-Americana, el Departamento de Estado o la misma CIA.” Hay que decir que la NED, que surge en 1983, se crea entre los organismos de inteligencia, o sea, entre el Consejo Nacional de Seguridad, la CIA y el Departamento de Estado. “¿Cuáles son las pruebas?”, pregunta él.

El 5 de diciembre del 2002, le preguntan sobre el tema y dice: “Nuestra revista no recibe apoyo de ningún grupo de exiliados cubanos, ni del gobierno de Estados Unidos”, sí incluía que en su financiamiento participan la Unión Europea, el gobierno de España —después nos vamos a referir a eso—, y la Fundación Ford. Ya dijimos qué historia hay en la Fundación Ford y qué cantidad de dinero se recibe.

Él toma distancia de la NED, evidentemente, por la relación con la CIA, dice:  “La NED solo contribuyó a financiar, hace años, un coloquio en Madrid” -ya hablamos de los congresos, de los eventos-, “auspiciado por la Universidad Complutense, en el que participó...”  Ellos fueron allí invitados, iban allí de cocineros, es el cuento de Girón; pero 24 horas más tarde, cuando alguien publicó las pruebas, dice:  “La revista está financiada, en parte, por la National Endowment for Democracy”.  La otra parte es la Fundación Ford.  Agrega: “Si bien esta organización privada quizás hubiera apoyado algún tiempo las peores causas de América Latina, en la actualidad fomenta proyectos culturales y sociales.”  Las peores causas fueron los atentados aquí de 1997; no fueron en los 80, ni en 1983, ni en los 60.

“El Director” —ya esto no es la cita de él, es lo que dice el periodista, en El Universal, el 6 de diciembre de 2002— “instó al gobierno de la Isla a que si tiene pruebas de relaciones de la NED con la CIA se las hagan saber.”

No es al gobierno de la Isla a quien se las tiene que pedir, es nada más y nada menos que al The New York Times, que en su primera plana, el 31 de marzo de 1997, firmado por John M. Broder, dice lo siguiente:  “La National Endowment for Democracy, creada hace 15 años para hacer de manera abierta lo que ha hecho la Agencia Central de Inteligencia subrepticiamente durante décadas, dona 30 millones cada año para brindar apoyo a cosas como partidos políticos, sindicatos, movimientos de disidentes y los medios de prensa en decenas de países.” No es la cultura, aquí no se habla de la cultura, no son proyectos culturales.

Dice: “La Fundación ha financiado sindicatos en Francia, Paraguay, Filipinas y Panamá.”  La lista es más larga.  “A mediados de la década de los 80 le proporcionó 5 millones a emigrantes polacos para que mantuvieran activo el movimiento Solidaridad. Ha financiado partidos políticos moderados en Portugal, Costa Rica, Bolivia e Irlanda del Norte. Aportó una subvención de 400 000 para grupos políticos en Checoslovaquia que respaldaban la elección de Vaclav Havel” —vemos los personajes— “como presidente en 1990; para las elecciones nicaragüenses, en 1990 entregó más de 3 millones en ‘asistencia técnica’ —él lo entrecomilla—, una parte de los cuales se utilizaron para apoyar a Violeta Barrios de Chamorro, la candidata presidencial favorecida por Estados Unidos.” Pero si fuera poco, el propio The New York Times, a mediados de los 80, publica una entrevista de Carl Gershman, el directivo de la NED (1), donde él dice descarnadamente que fue creada para hacer públicamente lo que la CIA realizaba de forma encubierta; o sea, a confesión de partes, relevo de pruebas.

Ahora, es también interesante, hablando de terrorismo, a lo que nos referimos ya, decir que él negaba que la Fundación Nacional Cubano-Americana los financiaba. Tenía razón, no es la Fundación Nacional Cubano-Americana la que los financia, los financia el mismo que financia a la Fundación Nacional Cubano-Americana, que es el gobierno de Estados Unidos. O sea, la Fundación Nacional Cubano-Americana y Encuentro son una especie de Jekyll y Mister Hyde. La cara violenta, terrorista y la cara culta, subversiva igualmente, pero para otro público. 

Además —hablando de terrorismo también—, hay que decir que la revista  tiene, además, una asombrosa precocidad para atender los temas que le interesan al gobierno de Estados Unidos, porque una semana antes de que el señor John Bolton hiciera su acusación a Cuba de producir armas biológicas —todavía por probar—, la revista en Internet dijo lo mismo, ¡una semana antes!. Precoz, aguda, adelantada.

Randy: De un millón de dólares anuales estamos hablando.

Iroel: Sí, para hacer una revista que sale cada tres meses, y un sitio en Internet. Todo el mundo sabe que la Internet es útil, sobre todo porque es muy barata y cuesta menos que la revista o la publicación de papel. En la calidad de la revista, evidentemente, no se lo pueden gastar. Aquí, ves, dos doble páginas; me parece que ellos no pueden pagar ni un corrector, ahí están marcadas las erratas.

