La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

BUSCADOR 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERÍA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
APRENDE  
PÍO TAI  
EL CUENTO 
LA MIRADA
EN PROSCENIO 
TESTIMONIOS  
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

LA OTRA CULTURA
 
Agradezco a la UNEAC el haberme iniciado por el verdadero camino de la cultura norteamericana. Prometo seguir cultivándome como un aspirante a ser un ciudadano del país más culto del mundo.


Enrique Núñez Rodríguez|
La Habana


Asistí al Homenaje que la UNEAC dedicó a la auténtica cultura, raíces, tradiciones, y valores humanistas del pueblo estadounidense, cuyo legado es también patrimonio de los cubanos, según el programa.

Realmente quedé sorprendido por la cantidad de poetas que fueron homenajeados en el acto. Un selecto grupo de nuestros rapsodas dijo sus versos. Otra era la cultura norteamericana que yo conocí, mencionaré algunos nombres.

Babe Ruth, Jonronero de los Yanquis, al que llamaban El Bambino, capaz de sacar la bola por el ángulo elegido por él.

Joe Luis, El Bombero de Detroit, Campeón de los pesos pesados, con una potencia demoledora en sus puños.

Marlon Brandon, el niño maldito de la cinematografía, gritando sus complejos sexuales en “Un tranvía llamado deseo”.

Popelly, El Marino, consumiendo una gran dosis de espinacas para derrotar a sus potenciales enemigos.

Gary Cooper, el sargento York, capaz de batirse el sólo con todo un pelotón de soldados enemigos.

El Pato Donald malgenioso y bullanguero.

George Raft, ganster en el celuloide y en la vida real.

Tarzán, Jhonny Weismuller, El Rey de la selva a quien vi masticando chiclets en la piscina del Habana Libre.

Humphrey Bogart, instando a un negro pianista para que le dedicara Casa Blanca, ante la mirada conmovida y adúltera de Ingrid Bergman: “play it again, Sam”.

Tim Mc.Coy asesinando indios por todo el oeste norteamericano.

Bob Hope, con sus chistes judokas, que hacían reír a la fuerza.

Juana, la de Tarzán.

Chita, la otra de Tarzán.

Estos nombres, a los que podría unir varias decenas más, son los que me llegaron durante mi vida por los medios masivos de divulgación de los Estados Unidos.

Agradezco pues, a la UNEAC el haberme iniciado por el verdadero camino de la cultura norteamericana. Prometo seguir cultivándome como un aspirante a ser un ciudadano del país más culto del mundo.

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2002
 IE-800X600