La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

BUSCADOR 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERÍA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

ARGENTINA, BRASIL Y CUBA SE REPARTEN LOS PRINCIPALES PREMIOS

Con la entrega de los galardones en los diferentes apartados concluyó una nueva edición de la mayor fiesta del cine iberoamericano, como todos los artistas bien intencionados reconocen a la cita habanera de diciembre.

Joel del Río |
La Habana


Piensan algunos que la mejor parte de un festival es el segmento dedicado a la entrega de premios, pero en la capital cubana, como en algunos otros eventos de su tipo, los premios no son más que una manera de decir adiós fijando la próxima cita, de confirmar la validez de algunos títulos y de intentar consagrar a otros menos aclamados hasta ahora, mientras, por supuesto, queda servida la polémica respecto a si debió potenciarse mediante los galardones las opciones elegidas o algunas otras. Pero ningún jurado podrá presumir de haber sido enteramente justo, sobre todo cuando es obligatorio hacer exclusiones y trazar jerarquías. Mientras competitivo sea el festival no queda más remedio que correr el riesgo del dictamen más o menos cuestionable.
Tres filmes (La ciénaga, A la izquierda del padre y Nada, de Argentina, Brasil y Cuba, respectivamente) se repartieron los principales reconocimientos de los jurados oficiales y colaterales. La ciénaga, el resonante debut de la cineasta argentina Lucrecia Martel, consagrado a relatar los personajes e incidentes que se trenzan en torno a un pueblo imaginario del noroeste argentino acaparó el primer premio Coral, el reconocimiento que se confiere a la mejor dirección, el mejor sonido y el otorgado a la mejor actriz del festival --que fue a parar a manos de la experimentada Graciela Borges. 
Los brasileños si bien no alcanzaron el máximo reconocimiento -como el año pasado cuando Yo, Tú, Ellos se alzó sorpresiva aunque merecidamente con el primer coral-su mejor título de esta edición fue A la izquierda del padre, de Luiz Fernando Carvalho, laureada con el Premio Especial del Jurado, con el premio al mejor actor para su protagonista Selton Mello (de visita en La Habana y muy conocido en el mundo por el papel de hermano de Ignacio en la telenovela Fuerza del deseo). Además, el filme acaparó los galardones por la mejor fotografía (Walter Carvalho) y a la mejor música (Marco Antonio Guimaraes).

Con cuatro largometrajes de ficción en competencia, todos relacionados de alguna manera con el tema de la emigración y el exilio, los cineastas cubanos sembraron la polémica entre el público y la crítica luego del pase de sus obras. Nada fue una suerte de explosión que velozmente polarizó las opiniones a favor y en contra. A esta película farsesca, filosa, emocionante, inopinada, efectista, cálida, absolutamente franca, fraterna, atronadora, asombrosa, excesiva, contagiosa y cubanísima se la ama o se la odia profundamente. Fue elegida la mejor ópera prima del festival, compartido con la uruguaya 25 Watts. Además, acaparó los premios que entregan la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), la Federación de la Prensa Cinematográfica Cubana (FIPRESCI) y su protagonista Thais Valdés (la de Alicia en el pueblo de maravillas y Un paraíso bajo las estrellas) fue elegida la mejor actriz cubana del evento por la Unión de Artistas y Escritores de Cuba. Esta organización declaró desierto el premio al mejor actor protagonista cubano en el festival, en tanto como secundarios fueron elegidos Manuel Porto por Miradas y Verónica López por Las noches de Constantinopla.
Volviendo a los premios entregados por el jurado oficial a la representación cubana, Miel para Oshún, de Humberto Solás, fue reconocida con una mención especial del jurado; mientras el mediometraje de ficción Video de familia, del joven Humberto Padrón (filmado en forma y temática a la manera de uno de esos videos que envían los cubanos a sus familiares en Miami) fue elegido como el mejor en su categoría, así como recibió también el reconocimiento de la Federación Nacional de Cineclubes. El primer premio de documentales fue para Noventa millas, de Juan Carlos Zaldívar, que se impuso por encima de excelentes materiales sobre todo argentinos (Yo, Sor Alice, Bonanza, etc).
Se sabía que las películas de Chile y México también imantarían algunos premios, y en este punto aparecen las mayores polémicas, pues algunos prefieren uno u otro título procedentes de esos países por encima de la decisión suprema del jurado. Perfume de violetas, de la mexicana Maryse Sistach resultó la agraciada con el segundo premio coral (además de los trofeos a la mejor actriz revelación -Ximena Ayala--, al mejor montaje y el premio Caminos, que otorga el prestigioso centro Martín Luther King). Una de las películas en competencia preferidas por la prensa y por el público fue la mexicana Y tu mamá también, al final laureada solamente por el jurado internacional de la FIPRESCI, mientras otro de los títulos más aclamados multitudinariamente, la argentina El hijo de la novia, fue reconocida a nivel popular y porque el jurado de la Oficina Católica le confirió el llamado premio OCIC.
Finalmente, los chilenos, según algunos no suficientemente reconocidos en estos festivales hasta ahora, lograron el tercer premio coral para Taxi para tres, de Orlando Lübbert, un director laureado también como el mejor guionista del certamen.
En la recta final del festival, mientras los jurados elegían a los premiables y premiados, el público habanero disfrutó de extraordinarias obras en las secciones paralelas. Coincidieron en las carteleras cuatro imponentes murales antibelicistas. Imposible no mencionar la inconmensurable Apocalypse Now Redux, de Francis Ford Coppola, el impresionante Saving Private Ryan, de Steven Spielberg, junto con la iraní Kandahar y la coproducción casi paneuropea No Man's Land, relativa a la mediática manipulación de la guerra en Yugoslavia. Además, no faltaron películas mundialmente célebres de los más diversos géneros como Memento, Los otros, Juana La Loca e Italiano para principiantes, que iniciaran exitoso periplo internacional este mismo año, pero tienen garantizada, desde ya, su celebridad en Cuba luego de convertirse en algunos de los filmes más perseguidos durante la edición número 23 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. 

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR


Del 7 al 17 de Febrero
del 2002


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600