La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

BUSCADOR 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERÍA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
APRENDE  
PÍO TAI  
EL CUENTO 
LA MIRADA
EN PROSCENIO 
TESTIMONIOS  
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

AL NORTE DE SU CUELLO
 
Conocí a Carilda cuando leí  su obra Al sur de mi garganta, aunque confieso que, en términos geográficos, me llamaban más la atención otras zonas de su cuerpo, como al Norte de su Cuello, o al Oeste de sus Piernas. Y, definitivamente, En la Frontera de sus Ojos que, como dice el bolero, tienen hechizos. Y yo no puedo mirarme, mirarme en ellos.

Enrique Núñez Rodríguez|
La Habana


Una ola de cariño, envolvió a Carilda en Varadero. Celebraba sus ochenta años, y en el hotel Meliá Varadero le fue ofrecido un homenaje. Un homenaje sui generis. Una exposición de fotografías de la poetisa presidía uno de los bellos salones de la institución hotelera. Para los que no la conocieron en sus años mozos era un verdadero regalo a la vista.

Los artistas de la plástica inauguraron en su honor, una original Galería ilustrando más de veinte poemas de Carilda. Las más destacadas firmas de artistas matanceros, utilizaron las columnas del edificio para dejar plasmado un tributo permanente a la excelsa matancera. Y en otro salón del hotel se ofreció el estreno de un bello documental de Lisset Vila, que provocó una emocionada ovación de los concurrentes.

Hubo también una emotiva sesión de testimonios de personalidades de la cultura, amigos y admiradores de la poetisa. Baste señalar algunos nombres: César López, Miguel Barnet, Eduardo Heras León, Pablo Armando Fernández, Francisco López Sacha, Nisia Agüero y otros. Entre esos y otros, naturalmente, me encontraba yo, ya que en todas las actividades culturales, esa es la posición en que me sitúan los animadores al mencionar las personalidades asistentes. Es costumbre, entre ellos, decir: en la presidencia de este acto se encuentran, Abel Prieto, ministro de Cultura. Iroel Sánchez, presidente del Instituto Cubano del Libro. Miguel Barnet, presidente de la Fundación Fernando Ortiz. César López, Premio Nacional de literatura. El Primer Secretario del Partido en la Provincia y otros. Yo siempre estoy entre los y otros.

La otra estrella de la tarde fue Rosita Fornés, como para demostrarle al mundo que en Cuba las mujeres bellas no se producen por casualidad. De haber estado vivo Plutarco pudiera haber escrito un capítulo más de sus Vidas Paralelas.

Conocí a Carilda cuando leí  su obra Al sur de mi garganta, aunque confieso que, en términos geográficos, me llamaban más la atención otras zonas de su cuerpo, como al Norte de su Cuello, o al Oeste de sus Piernas. Y, definitivamente, En la Frontera de sus Ojos que, como dice el bolero, tienen hechizos. Y yo no puedo mirarme, mirarme en ellos.

El homenaje a Carilda, en Varadero, fue una verdadera fiesta de la amistad y el cariño. Una fiesta que resultó inolvidable.
 

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2002
 IE-800X600