Randy: Ya era demasiado, otra gente para repartir el millón de dólares.

Iroel: Obviamente, están en una política de austeridad. Pero, no solo eso, parece que no alcanza el dinero, porque también tienen anuncios, tienen anunciantes.

Randy: Además del millón de dólares que reciben para hacer la revista, que debe remunerar bien a los directivos, a los colaboradores de la revista, hay además anuncios.

Iroel: Por ejemplo, en este número tienen un anuncio del Ministerio de Cultura de España. Anuncia, nada más y nada menos, que una temporada de ópera; lo que pasa que hay un detalle, parece que no lo vieron, en la fecha se equivocaron, porque esta revista comenzó a circular... Aquí yo tengo el anuncio de la presentación, en su sitio en Internet ellos anuncian que este número de la revista se presentaba el 22 de mayo del 2002; pero la temporada de ópera que se anuncia aquí comenzó en octubre del 2001 y terminó antes de que saliera la revista.

Randy: El 19 de enero del 2002.

Iroel: Obviamente, alguien les está regalando el dinero, sería bueno que algún periodista español investigara eso.

Randy: Muy curioso, que sea el Ministerio de Cultura de España, que está dirigido por una señora que es la esposa de Guillermo Gortázar, el famoso diputado del PP, que es a la vez el presidente de la Fundación Hispanocubana, pudiéramos decir la cara madrileña de la Fundación Cubano-Americana, y que forma parte también de todo este entramado de agresiones contra nuestro país.

Iroel: Pero hay más de España. Hay una última coincidencia, o una penúltima, que es el principio que Frances señala muy bien, de que nunca debe verse la mano de Estados Unidos: Encounter, en Gran Bretaña; Mundo Nuevo, en París; el Congreso de la libertad cultural, en París; Encuentro, en España. ¿Quién distribuye Encounter? Las embajadas británicas. ¿Quién distribuye Encuentro? El Centro Cultural de la Embajada española en La Habana (2), que es, además, el centro de operaciones del principal activista político de la revista. Es otra coincidencia.

A veces los norteamericanos, por arrogancia, por prepotencia, por soberbia cometen errores y ocurren cosas como lo que pasó en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, donde se presentó la revista, y ahí se apareció el Jefe de Información del Consulado norteamericano en Guadalajara.

Randy: Para participar de la presentación.

Iroel: Por aquello de que el ojo del amo engorda el caballo, fue allí a supervisar cómo se estaban utilizando los millones. Ustedes saben que los diplomáticos, además, no actúan por iniciativa, todo eso es vertical, se consulta a sus superiores y se aprueba, y si estaba allí, es porque es una política también de su embajada, del Departamento de Estado.

Está también una observación muy aguda que hace Luis Britto al comentar el libro en una reseña...


Randy: El libro de Stonor Saunders.

Iroel: El libro de Frances Stonor Saunders, que es el tema del tratamiento a los conversos.

Él dice: “Particular devoción mostraba la CIA hacia los conversos” —los que se pueden decir conversos o renegados— “quienes regresaban de un país socialista o de las filas de la izquierda dándose golpes de pecho experimentaban un manipulado auge de las ediciones, las reseñas en las campañas publicitarias.”

Estoy seguro de que a los amigos que están aquí en el estudio, a los que nos ven por la televisión, les vienen a la cabeza algunos nombres de gente que ha puesto un pie fuera del país y ha empezado a atacar a Cuba, y enseguida han aparecido ediciones, premios, becas, etcétera.  Y les viene, sobre todo, como anillo al dedo a los editores, colaboradores y directivos de esta revista. Otra coincidencia.

Por último, volviendo a citar a Luis Britto, él habla de los nombres, dice:  “Y ya que hablamos de corrupción, el libro de Saunders supera los videos de Montesinos cuando menciona nombres.”

Yo diría, para terminar, que quizás dentro de 30 años, como dice Stonor, porque hay que esperar que se desclasifiquen los documentos —a lo mejor la CIA no dura tanto, ¿no?—.

Cuando se desclasifiquen esos documentos, quizás otra Stonor Saunders que vislumbro en el futuro, dé a conocer los nombres de estos desinteresados “buscadores de la verdad”, que hoy reciben una gran publicidad internacional, pero sobre todo dinero, y que serán recordados como manipuladas creaciones de la CIA.

Intervención en la Mesa Redonda con motivo de la XII Feria Internacional del Libro de La Habana (30 de enero al 9 de febrero de 2003).

Notas

(1) Su compromiso con el proyecto queda muy claro en la nota que junto a otros directivos de esta fachada de la CIA, se publica en el último número de la revista Encuentro.

(2) La directora del Centro Cultural de España en La Habana ha afirmado en las páginas del Nro. 25 de Encuentro: "Estoy segura de que aunque su ausencia [se refiere a Jesús Díaz, fallecido director de la revista] se hará notar en corazones e intelectos, el proyecto saldrá adelante", y asistió a la presentación de dicha edición durante la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2003
 IE-800X600